Todos alguna vez estaremos Oliendo Pelusas.

¡Bienvenido seas alma perdida!

Anteriormente, hablando del año 2009, este espacio estaba dedicado a la publicación de sandeces, aka fan fiction de la banda alemana de poprockpunknoseque Tokio Hotel.

Sin embargo, después del tiempo que ha sucedido, la temática ha cambiado y, aunque en los archivos están aún esas sandeces, probablemente los escritos que aparecerán próximamente sean más de otros temas, que de la misma banda.

Éste sigue siendo su espacio, éstas siguen siendo sus letras, y esta siempre será la agonía de las palabras.


sábado, 24 de octubre de 2009

Capitulo XXVI- Esmalte negro

Antes de que los chicos se dieran cuenta de nuestras caras humedecidas por las lagrimas, corrimos hacia el backstage a tomar algo más fuerte, Vodka!

Gisela, con su taza de té, brindo junto con nosotras por ese bello momento, por nuestra reunión y por los chicos, porque este concierto sea el inicio de muchos más exitosos momentos.

-Salud por nuestros hombres- dijo Gis levantando la taza, nosotras la seguimos con esa sonrisa típica que nos da después de haber llorado un poco

-Fue un éxito!- entro Gustav tocando las paredes con sus manos, para después llegar con Gisela, cargarla, darle un par de vueltas y besos, Geo entro con esa gran sonrisa a abrazar a Zayra, quien lo recibió con los brazos abiertos al igual que Diana a Bill…

Tom entro casi gritando y dándole palmadas a todos, sonreía felizmente, como acostumbra hacerlo después de un concierto, me miro…. Lo mire nerviosa, sin saber que decirle ni que hacer… soltó una carcajada y corrió hacia mí para entrelazarme en sus brazos, mi corazón latía aceleradamente mientras su risa armoniosa resonaba en mis oídos, mis brazos ahora también estaban enredados en su espalda, y comencé a reír.

-Bien chicos, creo que debemos festejar esto- comenzó David un rato después, con una botella de Champagne en las manos, Dunja se encargo de rellenar nuestras copas

-Este nuevo disco, será un éxito arrasador- David levanto su copa mientras los demás hacíamos lo mismo, el ambiente es bastante tranquilo y extremadamente oloroso xD!

-Cenemos en cuanto lleguemos al hotel- decía Geo camino a los autos, nos separamos levemente en el camino, mientras los chicos daban uno que otro autógrafo a las chicas afortunadas que lograron traspasar la seguridad sin ser vistas.

Cerca de dos horas después, ya nos encontrábamos todos lisos para bajar a cenar

-Son las 2 de la mañana, los administradores nos van a mandar a volar- les decía entre risas, mientras caminábamos al elevador

-No te preocupes, encanto, de eso yo me encargo- Diana me guiño un ojo haciendo la típica mueca encantadora a la que nadie se había resistido

-Mejor yo me encargo, amor- Bill la tomo de la mano y su tono me pareció un poco celoso, Tom volteo a mirarme con una sonrisa en el rostro que me contagio, ahora los dos nos reíamos sin razón aparente, como el par de bobos que somos

La cena no se hizo esperar, éramos los únicos en el restaurant, [obviamente, Cinema Bizarre esta en otro Hotel xD] al parecer la administración no pudo negarse al trato que David les propuso, el cual aun es desconocido para nosotros.

Reíamos amenamente entre un montón de platillos…

-¿Qué harán mañana?- Gustav termino su bebida, y se dirigió a nosotras- Bueno, mas tarde diría yo – dijo notando la hora

-Aun no lo sabemos, hay muchas cosas que no hemos visitado - le dije llevándome el tenedor a la boca, sea lo que sea esto que estoy comiendo, sabe bastante bien XD

-Deberían ir al famoso museo de Louvre, ya que mañana no podremos acompañarlas- Geo nos sermoneaba con un tenedor en la mano

-¿Por qué?- Zayra respondió escandalizada

-Tendremos un M&G- contesto Bill, al parecer feliz de tener nuevamente contacto con las fans…cosa que honestamente no me agrado mucho…

-Ya es hora de que vuelvan a gozar del guapo guitarrista de Tokio Hotel- Tom se congratulaba, apuntando a todos con el tenedor

