Todos alguna vez estaremos Oliendo Pelusas.

¡Bienvenido seas alma perdida!

Anteriormente, hablando del año 2009, este espacio estaba dedicado a la publicación de sandeces, aka fan fiction de la banda alemana de poprockpunknoseque Tokio Hotel.

Sin embargo, después del tiempo que ha sucedido, la temática ha cambiado y, aunque en los archivos están aún esas sandeces, probablemente los escritos que aparecerán próximamente sean más de otros temas, que de la misma banda.

Éste sigue siendo su espacio, éstas siguen siendo sus letras, y esta siempre será la agonía de las palabras.


martes, 17 de noviembre de 2009

Capitulo XXXI- Eiffel

Seguía sin entender el por qué las chicas se habían esmerado tano en nuestros arreglos, me hacia recordar la primera noche que nos fuimos juntas de fiesta…

-Se nos está haciendo tarde- decían Diana y Zay desesperadas de un lado a otro de la enorme habitación, poniéndose los aretes…

-Pero tenemos toda la noche para festejar- les dije yo incrédula, lista en uno de los sillones de la sala

-Calla Haruka!- grito Diana entre risas- ya esta, ya vámonos Zaybet!

-No me presionen- gritaba esta desde su habitación. Unos segundos después salió y juntas bajamos por el elevador…para abordar la camioneta que ya nos esperaba

Arranco sin darle instrucción alguna, Rick me sonreía por el retrovisor, y yo me sentía muy a gusto jugueteando con el anillo que me dio Tom

-Es hermoso- me dijo Dian llamando mi atención, que desde hacía un rato, estaba en un lugar desconocido

-Bill tiene muy buen gusto- dijo Zay sonriente, y yo me sorprendí de eso

-Pero este me lo dio Tom xD- le dije risueña, pero ellas se quedaron con cara de “ups, ya la regué”- ¿No es de Tom?- les dije ahora seria, al notar sus miradas

-Seguro que lo es- dijo Diana- solo que Bill le ayudo a escogerlo, es más de su estilo….o quien sabe xD

Nos quedamos como estatuas después del comentario, sin decir nada, las tres mirábamos por la ventana, hasta que vi la bella torre Eiffel asomarse, con su extensa luminosidad, cosa que siempre me encanto de ella. Dimos vuelta en una esquina, quedando la torre hacia el sur de dónde íbamos, otro día será, me dije sonriendo, hasta que de pronto, un pañuelo fue colocado en mis ojos…

-¿Qué pasa?- dije emocionada

-Sorpresa – dijo Zay en mi oído, me limite a sonreír y tomarlas de las manos. Me daba la impresión de que se cuchicheaban cosas, señalaban, o cualquier opción, pero ellas no estaban quietas.

Rick manejo poco tiempo, me ayudaron a bajar y parecía que había mucha gente alrededor, gente que se reía y nos saludaba.

-Bien Haru, subiremos con cuidado por aquí- me decía Diana, quien me tomaba de la mano y yo caminaba con torpeza

-Chicas-les decía entre risas- soy torpe hasta con los ojos abiertos, por favor no me dejen caer

-No te preocupes comadre, el día de hoy no te dejaremos caer- dijo Zayra, para después reírse malévolamente

Subimos a lo que pareció un elevador, empezaba a sentir ese vértigo/calambre que me abordaba cuando estaba dentro de uno, y una emoción descontrolada, bajamos y empezamos a caminar hacia el frente con cautela

-Buenas noches Bellas Damas- dijo una voz muy cortés…una que parecía la de…

-¿Bill?- dije sin temor a equivocarme, se hizo el silencio y me quite el pañuelo, en efecto es Bill quien luce un bello smoking- ¿Qué está pasando aquí?

-Feliz cumpleaños Mati- dijo el extendiéndome los brazos y acercándome a el

-La despeinas, amor- le dijo Diana entre risas, me soltó y fue hacia ella

-Sigo sin entender que sucede aquí- dije poniéndome las manos en la cintura de forma graciosa

-Pasemos a sentarnos y te explico- dijo él sonriente.

