Todos alguna vez estaremos Oliendo Pelusas.

¡Bienvenido seas alma perdida!

Anteriormente, hablando del año 2009, este espacio estaba dedicado a la publicación de sandeces, aka fan fiction de la banda alemana de poprockpunknoseque Tokio Hotel.

Sin embargo, después del tiempo que ha sucedido, la temática ha cambiado y, aunque en los archivos están aún esas sandeces, probablemente los escritos que aparecerán próximamente sean más de otros temas, que de la misma banda.

Éste sigue siendo su espacio, éstas siguen siendo sus letras, y esta siempre será la agonía de las palabras.


miércoles, 7 de abril de 2010

Capítulo LXXXIV – ¿Dónde estabas?

Es viernes primero de abril, los chicos ya están regocijándose con la abundancia de sorpresas que estos meses fueron acumulando, brindamos alegremente, hasta que todos se marcharon uno por uno. Sin mencionar que venían enfiestados, puesto que ayer fue cumpleaños de Georg.

Los gemelos se quedaron un momento en el bar, mientras yo estaba en la bañera pensando en cómo decirle a Tom lo que había estado haciendo.

Estaba sentada en la orilla de la cama con la pijama puesta esperando que él llegará… ¿Cómo empezar?

-¿Dónde estabas?- fue lo primero que me dijo, venía saliendo de lavarme los dientes, el azoto la puerta de la habitación

-¿En el baño?- le pregunté con obviedad

-¿Te la pasaste tres días en el baño?- oh oh, me dije a mi misma- ¿Y quién es este pedazo de mierda?- me aventó un periódico en el que estoy junto a Zvonimir, en el café ¿Por qué precisamente en el café?

-Es Zvonimir Dubocovich- le dije tratando de parecer imparcial, lo que conseguí fue que se enojará todavía más

-¡Y todavía me lo dices con ese descaro!- se puso a dar vueltas alrededor de la cama- ¡No puedo creer que aprovechando mi ausencia te largaras a otro país a verte con tu amante!

-¿Qué?- le dije con una risa burlona. Mala idea. Volteo a verme como si en verdad me odiará- Estas equivocado Tom

-Maldita mentirosa- dijo como “no creyendo” en sus propias palabras, seguía negando con la cabeza, mientras yo trataba de comenzar una explicación. Apenas lo roce con una de mis manos y me aventó sobre la cama dejándose caer sobre mí. Era casi imposible callar mis gemidos, sus atrevidas caricias me hacían desfallecer, sus besos me hacían querer más, su mirada llena de esa chispa “Tom Kaulitz” me hacía… morir en cada desbordante momento de placer… pero, eso no le quitaba lo enojado.

Estaba tumbada junto a él sin poder moverme, a punto de decir algo cuando se puso sus bóxers y se levanto de la cama- Nadie más que yo tiene derecho a tocarte- y salió de la alcoba. Me puse una larga camiseta y una bata, salí a buscarlo y como me lo esperaba estaba en el bar otra vez, bebía y bebía, también fumaba. Ya es muy pasada la media noche, creo que todos duermen- ¿Qué?- me dijo de pronto- ¿Me vas a decir otra de tus mentiras?

-Te vas a quedar calladito y vas a escuchar lo que tengo que decirte- se trago el whisky, y aún así no volteo a mirarme

-Fui a Sisak- volteo sorpresivamente a mirarme, y siguió sin decirme nada- el chico de la fotografía es sobrino del doctor que atendió a la sobrina de Gisela a dar a luz

-¿Y a mí eso qué? ¿Fuiste a ayudarlo con el parto?- dijo irónico

-Te dije que te vas a quedar callado- lo apunté con el dedo, temía que nos pusiéramos a discutir en ese momento, afortunadamente volvió a servirse y volteo a otro lado- Los Dubocovich eran los mejores amigos de los Radovechich…- espere a que me dijera algo, al parecer ya se le había olvidado- y el chico, Zvonimir, era el mejor amigo de las gemelas de la fotografía, Lucija y Katherina Radovechich, a quién tú conoces como Catalina…

-¿Qué?- se levanto -¿Fuiste a buscar a esa mujer?