No decia nada, estaba muy concentrada en todo lo que tenía enfrente, si le ponía atención, si me estaba poniendo histéricamente celosa, pero cuando el volteo a mirarme, me fui del mundo para que no notara mis ataques psicóticos…

-¿Ustedes que harán mientras tanto?- pregunto Geo divertido de mi intento de ignorar a Tom

-Pasearemos por ahí-le respondí sin preámbulos con una enorme sonrisa

-Nosotros debemos dormir un poco- Bill tal vez predijo una discusión larga entre Tom y yo, que ya empezábamos a vernos con miradas acusadoras, soltó ese comentario, y todos comenzamos a levantarnos, caminamos entre risas al elevador, en el pasillo se quedaron Gis y Gus, quienes nos llenaron de besos, Geo y Zay, no sé qué asunto arreglando, ella me hizo una seña, en seguida llegaría a dormir; Bill también se despidió de nosotras, un beso en mis mejillas, y otros más en los labios de Dian, quien entro a nuestra habitación, dejándonos a Tom y a mí, fuera de ella.

-Bien, creo que debes dormir guitarrista, mañana debes atender a tus fa…-no me dejo terminar la frase, sin esperarlo, me tomo de la cintura y me beso ruda y apasionadamente, aferre mis brazos a su cuello, me recargo contra la pared que estaba detrás nuestro, su beso se deslizo desde mi boca hasta mi cuello. Sabía que tenía algo que decirle, pero no tenía idea de cómo empezar…

-Tom…- le dije en un susurro, mientras mis manos aun estaban pegadas a su cuerpo

-¿Qué pasa?- me dijo mirándome con esos ojos que hacían me temblaran las rodillas, me quedé con el dialogo suspendido- Ya sé que es!- me tomo con ambos brazos la cintura, me dio un pequeño beso, me soltó y comenzó a dar vueltas alrededor mío- No debes preocuparte, me portare bien con las fans, no pasara nada que ellas no quieran que pase- me giño el ojo y me sonrío descaradamente

-Yo iba a preguntarte que fue lo que paso en el concierto- con las ideas frías, era más fácil hablarle, se sorprendió, se ruborizo y dejo de mirarme- Gracias, Tom- le dije después de un rato de ese silencio tan molesto

-Yo- empezó a hablar, me miro- solo quiero decirte que

-Ya es hora de ir a dormir- interrumpió Zayra a un lado nuestro, sus brazos cruzados y la boca torcida

-Zay, permíteme un momento, por favor- le dijo Tom moviendo sus manos de una forma curiosa, ella lo miro y después me miro a mi, me sonrío y camino hacia la puerta de nuestra habitación

-No te tardes- dijo cerrando la puerta gritándole algo a Dian, me quede estupefacta

-¿Qué le pasa?- dije haciendo una trompetilla- Si parece que estos días nos interrumpe a propósito

-Supongo que entendió que necesito decirte algo- dijo volviendo al tema, su tono era entre nervioso y seductor- Sentí la necesidad de que escucharas esa canción, puede que no se adecue lo suficiente, pero dice mucho, la verdad sentí miedo.

Me tomo una mano, me miraba diferente, como si estuviera aliviado, yo solo pude sonreír, agradecida por la canción y por la ahora explicación, pero no sabía que esperar al respecto, me aterraba pensar que me estaba enamorando…que desde mucho antes ya estaba enamorada

-Me dio miedo que algo malo te pasara, llego un momento en el que creí que no te volvería a ver, después me puse a pensar en muchas cosas, a Bill se le ocurrió dedicar una canción, tu sabes que yo no soy de ese tipo de personas… no soy tan emotivo como los demás… pero…bueno, tu ya lo has entendido- me acerco a su pecho y me abrazo, con ¿ternura?

