Todos alguna vez estaremos Oliendo Pelusas.

¡Bienvenido seas alma perdida!

Anteriormente, hablando del año 2009, este espacio estaba dedicado a la publicación de sandeces, aka fan fiction de la banda alemana de poprockpunknoseque Tokio Hotel.

Sin embargo, después del tiempo que ha sucedido, la temática ha cambiado y, aunque en los archivos están aún esas sandeces, probablemente los escritos que aparecerán próximamente sean más de otros temas, que de la misma banda.

Éste sigue siendo su espacio, éstas siguen siendo sus letras, y esta siempre será la agonía de las palabras.


martes, 27 de octubre de 2009

Capitulo XXVII- Mi verdadera identidad

¿En dónde estoy? ¿Estaré muerta? No… no puedo morir sin volver a verla….

-Señorita, creo que en unos dos días podrá marcharse a casa- el joven de blanco frente a mi me miraba en un coqueteo sutil, una expresión amable, bella sonrisa…

-¿En dónde me encuentro con exactitud?- le dije aun confundida tocándome el golpe en la cabeza

-Un Hospital- contesto él, hice una mueca de aun no comprender el país en donde me encontraba, el me hablaba en ingles, un acento encantador, por cierto- Nos encontramos en París, usted cayo del segundo piso, sufrió una baja de presión que le provoco un desmayo y rodo por las escaleras, tiene solo dos días aquí, es normal que se sienta desorientada, el golpe no es grave

-¿Donde está Matilda?- estoy segura de que ella fue la última persona a la que vi, estaba rodeada de las otras dos impertinentes, y del cuarteto de imbéciles alemanes, Martin no me alcanzo…estoy segura de que no… ¿Por qué caí?

-¿Quién es Matilda?- dijo el joven confundido- ¿Acaso es su hermana?- me puso los nervios de punta

-No, no es mi hermana, es solo una persona a la que debo encontrar, ella está en compañía de los Tokio Hotel, ¿Me ayudarías a buscarlos?- le dije en un coqueteo exagerado

-Lo lamento mucho, pero no se dé que me está hablando- parecía apenado, decidí dejar el asunto por la paz, con este chico y por ahora…

Me dejo sola después de arreglar unas cosas a los aparatos que me rodeaban, y administrarme otro calmante… debo saber si sabe quien soy en verdad…

Katherina, Katherina ¿En donde estas?- la voz de mi hermana tras de mi tratando de alcanzarme me hacía reír como una loca

-Te he encontrado- me decía riendo- mama nos ha preparado nuestro postre favorito- me extendía su mano, la tomaba y alegremente ambas nos íbamos saltando hacia casa

-Lucija!- me levante súbitamente de la cama, tenía un poco de fiebre, una enfermera trato de calmarme, le llamo al doctor

-¿Te sientes mejor, Katherina?- se sentó al lado mío en la cama, este Doctor…lo conozco desde el nacimiento de mi hermano…

-Sí, tuve una pesadilla…Lucija estaba en ella…

-No te preocupes, todo estará bien, ese sueño no volverá a perseguirte jamás- beso mi frente y se dirigió afuera

-Luka- le llame discretamente, el se acerco a mí, comprendiendo que le diría un secreto- por favor, ya no soy Katherina…no volveré a serlo….ahora soy…

-Catalina, lo sé- paso su mano acariciando mi cabello, como hacia cuando era pequeña- no te preocupes, tu antigua persona, será un secreto que me llevare a la tumba

Se levanto y nuevamente me dejo sola.

Lucija, mi hermana gemela, un día que regresábamos a casa, se nos ocurrió pasar junto al rio, cayó y se ahogo, no pude hacer nada para salvarla…solo tenía 8 años…

Mi madre jamás me perdono, decía que había sido culpa mía, me envió a un internado en Inglaterra, y ella se quedo en Croacia junto a mi padre y mi hermano menor, Tomislav.

Jamás volví a verlos con vida, unos viejos enemigos de mi padre decidieron quemar nuestra casa, un día antes de que yo llegara para festejar la navidad.

Luka fue la única persona que me apoyo en ese entonces, la única que me consoló por la muerte de mi familia, me adopto como suya, y para mantenerme segura y lejos de esos hombres, me envió a México cuando solo tenía 12 años, un año después de la muerte de mi familia.