-No sé a que fui en realidad, me encontré con una historia de lo más bizarra

-¿No fuiste a verte con ese estúpido de la foto?

-¿Qué?- levante una ceja e hice un gesto de completa confusión- No ¡Tom! ¿No me digas que estabas pensando qué? ¡Ay!- azote mis manos en mis piernas

-Cállate boba ¿Qué quieres que piense si no me llamas ni me contestas en tres malditos días y Simone viene a buscarte y no estás y después los grandiosos periódicos son los que se encargan de contarme? ¿Eh?

-Bobo tú- le contesté dejándome envolver en sus brazos- Eres Tom Kaulitz, nadie jamás se comparará contigo, no seas tonto

-¿También soy tonto?- me abrazó por la cintura y me cargo hasta un banquillo del bar- Sólo protejo lo qué es mío

-¿Celoso?- le dije jugueteando con su cabello en lo que me acercaba para darle un beso, dejo caer la bata en ese preciso momento- No Tom, nos van a ver- le dije tratando de taparme, para mi fortuna la playera me llega a las rodillas

-No me importa, te quiero aquí y ahora mismo- sus manos otra vez se paseaban por mis piernas, mientras yo trataba de detenerlo

-¿Está todo bien?- preguntó Bill, venía también con una bata tallándose los ojos

-Vete a tu cuarto Bill- lo apuró Tom- Nosotros no nos vamos a mover de aquí

-Maldito idiota- le dijo dándose la vuelta y chocando con la pared para después irse corriendo a su habitación

-¡Tom!- le dije en un grito ahogado- tenemos nuestra habitación…

-No me importa-volvió a decir, su cálido aliento rozó mi oreja, y comenzamos de nuevo …

-Hay que regresar a la habitación- parecía que el sol estaba a punto de salir, seguíamos acostados detrás de la barra, ahí desnudos sin pena alguna

-No quiero, estoy cansado- dijo testarudo, acomodando su cabeza en mi otro brazo

-Eso lo hubieras pensado antes de…

-Dime que no te gustó y no lo vuelvo a hacer- levantó la cabeza y clavo su mirada en la mía, obviamente no pude negarle nada- ¿Ves? – se levantó y me estiro una mano con la que también me levanté, recogimos las pocas ropas que traíamos puestas y nos acostamos en la cama nuevamente

-Tratemos de dormir- le dije suspirando recargada en su pecho

-No eran celos, por cierto- me dio un beso en la frente y le sonreí

-Qué bueno que ya estás aquí- volví a suspirar mientras entrelazábamos nuestros dedos.

-¿Y ahora?- dijo Bill cuando se dio cuenta de que todo el mundo estaba en la casa ese día, sus padres, los VSD, David, Dunja, la familia Schäffer, Georg, Andreas y por supuesto nosotros cinco, íbamos a pedir algo para comer- ¿Van a contarnos su aventura de la barra del bar?- dijo juguetón mientras todos los presentes volteaban a vernos y nosotros solo reíamos por lo bajo

-No- dije sonriente- sé que saben que salí del país estos días y voy a decirles a donde y que fue lo que hice allá

-¿Saliste?- preguntó Andreas despistadamente

-Qué bueno que no te pedí que la cuidarás- le dijo Tom gruñonamente

-Está grandecita, ella puede cuidarse solita- le dijo el rubio con una sonrisa maliciosa

-Bueno, bueno, ya- dije al tiempo que todos nos sentábamos- viaje a Sisak a averiguar algo sobre las chicas de la fotografía- la puse sobre la mesa y Bill daba una rápida explicación del lugar en el que la habíamos encontrado, ahora todos nos miraban raro- Entonces- continúe tosiendo para que todos dejaran de hablar – Resulta que fui a Sisak y me encontré con la verdadera historia de Catalina Rivera y quién es ella realmente- y comencé a contarles todo lo que me dijeron, incluido quién es, por segunda vez

