Todos alguna vez estaremos Oliendo Pelusas.

¡Bienvenido seas alma perdida!

Anteriormente, hablando del año 2009, este espacio estaba dedicado a la publicación de sandeces, aka fan fiction de la banda alemana de poprockpunknoseque Tokio Hotel.

Sin embargo, después del tiempo que ha sucedido, la temática ha cambiado y, aunque en los archivos están aún esas sandeces, probablemente los escritos que aparecerán próximamente sean más de otros temas, que de la misma banda.

Éste sigue siendo su espacio, éstas siguen siendo sus letras, y esta siempre será la agonía de las palabras.


jueves, 1 de octubre de 2009

Capitulo XXI – Contrario al cielo 2

-Al fin llegan- Zayra fue por nosotras en seguida y miraba alocada su reloj

-Lo sentimos encanto, Haru quiso hacer una parada técnica- para nosotras, esa palabra nos refería a otra cosa, Diana se reía mientras yo trataba de explicarle a Zay que era broma

-Bueno, me la debes Haruka- me tomo de un brazo y fuimos a la mesa que teníamos reservada desde meses antes

-El lugar es extraordinario y ustedes se ven exquisitas- aunque las tres traíamos vestidos extremadamente cortos, el escote en la espalda que llevaba Diana era espectacular, y el blanco de ese vestido la hacía lucir como un ángel; Zayra lucia uno en color azul rey, su escote hasta el ombligo en tipo halter detrás del cuello, la espalda era un poco más arriba que el de Diana, la imaginación de muchos empezaba a volar, sus miradas estaban centradas en nosotras, el mío era negro, ajustado a mi cuerpo, un bello collar salía desde el centro del vestido hasta el otro lado de mi cuello, un strapless que enmarcaba mis curvas.

-¿Qué van a tomar estas damas encantadoras?- se acerco el que parece el jefe de meseros, un hombre galante que no hiso discreta su coquetería

-Absolut 100, por favor, tráiganos la botella- le dijo delicadamente Zay, el mesero asintió y corrió hacia la barra

-Moriremos esta noche- les dije riendo

-Juntas comadre! Ya no hay nada que nos moleste, ni tu ex, y por lo menos por esta noche tu amiguita la paliducha

-Se enojo, sabía que vendría con ustedes, me reclamo como si fuera mi novia, me pidió de favor que por lo menos por esta vez no termináramos en la misma cama- me mordí un labio y les eche una mirada coqueta

-Bueno- dijo Diana casi en secreto- no tiene por que enterarse de todo lo que haremos esta noche

-Obvio- reía Zay. Llego nuestro querido “pomo” y empezamos a servir a diestra y siniestra

-Haru, ya estamos listas- Diana tocaba la puerta y me hacia despertar de ese recuerdo que venía cada vez más cercano, entro, llevaba un pantalón de pana en color blanco y una bella blusa color azul celeste, con unas botas del mismo color

-¿Tacón de 10?- le decía haciendo gesto de inconformidad- no me gusta llegarte al hombro

-Ponte las botas rojas, quedan bien con lo que traes puesto- llevaba un pantalón al cuerpo en color negro ,el corte haría que las botas quedaran por fuera de una manera extraordinaria, su tacón de 12 hacia que quedara casi a la altura de Diana, aunque aún no se si podre caminar bien con eso xD, un blusón en cuadros negros y rojos- y ponte la boina- la coloco en mi cabeza haciendo el atuendo perfecto, deje la brocha que traía en la mano durante mi letargo frente al espejo y me puse las botas, tome mi bolso y salimos de mi habitación

-Supongo que la espera ha valido la pena- decía Zay sentada en la sala jugando con las niñas, al parecer el clima del día no nos beneficiaba, cambio repentinamente de caluroso a frio, llevaba un pantalón negro un poco acampanado y zapatillas del mismo color, un tacón tal vez de 10 cm, su blusa roja de tirantes….amo los tirantes de Zay, siempre se caen, mis niñas lucen exquisitas.