Estamos en un restaurant muy elegante, pero aun tiene ese toque casual que me encanta, ni tan tan, ni muy muy. Bill se sentó junto con nosotras tres, y un momento más tarde, llegaron Gustav, Gisela y Georg. Después de una ronda obligada de abrazos, besos y buenos deseos, nos acomodamos a degustar un poco de las bebidas del lugar, hasta que vi una de las etiquetas en una de las botellas de Champagne que estaba frente a nosotros

-Jules Verne- dije leyendo como niña pequeña, eran letras muy gariboleadas- ¿Estamos en el Jules Verne!?- dije exaltada, emocionada, sorprendida, volteando hacia las ventanas, para ver la estructura de la torre, no puedo creer que no me había fijado xD

-Claro que si, encanto ¿Qué esperabas?-me dijo Diana con esa sonrisa característica

-Y la vista luce maravillosa desde aquel ventanal- dijo Bill señalándome uno del otro lado del restaurant, me dirigí a él, lentamente, admirando todo lo que a mi paso estaba.

Llegue al fin, pose mis manos sobre la ventana, la noche era espectacular, la vista y todas esas luces…

-¿Preciosa la vista?- dijo quien entendí era Tom, pero estaba muy embobada como para voltear a mirar

-Es hermosa- dije un momento después, el tomo mi barbilla y volteo mi cara hacia la suya, se acerco lentamente y me beso tiernamente

-Feliz cumpleaños dulcecito- dijo acercándome a él en un abrazo, uno de esos que deseas jamás termine. Cerré mis ojos ahogándome en su perfume

-Es hora de tu obsequio- dijo a mi oído y me aparte de el riendo curiosa

-Pero… ¿Qué no tu…?- dije cuando cerro mis ojos con su mano, los deje así por un momento, cuando sentí el frío de una cadena que era colocada en mi cuello seguido del golpe del dije caer en mi pecho que se estremeció con ese solo roce, abrí mis ojos y mis manos fueron directo a aquel enorme corazón que de mi cuello tendía…

-Tom…es…hermoso- dije mirándolo con tanta emoción, que por un momento pensé que lloraría en sus brazos- pero… ¿el anillo?

-Era una coartada- dijo jugueteando con sus dedos- Bill me sugirió que te diera el regalo el día de hoy, por eso hicimos un trueque, haciéndola de emoción- dijo riendo nerviosamente

-Es un lindo detalle, y es hermoso- dije entre apenada, feliz, enternecida, ahora entendi que el anillo en efecto era un regalo de Bill. Le di un beso a la altura de sus lunares que logro enchinarle la piel

-Vaya, creo que valió la pena- dijo llevándose la mano a su cuello ahora babeado por mi xD!

-Vamos a cenar- dije tomándolo de la mano y caminando hacia la mesa donde ya todos nos esperaban sonrientes.

La cena estuvo rodeada de platillos típicos de París, Moussaka, Raclette, Fondue, para después pasar por la enorme reserva de vinos de la que degustamos después de la deliciosa y amena convivencia.

-En serio, la primera vez que nos vimos, Matilda no me reconoció!- decía Zay estallando en risas, seguida de Dianiz, mientras yo reía nerviosamente recordando ese momento

-Es que jamás imagine que fuera tan guapa- le dije tratando de excusarme, a pesar de que a ella ya se lo había dicho muchas veces

-¿Se veía muy diferente a como se ve ahora?- dijo Geo curioso

-Ahora se ve más hermosa que en ese entonces, recuerdo que traía una chamarra purpura que se le veía bastante bien, su fleco que la hacía ver como colegiala, ahora se ve como toda una mujer- dije haciendo énfasis en el mujer y carcajeándome escandalosamente

-Cálmate comadre!- dijo Zay apenada

-¿Y cómo se veía Diana?- pregunto Bill tomándola de la mano, ella me miro feliz

-Bellísima, traía una falda rosa, botas y un suéter negro que de primer momento me hizo babear, llevaba lentes oscuros, se veía tan fresca, no hay mucha diferencia con el día de hoy- finalice

-Gracias encanto- dijo Diana y volteo a ver a Zayra planeando un complot

-Es hora de platicar como se veía Haru ese día- dijo Dian dando un aplauso

-Eso es lo que quería escuchar- dijo Tom en voz alta, el vino ya se le había subido un poco y me miraba picaronamente

-Basta chicas, hablemos de otra cosa- dije modesta, aunque en realidad me encanta recordar todo sobre esa fecha

-Cual basta!- dijo Zay- Ella traía una blusa blanca muuuuy pegadita- en cuanto termino la frase rio como loca, y todos le seguimos