Fui bien recibida por la familia de Luka, viví con ellos en el DF hasta mis 19 años, salí de casa con nuevo nombre y apellido…las razones de mi salida solo la sabemos aquel hombre que intento violarme y yo…

Luka no tenia por que saberlo…se pondría triste de saber que su hermano trato de abusar de mi…

Jamás deje la universidad, solo me traslade a otro estado, primero a Jalisco, y para terminar mi maestría, llegue a Querétaro…donde conocí a Matilda.

Aquella mujer que tenía la misma mirada de Lucija…

Por eso no quiero que se aleje de mi…y lo he arruinado todo…como con Lucija…juro que no fue mi culpa, jamás pensé que se ahogaría, la avente sin intención de que ella muriera…tampoco fue mi intención el dar la dirección exacta de mi hogar en Croacia a ese hombre…no sabía que el mataría a mi familia…

No era mi intención meterme con Tom…solo quiero que ella siempre este para mi…

-Voy a encontrarte! Catalina, sabes que odio que te escondas- los pasos temerosos de Matilda recorrían la casa que aun estaba a oscuras debido a una pequeña travesura, hoy cumplimos un mes viviendo juntas, le tengo una sorpresa especial

-Auch! esta mesa no estaba aquí, Catalina, juro que voy a torturarte hasta que me aburra- ella reía, pero aun caminaba a tientas de que yo apareciera por cualquier lado para darle un buen susto

-Mati!- le pique las costillas, ella dio un brinco y después se cayó al suelo pegándose en la nariz con la esquina de la pared, a pesar de que la quiero mucho…eso no le quita lo torpe…la ayude a levantarse, se sentó en el sillón y fui a poner nuevamente la luz, traer un poco de alcohol y banditas-lo lamento tanto Mati, no creí que te cayeras de esa forma

-do te peocuped, doy todpe, do fue du cudpa- aparte de que le sangra la nariz, la lengua y el labio también lo hacen

-Mati, creo que debemos ir a un hospital, está sangrando mucho

-Bah- dijo con su voz un poco mas audible- agua cod dzal- me hizo una mueca y en seguida fui a la cocina, Haruka es la reina de los remedios caseros, y como siempre funcionan, no me puedo quejar, así que le di un vaso de agua con sal, lo tomo, fue a escupir y regreso con casi nada de sangre en su boca, su nariz también había dejado de sangrar, un pequeño raspón, creo que no será necesario ir al medico

-Ahora si… ¿Pod qué demonios tadto suspendso?- cruzo los brazos y me miro

-Te tengo un regalo- le extendí la pequeña caja con un enorme moño en color purpura, me miro con sorpresa

-¿Pod qué ud regalo?- tomo la caja entre sus manos, y espero que le respondiera

-Es porque hace un mes que nos cambiamos a vivir juntas- le dije riendo nerviosamente, creo que me tome muy en serio la celebración…

-Gadias Cat, do me lo esperaba- abrió la caja y saco los aretes con forma de clave de sol, especialmente diseñados para su segundo orificio- ¡son tan bellos! – dijo ahora mirándome, me dio un abrazo, se sentó en la mesa y se los puso

-Son excelentes, no me los quitare nunca- me dio otro abrazo, su teléfono comenzó a sonar, parecía divertida, exageradamente feliz…un “salgo de inmediato para allá” me puso un poco histérica

-¿A dónde iras?- trate de no parecer enfadada, tenía una cena para las dos…

-Te había dicho que pasaría el fin de semana con Zay y Dian… ¿Lo olvidaste?- se detuvo en seco antes de subir las escaleras, no le dije nada y ella siguió su camino…

¿Porque demonios siempre me cambia por ellas?… no importa que pase, ni que día sea….si ellas la llaman, se va…en donde este, con quien, qué hora sea… sale sobrando cuando las ridículas “Reinas Magas” se aparecen en su camino…

-¿No podrías quedarte este fin de semana aquí?- le dije en cuanto bajo las escaleras con su maleta en brazos- Solo será este fin…

-Lo siento mucho Cat, no puedo…ya había quedado con Zayra que me quedaría en su casa este fin de semana…salió otro plan, por eso me voy ahora mismo… pero, que pasaría el fin de semana con ellas ya lo sabías- me hablaba como si fuera yo una niña pequeña….odio cuando me habla así…

-¿Por qué ellas son más importantes que yo?- cruce mis brazos y di la vuelta

-No es que sean más importantes Catalina, ya habíamos quedado en algo, no te quieras hacer la víctima, sabes que eso no funciona conmigo, nos veremos el lunes

Camino hacia la puerta, tomo las llaves de su auto, se escucho como salía y cerraba tras ella… vi como se marchaba con dirección a sus queridas amigas, y me dio tanta rabia….