-Ya han venido por nosotras- dijo de nuevo Zay cargando a Melissa, Allison hizo un puchero, así que la cargue, sonreía alegre mientras jugueteaba con la estrella

-¿Que hace tu estrella en su cuellito?- pregunto Diana saliendo de la habitación

-Solo se la regale, no se por que

-Has crecido comadre, mira que darle eso que significa tanto para ti y tus múltiples aventuras- dijo Zay sonriendo

-No tienen idea- sonreí maléficamente Allison imito el gesto y provoco nuestras risas

-Vaya vaya, mira lo que nos ha traído santa en forma adelantada- dijo Geo en medio del pasillo, admirando el quinteto de mujerones que tenia frente a el xD, vestía con un pantalón en negro y una camisa de botones en color rojo…¿Alguna coincidencia con Zay?, la mire de reojo y me sonrío tal vez adivinando ese loco pensamiento.

-Pues estas princesas se quedaran con nosotros- Gisela salió de su habitación, Allison brinco en mis brazos y se la entregue a su madre quien no paro de darle besos, Melissa le extendió los brazos a Geo, nuestras miradas se hicieron notorias, y casi estallamos en risas, hasta que Diana y yo vimos salir a los gemelos de su habitación…

-Se les caerá la baba- susurro Zay en español, la verdad es que se nos hacia agua la boca, Bill de blanco, botas vaqueras en color negro, una chamarra de cierres abundantes, cabello alborotado y maquillaje perfecto, Tom, por su lado, pantalón negro, tenis anchos amarillos al igual que su playera, bandas negras en los brazos y una gorra…más bien parece una boina en color negro…

En realidad no sé por qué se ven tan bien esta noche. Dejamos a las niñas con Gis y Gus, al parecer entre ellos se había formado una mancuerna ideal para la hora de jugar.

Salimos del hotel y una gran camioneta nos esperaba, Rick nos sonrío y salimos rumbo a…bueno….aun no tenemos un lugar precisado.

Las calles de París son enigmáticas y hay muchas cosas que ver, desde lo más antiguo hasta lo mas moderno, cada una de las cosas te inspiran un sueño, Diana y Bill platicaban animadamente, se llevan bien, el coqueteo no se ha disimulado desde que abordamos el auto, por otro lado Zay y Geo ya van más avanzados…

-Quiero ir ahí- Bill señalo un lugar que al principio no reconocí; Rick estaciono el auto y nos dispusimos a caminar, Geo y Zay se adelantaron, para ver no se que cosas, no se si volveremos a verlos esta noche

-¿Dior?- dijo Tom haciendo gesto de guacala, paso seguido Diana entro y Bill la siguió

-¿Quieres entrar?- pregunte después de un rato de ver el horizonte sin decirnos nada, la verdad es que prefería quedarme ahí que entrar, no me apetece mucho ver nada…

-Honestamente….no- dijo tomando su boina e intercambiándola por la mía- ¿Tú quieres?

-Honestamente…- tome mi boina y la puse de vuelta en mi cabeza- no

-Hay un café ahí enfrente, vamos y ahí los esperamos

-Me encanta la idea- le sonreí y él me devolvió el gesto, me tendió un brazo y dudé…si alguien nos veía nuevamente…ellos están de gira…

-No importa- dijo tomándome de la mano y comenzando a caminar- no me importa si alguien nos ve, será otro rumor que aclararemos y ya está, además, en poco tiempo ya no nos veremos, la gente solo recordara el hecho como “la chica con la que estuvo el galante guitarrista de Tokio Hotel en París”

Me sentí muy estúpida, resulta que ahora soy solo el rumor de París, me solté de su mano y camine adelantándome, el mesero de inmediato nos acomodo en una mesita que daba a la calle, me senté primero mientras Tom le daba unas instrucciones a las personas del lugar.

- Flan napolitano- le dije al mesero con muy pocas ganas

-Café- dijo Tom mirándome curioso -Lo siento, fui muy estúpido- dijo en cuanto el mesero se marcho

-Ya me acostumbre- le dije viendo los coches pasar

-¿Quisieras estar en otro lado o con otra persona?- lo mire, tenía sus codos apoyados en la mesa, sus dedos entrelazados a la altura de su boca, y su expresión tal vez era un poco ¿temerosa?

-No- le dije secamente y volví a mirar a los autos

-¿Entonces por qué no me dices algo?

-¿Cómo qué?- mi hostilidad a flor de piel, la verdad estoy siendo bipolar, me encanta estar con él, pero hay algo que no me deja en paz y aún no sé que es…

-No lo sé. Lo que sea, antes me contabas cualquier cosa, ¿Por qué no podemos ser así ahora?