-Creo que es la que menos ha cambiado de nosotras- dijo Dian tomando el último trago de su copa

-Los años les sentaron muy bien- dijo Tom haciendo señas con las manos

-¿Y tú como sabes Tío mmy?- le pregunto Zay cruzando los brazos

-Ah, es que vi sus fotos ayer mientras Haru se daba un baño después de qué…

-Thomas!- le dije en un grito que lo hizo brincar- Tampoco tienes que dar tanto detalle de lo que hicimos anoche

Se hizo el silencio, incluso Tom se quedo callado

-Pero si no hicimos nada- dijo él completamente sacado de onda

-Lo sé- le dije riendo, todos nos miraron confundidos

-Solo nos pusimos a ver Batman, abrir los regalos, romper con la dieta de Tom, no jugamos nada y no me di una ducha cuando él estaba ahí- Termine

Bill se empezó a reír, señalaba a Tom con su largo dedo y mi chico ye ye, estaba rojo como un jitomate.

-Te la regresaron Thomas!!- decía él entre risas, lo que hizo que me pusiera roja yo también

-Bueno ya basta de tanta risa- dijo mmy un poco entumecido- bailemos

-Excelente idea guitarrista, pero ni creas que olvidare esto- dijo Hagen poniéndose de pie extendiendo su mano a Zay que la tomo animada

Gustav se levanto junto con Gisela y le hicieron una seña a las personas que con nosotros se encontraban, la música comenzó a llenar nuestros oídos. Extrañamente era música de hace años, Gis y Gus bailaban animados en el centro de la pista junto con Zay y Hagen, que no dejaban de reír, Diana estaba en una guerra campal contra Bill quien se resistía a pararse a bailar, como siempre.

-¿Quieres bailar teatrera?- me dijo Tom en un tono irresistible

-Tal vez, cuentero- le conteste con el mismo tono, mas una mirada a la que no se resistió, se levanto y me tomo del brazo. Literalmente me jalo hasta el medio de la pista donde Zay, Geo, Gis y Gus nos recibieron con un aplauso

-¿Por qué la elección de música?- le pregunte a Tom, luego de que nos hicimos a un lado para fumar lejos de Gisela, el aire helado golpeaba nuestras narices

-No lo sé, Diana insistió, dijo que te encanta recordar aquellos años en los que recién las conociste y que la música seria una excelente ambientación- Love Game sonaba a todo volumen, y note la mirada sensual que Zay me dirigió

-Vaya que me conocen bien- dije suspirando y jugando con el collar, volteando hacia Tom

-En unos años me recordaras con una canción también- dijo seriamente, me incomode por ese comentario suyo. Sabía que me marcharía en poco tiempo, pero jamás hablábamos del tema directamente

-Ni si quiera se que hare mañana, Tom- dije tratando de olvidar el asunto

-Deberías quedarte a checar el embarazo de Gisela hasta el final, el nacimiento, su desarrollo- insistía en el tema, provocándome confusión

-No quiero hablar de eso, sé que me marchare pronto y prefiero disfrutar de todos con los rostros alegres- di la vuelta hacia la ventana, encendiendo al fin el cigarrillo que paseaba entre mis manos hasta ese momento

-¿Algún día te imaginaste estar aquí, con nosotros celebrando tu cumpleaños?- dijo cambiando bruscamente de tema y encendiendo también un cigarro

-La verdad no- dije riendo- todo es como un sueño, esta ciudad, ustedes, es algo que aun no creo

-Eres muy afortunada- dijo congratulándose y volteo a mirarme como todo un galán

-Tú eres el afortunado- dije viéndolo coquetamente, solo sonrío y volteo hacia la ventana

-Todos lo somos, creo que no es desconocido para ti que, aunque las cosas han cambiado con respecto a nuestra relación con la gente, nuestro círculo de amigos sigue siendo muy reducido, la gente en la que creemos realmente es muy poca… Siempre se piensa que la pasamos lo mejor de lo mejor, pero a veces queremos parar. Volver a recorrer las calles sin tanta seguridad, ir a visitar a nuestra madre de sorpresa, comer helado en la plaza, tomar el sol, que se yo…. Cosas que parecen tan simples, aun son muy complicadas. Como conocer a más personas, tener más amigos, pero eso a veces es difícil, y lo aprendimos del modo cruel