-Gracias, yo simplemente- me puso su dedo en mis labios, no quería saber nada más

-Te veré después Haru- beso mi mano y me dio el paso hacia mi habitación

-Suerte mañana, gemelo súper Star- le dije con una sonrisa, abrí la puerta, camine con paso firme, esperando que me detuviera, pero no lo hizo, di la vuelta, y el ya no estaba ahí

-¿Qué demonios?- dije saliendo al pasillo, para encontrarme de nuevo con el recargado en la pared a la que le daba la espalda, se reía amenamente, y yo me sentía descubierta

-Sabia que ibas a hacerlo Haru!- me sonroje y el ya estaba doblado de la risa, con sus manos agarrándose a panza, y dando golpes en el piso con uno de sus pies

-Tarado- le dije dándome la vuelta para entrar a mi habitación “molesta”- empuje la puerta y espere el golpe, pero no llegaba, me di vuelta para encontrarme de nuevo con Tom, que no solamente estaba dentro de nuestra habitación, si no sobre de mi en un sofá que empezó a balancearse mientras nuestras manos jugueteaban rápidamente por bajo de nuestra ropa…caímos…como consecuencia las chicas salieron de sus habitaciones para encontrarnos en pleno ataque de risa, yo sobre el suelo, despeinada, y Tom sobre mi, al parecer muy cómodo

-Ya les di mucha chance- dijo Zayra acercándose junto con Diana, Zay enderezo el sofá, mientras Dian nos ayudaba a levantarnos

-Lo siento, fue mi culpa- dijo Tom con dificultad debido a la risa

-No te preocupes Tom, pero no hay problema…pudieron pasar a la habitación de Mati

Se quedo callado, como pensando, es verdad, volteo a mirarme y yo me volví a reír

-Vamos Tom, es hora de que todos durmamos por un rato- le dije acompañándolo a la puerta

-Esto debemos repetirlo más seguido- se recargo en el marco de la puerta e hizo esa pose de galán que me enloquecía

-Pero por favor, no en el sofá que no nos aguanta- le dije con un tono sarcástico que logro sacarle una sonrisa picara muy mona- buenas noches Mr. Kaulitz

-Buenas noches Haruka- me dio un pequeño beso en los labios que respondí de inmediato, le sonreí y lo vi irse directo a su habitación, que quedaba justo frente a la mía xD

-Debemos dormir, mañana me toca retocarte esas uñas- dijo Dian al momento que cerré la puerta, recargándome en ella con cara de boba, la mire y asentí

-Que sea esmalte negro, ¿Está bien?- le pregunte caminando hacia ella, tomándola de la mano

-Así será, tenemos es plan perfecto para estos días- me dijo feliz

-Así es- dijo Zay saliendo de la cocina- solo nosotras, como hace mucho no lo hacíamos, como si tuviéramos 21

-Oh si- le dije suspirando, para después entrar a mi habitación, fue un día cansado, el concierto, las impresiones, todo el día de hoy…me pregunto qué hará Catalina en estos momentos de su vida…..

Esa misma mañana, me desperté tranquilamente en el suelo de mi habitación, no tengo idea del por qué, no recuerdo ningún golpe y no veo moretones xD

-¿Qué maldita hora es?- dije tocándome la cabeza esperando que alguien contestara- Genial- dije después de no escuchar nada- me han abandonado

-Me levante y fui en dirección a la habitación de Dian, ella aun dormía, su negro cabello hacia un contraste muy exótico con el azul de las almohadas

-Buenos Días estrellita!- le dije lanzándome sobre ella, comencé a reír y ella a toser

-Si estás pesadita eh- me dijo en cuanto me quitaba de la cama, la mire con odio XD- Es broma cariño- dijo solo un segundo después sentándose en la cama e invitándome a acompañarla

-Tenemos todo el día para nosotras- le dije con una sonrisa boba- ¿Qué quieres hacer?

-Lo que tu quieras, reina- me dijo guiñándome un ojo- aunque, tengo un loco deseo por quedarme a trenzarte el pelo mientras vemos películas y comemos helado de chocolate

-Light- dije al mismo tiempo que ella, soltamos una risita- me parece perfecto, pero…

-Sí, me siento un poco triste- dijo adivinando la pregunta y haciendo el típico gesto de “tuve que admitirlo, pero si lo divulgas te mato”

-¿Es por Bill?- dije tomando su mano

-Si- suspiro- no puedo creer que en pocos días me tendré que ir de su lado, es algo desesperante

-Podrán verse de nuevo, reina, te lo aseguro…algo me dice que así será- le sonreí tratando de calmarla, pero a la vez, me sentía identificada con ese sufrimiento, en pocos meses me pasara lo mismo

-Eso me ha dicho él, que todo es posible- dijo viendo hacia un lado y sonriendo conmovedoramente

-Pues entonces, debes creerle- le dije tomando su barbilla para que me mirara, ella me sonrío, me acerque a ella y después de darle un beso, la envolví en mis brazos, ella se acomodo fácilmente y ahí nos quedamos unos minutos, hasta que Zay llego

Pedimos el desayuno, no queríamos salir de las habitaciones, los chicos no estaban, preferimos quedarnos en pijama sentadas en la cama de la habitación de Dianizz, el desayuno llego luego de que fuéramos por Alli y Mel, al parecer Gisela saldría con Gustav a no se que lado, y preferimos que se quedaran con nosotras.