Tome el teléfono entre mis manos…

-Si ella va a divertirse, yo también puedo hacer lo mismo- dije en voz alta marcado el numero de la única persona que podría hacerme sentir bien en ese momento…

-¿Diga?- su voz exquisitamente varonil me ponía un poco de buenas

-¿Podrías pasar conmigo la noche, Marco?

-Nuevamente te dejo por irse con las basuritas ¿verdad?- reía por lo bajo, parecía que venía manejando

-Solo ven, ¿Quieres?- le dije un poco fastidiada

-Voy para allá- colgó el teléfono, y me dispuse a esperarlo…- creo que hoy será en tu cama Haru…

-Cat, ¿Ya te sientes mejor?- Luka estaba parado frente a mí con el estetoscopio en la mano

-Sí, ya me siento bien, ¿Cuándo podre irme a casa?- me incorpore un poco sobre la cama

-No recomiendo que viajes en este momento, la altura podría causarte algunos problemas

-No pienso ir muy lejos, debo regresar a Alemania a terminar con dos asuntos que me sacan de mis casillas

-Katherina Radovechich, deberías descansar y dejar los rencores de lado, por lo menos hasta que te recuperes

-Luka Dubocovich, este asunto no puede esperar- no pude evitar sonreír, cuando éramos niños, antes de que Luka nos contara un cuento, nos llamaba por nuestros nombres completos…”Katherina Radovechich, Lucija Radovechich y Tomislav Radovechich, venid aquí, es la hora del cuento…”- ¿Cómo es que no te mordías la lengua al decir nuestros nombres?- le pregunte riendo, estirando la mano al único hombre que me dio cariño cuando todos los demás me dieron la espalda

-Vamos, no eran tan difíciles- dijo sonriéndome, el sol que entraba por la ventana se dejaba caer en su blanca cabellera…está por cumplir 66 años, aun es un hombre joven y encantador- ya no hay razones para que te escondas Katherina, el hombre que quería matarte murió hace unos meses, al menos eso supe, desde que me fui de Croacia solo rumores me han llegado de esa familia que perseguía a la tuya

-Tal vez tengas razón, sería más sencillo si vuelvo a mi antiguo nombre…todo seria más fácil para mí…A final de cuentas, Catalina Rivera es solo un personaje que desaparecerá con el tiempo, no creo que nadie se preocupe en encontrarme bajo ese nombre- Luka tiene razón, si vuelvo a ser Katherina, Matilda no volverá a saber de mi…no sabrá quien soy…

-Puedo ayudarte en lo que necesites, sería solo cuestión de quemar tu identidad comprada, arreglare las cosas para que esa cuantiosa herencia vuelva a ser tuya, y hagas lo que quieras con ella, me comunicare con Philip para que haga lo necesario por borrar a Catalina Rivera de la existencia… ¿Te parece correcto?

-Me encanta la idea- dije sonriente, recordé todo aquel movimiento de papeles que tuvo que hacerse para cambiar mi vida, y lo que mas le preocupaba a Luka, mi destino. Si cambio todo, si regreso a ser Katherina, todos mis logros serán inútiles, nada valdrá para mi, ya no tendré cabida en ningún lado, por que quien hizo todo aquello, fue Catalina... Pero no importa...solo quiero a Matilda

-Muy bien, regresare más tarde, voy a hacer unas cuantas llamadas…solo una cosa Katherina…- dijo ya en la puerta de la habitación, sonriendo y mirándome complacido, levante una ceja en señal de duda, y el siguió- jamás cambies tu característico perfume, no me imagino otro aroma que no sea la Vainilla en tu fina persona

Sonreímos y el salió de la habitación… Entonces Catalina dejara de existir y Matilda jamás sabrá que paso con su amiguita…aunque… no creo que me extrañe mucho, ahora está junto a sus amigas… supongo que volveré a verla cuando regrese a México, le explicare las razones por las que cambie mis datos, ella entenderá….sé que lo hará… podrá seguir amándome como Katherina Radovechich… podre pedirle perdón, para que se quede conmigo hasta que terminen nuestras vidas.

2 comentarios:

▬◄♪●♫►ζΛΨβΞΤ◄♫●♪►▬ dijo...

ahh que tal con la maniatica esa... que nada mas insulta!!!!

No la quierooooooo

♥ Koni Love ♥ dijo...

aaaaaaaaaaaah! ahora entiendo la obseción.

espéro el siguiente capi! Oh sí ^^

te amo galleta glaseada <3