-Los fans, tu sabes que no es que quieran hacerles daño…

-Lo sé Haru, y los amamos por eso, créeme que el día que pudimos salir a respirar de nuevo, fue muy grato, era como recargar energías, el día mundial de Tokio Hotel es lo mejor que nos han regalado los fans- El día mundial de Tokio Hotel de este, y los dos años pasados, se decidió que los chicos podrán ser un poco más libres, cosa que costó mucho trabajo lograr, pero con el apoyo de los clubs de fans oficiales de TH alrededor del globo, se hizo un reglamento que la mayoría cumple, no falta la chica que se pasa de lista, y provoca disturbios, o el hater que intenta algo, pero esperamos que con los años, el 19 de Septiembre TH pueda caminar por las calles, recordando lo que es ser común

-Vaya, creo que eso es algo que no leeré en las revistas con tanta emotividad- dije tomando su mano y queriendo despejar la nostalgia de sus ojos

-Eres importante para nosotros Haru, no quisiera que te fueras- parecía que al fin había descansado, como si eso que me acababa de decir, lo trajera cargando desde hace mucho. Nuestra estadía juntos ha sido muy curiosa, nos hemos dicho muchas cosas y podría decir que nos conocemos de siempre. Hasta ahora compartimos casi todo, felicidad, tristeza, llanto, triunfo, sabemos lo que sentimos el uno por el otro… por lo menos sé que lo extrañare…

-Debemos esperar Tom- trague saliva y apacigüe el dolor que sentí de un momento a otro- No sabemos qué es lo que pasara para esas fechas, no hay que predisponernos a nada

-Tal vez no sepamos que pasara para ese día, es cierto… pero- me tomo de la mano y entrelazo sus dedos a los míos- por lo menos sé que es lo que pasara hoy, Haruka

No sé cómo describir ese momento, ni la manera en la que me miraba, como esperando algo, como si me mirara por primera vez, como si me extrañara… Recorrió mi brazo con sus dedos, como grabando sus huellas digitales en cada uno de mis poros, que respondieron de inmediato al delicado roce de su piel, paso por mis hombros, acaricio mi cuello, subió hasta mis mejillas ahora encendidas con un apenas notorio color rosado, y termino con sus dedos acariciando mis labios. Estaba inmóvil, presa de su mirada. En ese momento me convencí por completo de que estaba enamorada, sentí un vértigo que me mareo un momento, di un paso hacia donde estaba él, me solté de su mano, y ahora eran mis dedos los que jugaban con su piel, para terminar enredados detrás de su cuello

-Me gustan esos tacones- dijo colocando sus manos en mi cintura y acercándome mas a él, lo mire contrariada por su comentario- me acercan más rápido a tus labios- Y así fue como terminamos hundidos en un beso de telenovela, un beso que subía de tono lentamente, un beso perfecto… hasta que las luces de aquella zona en la que estábamos se encendió, sacándonos de nuestro erótico viaje

-A ver si ya dejan de estar de cochinos y se vienen a partir este bello pastel que Gisela preparo- decía Zay en un tono un poco alto de voz, un tono celoso. Me aparte de Tom con cautela y acomode mi vestido que me había traicionado

-Deberías ir al baño primero- dije mirando su rostro ruborizado

-Tú también- me dio un beso y camino hacia el tocador. Diana me alcanzo dentro del sanitario, ya había acomodado mi vestido por completo y casi terminaba el retoque de maquillaje

-Se estaban divirtiendo bastante ¿huh?- dijo sonriendo malévolamente recargada en el lava manos

-Me da mucha risa nuestra situación- dije después de que terminara de aplicarme el labial de un color rojo discreto- siempre estamos a punto

-Lo hemos notado- dijo mirándose al espejo- te has visto lenta, y él también. Supongo que tendré que darle unos consejos antes de que termine de bajarle a la chica- volteo a mirarme a través del espejo y reímos un poco. Salimos unos segundos después dispuestas a degustar el postre preparado por Gisela

-Por que sea el principio de un año maravilloso- dijo Gus alzando la copa, en ese momento me di cuenta del color exageradamente rojo en los labios de Tom, quien al parecer no se había dado cuenta de ello, reí un poco tratando de no llamar la atención, y hasta el fondo.

Recuerdo que comimos el pastel aun sentados en la mesa, que bailamos un rato, tomamos un millar de fotografías...Gis y Gus regresaron temprano al hotel… y ya no recuerdo más. Son las 11am del 9 de diciembre y tengo un terrible dolor de cabeza.