Las niñas jugaban animadas alrededor de la cama, cuando Zay comenzó a contarnos algo…

-Pero ya es historia antigua reinas- insistía ella, resistiéndose a contarnos lo que había pasado

-Vamos Zay- se quejo Dian- la segunda guerra mundial también lo es, y lo siguen viendo en las escuelas, así que no uses eso como pretexto

-Osh, está bien- se quejo Zay- Pues, después de que Rivera se fuera en contra tuya y regresáramos aquí, Tom decidió quedarse en tu habitación. No nos opusimos, quise cambiar el tema rápidamente, preguntando que habían hecho en Dior…

Se detuvo por un momento, nos dejo pasmadas, esperábamos que continuara, pero no lo hizo…

-Comadre!- le dije tronando los dedos- reacciona y no nos dejes así…

-Es que no saben cómo fue- suspirando se dejo caer en la cama…- Íbamos camino a la habitación de Dianizz y…

- ¿Qué tanto se compraron chicos? - les decía a Bill y Dianizz
mientras entrábamos a la habitación de esta.
- Una que otra baratija - dijo Bill muy sonriente.
- Sí desde luego baratijas en Dior - le dirigí miradas de obviedad a
Georg el cual rió conmigo.
- Cosas sencillas nada trascendental - Dianizz respondió mientras nos
sentábamos en la sala de su habitación.
- Si no mal recuerdo contigo hay que tener cuidado para entrar a una
tienda... - me burlé y en ambas una sonrisa clara se nos enmarcó,
sabía muy bien a que me refería.
- Fue divertido - nos dijo Bill alzando los hombros - y... ¿ustedes
dónde se perdieron todo el paseo? ¡Geeeeorg!

Nos dio un ataque de risas nerviosas y otro tanto de ataques de
miradas de su parte... Cuando Gisela llego y sigilosamente entró a la habitación a salvarme de dar explicaciones.

- Zayra...
- Dime Gisela ¿qué pasa? ¿Melissa está bien?
- Sí por supuesto... No te preocupes, pero no sé si ya te extrañe o
ya está cansada, sería bueno que vinieras...
- ¡Claro! - apremié.

Salí junto con ella para ver a las niñas al centro de la sala
jugando, evidentemente Meliss ya un poco fastidiada. Supuse que era
normal por el cambio de horario que sufrió. En cuanto me vio dejó los
juguetes de Allison y se fue contra mis brazos gritando un lindo
“Mami”

- ¿Qué paso mi amor? ¿Ya estás cansada?
- Tengo sueño... - soltó algo encaprichada tallándose los ojos.
- ¡Ohhh baby! Ven vamos a cenar y nos ponemos la pijama y nos vamos a
dormir - le comencé a hacer cosquillas para que dejara su puchero, de
antemano sabía que también el quedarse sola mucho tiempo la había
puesto nerviosa.
- ¿Qué dice tu nena? ¿Está bien? - escuche la voz de Georg detrás
de nosotras.
-Sí no te preocupes solo tiene sueño y ya me extrañaba - noté que
la pequeña miraba curioso a Georg - ¿Te gusta Georg mi amor? - se
puso de mil colores y se enroscó en mi pecho.
- ¿Qué le has dicho a la niña? Que se nota que se ha avergonzado -
dijo Gisela con un poco de risas.
- Que si le gusta Georg, por como lo mira - reímos un poco por ella y
salí de la habitación.

Me dirigí al restaurante preferí hacerlo así para que saliera de la
habitación y se distrajera. Pedí un poco de comida y mientras cenaba
iba notando mas y mas su cansancio y sueño, pidió mis brazos y
enseguida se quedó dormida, subí con mi niña en brazos para entrar a
donde estaban nuestras habitaciones, le puse su pijama y escuché
llamar a la puerta...