-¿Quieres decir que ya podríamos tener pruebas para encontrarla?- cuestiono David seriamente

-Supongo que sí, solamente debemos encontrar al tal Luka, el hombre que nos siguió en Paris

-¿Tienes alguna foto suya?- pidió Dunja

-No- dije lamentándome- los Dubocovich son muy reservados en este aspecto, no me permitieron tomar fotografías y Ruza me pidió no volver

-Tenemos algo, así que hay que ponernos a trabajar en eso, y no van a volver a salir solos- concluyó David dando instrucciones a los VSD que escuchaban en extremo atentos

-Mati, te llaman por teléfono- interrumpió Jenn la “junta extraordinaria”, tome el teléfono, se me olvido preguntar quién llamaba

-¿Aló?- dije con incertidumbre

-¿Tú que estás esperando para venir a México? ¿Se te olvida que mi boda es en 15 días? ¡Te necesito aquí!

-Demonios- dije levantándome del sofá – Lo lamento, habíamos estado en otros asuntos y se me olvido completamente

-Más vale que no se te olvide que tú y Tom son nuestros padrinos de lazo ¡hermana me caso en quince días!- dijo impaciente poniéndome de nervios- ¿Cuándo puedes venir?

-No lo sé, debo arreglar unas fechas y… demonios

-¿Qué sucede Mat?- me pregunto David curioso al ver el lío en el que estaba metida

-Es mi hermano, se casa en quince días y somos sus padrinos- señale a Tom que me miro animado- me necesita allá

-¿Y qué esperas para marcharte?- dijo con obviedad

-Bueno yo…

-¡Hey! ¡No me abandones ahora!- me dijo desesperado mi hermano del otro lado del auricular

-Te llamo en un rato ¿vale? No desesperes y deja lo que traigas en las manos

-¿A Dorian? La estrangularé si no me llaman en menos de una hora- y colgó

-Demonios, mi hermano matara a Dorian si no le llamo rápido- dije impaciente y riendo con incredulidad

-Tranquila amor, tu perro sobrevivirá- me alentó Tom

-¿Y ahora?- pregunte angustiada

-Te marcharás el 5 de abril- me aviso Dunja- saldrán al medio día… ¿Quiénes?- tenía el teléfono en la mano

-A ver- dijo Simone- Tom por supuesto que tiene que ir, Bill irá con Diana, Georg irá con Zayra, Los Schäffer no pueden ir por restricciones médicas, Javy me ayudará con unas cosas que le he pedido y por eso Andreas no saldrá del país y así- dijo perdiendo las cuentas con las manos.

Al final nos hicimos bolas y el tiempo para que mi perro siguiera con vida se terminaba

-Ya esta- dije en cuanto mi hermano descolgó el teléfono- De acá somos cuatro y de allá son seis

-¿Tan poquitos?- pregunto curioso- Bueno, está bien ¿Cuándo llegan?

-El 5 de abril, como a las 7 llego al rancho ¿necesitas algo en especial?

Especificaciones, órdenes, sugerencias y llanto desesperado por las siguientes tres horas en las que no conseguía calmarlo con nada…

3 comentarios:

Harlu dijo...

XD Eaa! Ya vi de dónde salió todo el cuento! Yo amo a tu Tom berrinchudo, me encanta!

Fєffy K. ♥тн♥ dijo...

Que hombre mas testarudo por dios!

Me encanto el capitulo *w*

Qeu hermano mas desesperado xd

₪ ζΛΨβΞΤ dijo...

Que peo con esto...

"Muchas gracias por tu comentario! ;D [Te has salvado de la maldición del chunche]"

jajaja

En fin... quéee tal que no vino el macho pero mando a Tom Kaulitz en honorable representacion.

PD: Me dijo Zay que como que ya le vas diciendo al Hagen que es necesario que el padre del hij@ que espera o este en Mexico o se la lleva en la maleta con todo y nena Melissa OOOOKey!