-¿Diana?- dije perezosamente sin moverme de lo que creí era mi cuarto

-Hmmuhm- una voz varonil murmuraba cosas inaudibles, me asuste por un momento, pero vi tras la sabana una de las trenzas de Tom. Me levante sigilosamente y no se inmuto, siguió en la misma posición

-Te ves tan encantador cuando tus manos están quietas- dije acercándome a su frente y dándole un delicado beso.

Fui a la habitación de Diana a preguntar algún detalle de cómo habíamos regresado, pero me encontré sorprendida cuando vi dos pares de pies que salían de las sabanas que cubrían los cuerpos de Bill y Dian. Paso la misma historia con Geo y Zay, solo que ellos no tenían la sabana puesta xD

Fui a la cocina y saque un bote de jugo del frigo, ni siquiera me moleste en servirlo en un vaso. Estaba tan sedienta que me lo tome todo sin si quiera respirar. Entre a mi habitación nuevamente y para mi sorpresa, Tom ya no estaba en la cama. Estaba a punto de tocar la puerta del baño, cuando la brisa de la mañana rozo mi cara, note que la ventana estaba abierta y las cortinas se mecían escandalosamente. Camine hacia el balcón para encontrarme con Tom… pero él no estaba ahí.

-¿Tom?- pregunte al recapacitar en la silueta que estaba recargada en el barandal. Salí al balcón, y me encontré con la Les Paul negra acomodada cuidadosamente en una silla, sonreí para mis adentros…

-No entiendo porque sonríes- dijo aquella voz que me causo escalofríos, levante la cara para encontrarme con el gesto de inconformidad en su rostro…

10 comentarios:

▬◄♪●♫►ζΛΨβΞΤ◄♫●♪►▬ dijo...

uno

▬◄♪●♫►ζΛΨβΞΤ◄♫●♪►▬ dijo...

dos

▬◄♪●♫►ζΛΨβΞΤ◄♫●♪►▬ dijo...

tras

▬◄♪●♫►ζΛΨβΞΤ◄♫●♪►▬ dijo...

cinco

▬◄♪●♫►ζΛΨβΞΤ◄♫●♪►▬ dijo...

cuarenta y ocho

▬◄♪●♫►ζΛΨβΞΤ◄♫●♪►▬ dijo...

ciento noventa y sies

▬◄♪●♫►ζΛΨβΞΤ◄♫●♪►▬ dijo...

quinientos setenta

▬◄♪●♫►ζΛΨβΞΤ◄♫●♪►▬ dijo...

comadre de verdad quieres que te ponga los mil comentarios q me pediste xD...


Como sea que bonita manera de celebrar... esa zay deberia per mas pudica caray! como andar ahi durmiendo sin sabanas... o mejor dicho la gente no deberia andar de metiche en las habitaciones xD

y que la persona esa que te sorpredio quien es? catalina? y donde anda Tom?

yOmie_kuzhariitaw <3 dijo...

can`t wait =D

● ● H u m a n O i d●B i tC h ● ● dijo...

ooowww! lo amé!
osea que.. el anillo
de Tom... no era precisamente
de Tom? hahahah XD...
ahora me tendrás que enseñar
ese collar con ese enorme
corazón! A!A!A!A!
sisisisi! xD
DIOS!

-En serio, la primera vez que nos vimos, Matilda no me reconoció!- decía Zay estallando en risas, seguida de Dianiz, mientras yo reía nerviosamente recordando ese momento

-Es que jamás imagine que fuera tan guapa- le dije tratando de excusarme, a pesar de que a ella ya se lo había dicho muchas veces


-¿Y cómo se veía Diana?- pregunto Bill tomándola de la mano, ella me miro feliz

-Bellísima, traía una falda rosa, botas y un suéter negro que de primer momento me hizo babear, llevaba lentes oscuros, se veía tan fresca, no hay mucha diferencia con el día de hoy- finalice

A!A!A!A!A!A!A! sentí no se
cómo!!! xDD... cuando leí esto!
XDDD.... y me hizo
chillar de nuevo de ese día
chingao! XDDD.....
y es cierto...
andan muy lentos! hahahah xDD...
ya queremos acción [yeahh XDD
sisisi!
lov u su much! ♥