- Hola Gis, ¡pasa!
- Mírala... Cayó rendida.
- Sí ya estaba muy cansada...
- Bueno - me interrumpió - solo venía a decirte que puedo llevarme de
nuevo a Melissa...
- ¿Llevarte? ¡Ohhh no Gis muchas gracias! Creo que deberé quedarme
con ella...
- ¡oh vamos! He escuchado que los chicos tienen planes no querrás
perdértelos ¡eh! - y un codazo recibí en el brazo.
- De acuerdo tu ganas - me vencí sin más.

Gis tomó a Melissa que ya dormía profundamente, abrí la puerta y
salió rumbo a la suya. Yo iba dispuesta a ir con Dianizz para saber
cuáles eran los planes de los que me había dicho Gis y antes de salir
por completo alguien se me paro en frente...

- Mátame de un susto y tú cuidarás de Melissa el resto de tus días -
dije llevándome la mano al pecho sintiendo el acelerado de mi corazón.
- Lo siento - se rió con malicia y su mano posó sobre la mía en mi
pecho - ¿A dónde ibas? - me preguntó sin quitarse de su posición y
habría que admitir, cada vez más cerca de mí.
- Gis me dijo que había planes para esta noche...
- Así es, hay muchos planes... - me tomó de la cintura hacia él y
caminó al frente, escuché el cerrar de la puerta mientras mis labios
mágicamente ya estaban pegados a los de él.

Sus manos se enredaban rápido en mi...

- Así qué el plan era terminar lo pendiente en el paseo... - le dije
suavemente despegándome de sus labios hasta llegar a seducirlo muy
cerca de su lóbulo, el cual jalé suave y él se estremeció un tanto.

Sentí como topé con el borde de la cama y Georg se detuvo junto
conmigo, sus manos comenzaron a jugar por debajo de mi blusa y sus
labios se entretenían en mi cuello dejándome atada por completo a su
merced. Mis instintos siguieron su juego y lo despojé de su playera
dejando al descubierto un torso bien trabajado, antes de que pudiera
hacer otra cosa me quitó con suma habilidad de mi blusa dejando posada su mirada en el marco que hacia el sostén sobre mis pechos, su mano tocó uno de ellos con suavidad, con cierto temor como si fuera para el algo nuevo... su tacto hacia que se hiciera por demás evidente lo excitada que me encontraba.

Me miró deseoso de todo a los ojos, deslicé mi mano por su espalda y
me dio un frenético beso, bajó por mi barbilla hasta mi busto mientras lento me recostaba y con un hábil movimiento me despojó del mismo para al momento de estar sobre la cama nada lo detuviera para
deleitarse con ellos y sus curvas provocativas para él durante un buen rato. Cuando pensé por momentos que tantas caricias me llenarían de placer con el solo hecho de sentir sus labios en mi piel se incorporó y mi vista fue directamente a la altura de su pantalón. Una firme erección se enmarcaba, me recargué sobre mis codos y lo admiré por un par de segundos, él esperaba que yo diera el siguiente paso... mi mano fue directo hacia ese firme bulto que podía ver, al momento que lo estreché en mis manos, aun sobre el pantalón, soltó un par de sonidos de placer.

Me incorporé por completo para desabrochar el botón y bajar el cierre
de su pantalón; la presión ahora era menos para él y cuando bajé el
bóxer se irguió frente a mí su miembro; subí la mirada para
encontrarme con la suya y sus ojos reflejaban lo que mis pensamientos
de antemano sabían... aquello con lo que a un chico puedes dejarlo
tirado sin reaccionar... lo tomé con suavidad entre mi mano mientras
aumentaba la presión con que lo tomaba noté que se mordía su labio
inferior para aguantar la sensación de placer que le provocaba, lo
acaricié un poco más, pero ahora muy suave y lo tomé por sorpresa
cuando lo introduje a mi boca de un solo movimiento haciendo que un
"arhhhg" inevitable saliera de él, mi lengua jugueteaba
estratégicamente desde la base hasta la punta de su miembro, con
succiones y suaves mordisqueos que resistía aventando la cabeza hacia
atrás.