-Por qué las cosas no son igual que antes

-Si lo son- me dijo tomando mi barbilla- dime, si algo te incomoda de mi…

Quite su mano y me hice hacia atrás, el postre llego, ambos nos dispusimos al nuestro, y el silencio se hizo presente de nuevo

-No te mentí- hizo a un lado su taza de café, y tomo una de mis manos- aquel día…lo que te dije de nosotros, no era mentira, en verdad…aun quiero ser tu reflejo

-Aun no puedo superar lo de Rivera- le dije haciendo que él se sobresaltara, quitando su mano de sobre la mía- aún no entiendo cómo es que ella…

-Ella jamás mereció tu amistad, créeme- cruzo sus brazos y se recargo en la silla

-¿Por qué he de creerte? A final de cuentas, tú también me has mentido

-No lo hice con el afán de hacerte daño, ella sí lo hizo…jamás tuve ganas de matar a alguien, como ese día…- lo mire tal vez asustada, pero quería saber, así…. con mi expresión, él continúo- el último día que la vi, ella me dijo que se te hace fácil creer en la gente, por eso la mayoría de veces te decepcionabas, que te tenía rencor por abandonarla e irte a vivir tu fantasía de amor con Marco…y que ellos tenían una relación desde mucho antes… tome su cuello entre mis manos…

-¿Por qué hiciste eso?- su expresión cambiaba constantemente cuando hablaba de ella, ahora sus ojos expresaban mucha furia, sus manos estaban fuera de control, hacían el ademán de ahorcar a alguien, creo que el se estaba lastimando

-Por qué me sentí tan vil como ella, sentí que te estaba traicionando, por qué yo te…

-¡Amo París!- Diana se sentó a mi lado, siempre me da gusto verla, pero por esta vez, su llegada fue un poco inoportuna, ordenaron también, y nos quedamos conversando lo hermoso que es DIOR! XD!

-Creo que hemos interrumpido Dianizz- le decía Bill poniendo una mano en su hombro, ella puso la suya un momento por sobre la de Bill, se miraron cariñosamente y se dedicaron una sonrisa; Bill se sentó junto a Tom y frente a nosotras

-No han interrumpido nada- les dije riendo de una forma tal vez sarcástica, Bill me devolvió el gesto, Tom se quedo quieto…pero Diana me conoce, para ella no pasa desapercibido ninguno de mis movimientos

-Si interrumpimos- dijo tomándome de la barbilla y volteando mi cara a la suya- conozco el movimiento de esa dulce boquita cuando mientes- me puse roja como un jitomate, no tanto por que me descubriera, si no por la cercanía de nuestros labios…honestamente es algo a lo que no me puedo resistir

-cof cof cof- carraspeo Bill tirando un tenedor- creo que debo ir por otro, este esta sucio- dijo levantándose y dejándonos con una expresión de completa confusión, agarro a Tom por un brazo y el se levanto como un títere….

-¿Qué paso aquí?- dijo Diana sorprendida de la reacción de los chicos

-No lo sé, creo que Tom estaba a punto de decirme algo cuando llegaron…..y la ultima vez que me vieron tan cerca de una chica…no fue muy grato…

-Hey! ¿Acaso me estas engañando?- dijo divertida

-No!! Como crees eso- me reí- ya vez que a Rivera le encanta abusar de mi XD

-Cariño! ¿Te cacharon?

-Tom la encontró manoseándome y salió muy enojado de la habitación-le dije ahora estando seria

-Por eso se cierran las puertas Matilda- dio un golpe en la mesa que me sobresalto

-Esa violencia!!- Zay llego a sorprendernos acompañada por Geo, ahora ya estamos todos juntos, los gemelos volvieron después de un rato, parecía que habían hablado de algo, ambos lucían mas tranquilos…

La noche ha caído en París…tengo un extraño presentimiento…

2 comentarios:

•♥•|D|i|a|n|i|z|z|•♥• dijo...

Pués... la verdad es que Dior si es muy beio... hahaha xD
Pero en mi marido todoo se ve mejor!
La noche calló en París... espero que eso extraño sea puro romanticismo! pero de ese que se ha ido haciendo moderno no del dramático antigüo! si no! hahaha

te amow <3

▬◄♪●♫►ζΛΨβΞΤ◄♫●♪►▬ dijo...

Ay mi hermosa niña se fue contra Geo...

Vamooooos pon el otro que quiero saber cual es tu presentimiento. Cuando alguien dice eso nunca es bueno (meyo)

love baby