De pronto me detuvo y dos movimientos hizo: uno para despojarse de su
pantalón y en el otro casi zafa el botón del mío, me despojó de él
con habilidad, me subió un poco más a la cama tomó mi pierna derecha
la dobló y separó... me miró advirtiéndome y me penetró con tanto
deseo que nuestros gemidos ya no podíamos contenerlos, movía su
cadera rítmicamente con la mía y con frenesí. Se detuvo y en rápidos
movimientos quedé boca abajo, elevé mi pelvis previniendo lo que
vendría mientras pasaba sus manos por mis glúteos, un golpeteo en uno
de ellos con su miembro en mano me hizo voltear a verlo con placer y
sin aviso hasta el fondo me penetró, ambos jadeamos al mismo tiempo...
estaba volviéndome loca, sus movimientos eran más rápidos y me
penetraban hasta el fondo en cada uno de ellos, provocando que mis
brazos como apoyo temblaran.

Un entremés para prolongar nuestra excitación fue nuestro siguiente
juego. Me recostó bocarriba de nuevo y con pasión me besó, sus manos
maniobraron por mis pechos y con sus labios bajo por mi vientre
dejando un rastro de su vaho en mi piel. Se frenó en mi pelvis, la
acarició suave, tomó entre sus dedos todo lo que encontró a su paso
haciéndome que le aventara un par de veces la mano, no quería terminar de esa forma y él se desquitaba de nuevo, pero ahora pasaba su lengua por los rincones dentro de mi desatando mi éxtasis y pidiéndole desesperada que me hiciera suya a como diera lugar.

Se acercó a mi tomándome por la cintura, elevó mis piernas y en
automático, me desconecte, miles de sensaciones recorrían cada uno de
mis poros, nuestros jadeos eran melodías insaciables, una ola de
escalofríos estaba tratando de apoderarse de mi, su sudor y fuerza
eran visibles, veloces movimientos reaccionaban en cada uno de
nuestros cuerpos.

Mi respiración se detuvo, un grito se quedó atorado en mi garganta,
un impulso profundo de su pelvis sentí, el palpitar acelerado de mi
pecho se precipitaba cada vez mas y un calor profundo nos hizo cruzar
miradas de gran placer, seguido de una fuerte toma de aire, nuestros
orgasmos se habían unido. Nos quedamos estáticos debido a la
sensibilidad que nos provocamos. Momentos después retiraba su miembro
de mí y me enredaba a su cálido cuerpo debajo de la sabana.

-Oh por Dios- dije después de unos minutos, mi cara reflejaba sorpresa, una grande, Dian estaba “tranquila”, y Zay…. ¿Que puedo decir? Después de esa noche….Pff, nada será igual XD!

-Me encanta como enfatizas los detalles- dijo Dian después de mí

-Ustedes querían que les contara!- Se quejo la comadre aun recostada sobre la cama- Ahora es turno de DIANA!- Grito Zayra incorporándose y señalando a Dianizz

-Yo solo les diré: ¡Qué tí!- se empezó a reír y Zayra volteo a verme

-Maldita bitch- le dije poniendo las manos en mi cintura, sabía que no contaría nada, pero algo en el fondo me decía que ella es más feliz que nunca

-Toca que veamos la tele- se levanto Zay de la cama, resignada, al igual que yo- a irrumpir la habitación de Haru- cargo a Allison y yo fui por Melissa, quien de inmediato se quejo por no recibir atención, se parece a su madre, pensé de inmediato

-Ha sido por mucho- dijo Dian atrás de mí, a punto de salir de la habitación- la mejor noche de toda mi vida- sonreímos, y juntas, caminamos a mi habitación.

ZAY, GRACIAS POR TU PERVERSA PARTICIPACION EN ESTE CAPITULO, TE AMO <3

2 comentarios:

▬◄♪●♫►ζΛΨβΞΤ◄♫●♪►▬ dijo...

Hay comadreeee esta re largo este capitulo xD... y yo no escribi nada!

que se me demuestre lo contrario :P

"te amo mil ocho mil y mil mas"

•♥•Lubby Guru•♥• dijo...

eso! hahah el helado de chocolate light rocks! wiiijuuu ...xD
si nuestras baratijas de dior son bien fashion hahaha
te amoo <3
IGHD FGH AGF... :'-( ifghd... :) afghd... ñ.ñ