Todos alguna vez estaremos Oliendo Pelusas.

¡Bienvenido seas alma perdida!

Anteriormente, hablando del año 2009, este espacio estaba dedicado a la publicación de sandeces, aka fan fiction de la banda alemana de poprockpunknoseque Tokio Hotel.

Sin embargo, después del tiempo que ha sucedido, la temática ha cambiado y, aunque en los archivos están aún esas sandeces, probablemente los escritos que aparecerán próximamente sean más de otros temas, que de la misma banda.

Éste sigue siendo su espacio, éstas siguen siendo sus letras, y esta siempre será la agonía de las palabras.


viernes, 23 de abril de 2010

Capítulo XCI – Bebé

Volvimos al incomodo silencio por alrededor de dos horas, hasta que el doctor se acerco a nosotros, tragamos saliva y nos dispusimos a escuchar.

-Fue difícil- dijo frotándose ambas manos- pero ellas están bien, ni siquiera ha sido necesario colocarla en la incubadora ¡Felicidades!- le dijo a Geo con una sonrisa, el guapo pelirrojo se limito a asentir y a limpiarse las lágrimas tratando de ser discreto, mientras nosotros nos abrazábamos.

-¿Puedo verla?- pregunto el recién padre, emocionado

-Aún no- dijo el médico- a ella necesitamos estabilizarla y pasarla a un cuarto, pero tu hermosa hija se encuentra en el cunero- el doctor se encontraba también muy feliz, así que en cuanto Geo nos dio luz verde, todos caminábamos detrás de él.

El pequeño que había visto hacía unas horas, se encontraba dormido, mientras que la pequeña que posaba a su lado enteramente de rosa pastel, movía sus manitas. En definitiva es hija de Georg. Sus ojos son de color claro, no puedo decir de qué color con exactitud, su piel también es muy blanca, pero lo sorprendente es el tono cobrizo de su cabello, y sus cejas y pestañas tan claras que apenas y podíamos distinguirlas.

-Tiene los labios de su madre- dije divertida a Diana que me tomaba de la mano, mientras el club de fans le hacía caras a la bebé que las miraba atentas, Geo era tacleado por los muchachos haciendo un escáldalo digno de que nos corrieran del lugar

-Pero esa naricita no es de Zay- dijo señalándomela- creo que es de su papá- y ambas volteamos a mirarlo, estaba sonriente, después del estresante ambiente nos veíamos felices, sabíamos que Zay estaba bien, la bella Amelie, nacida el 24 de Mayo a las 17 hrs, también estaba bien.

Los J’s se mostraban fascinados con el bebé de Geo, pero no se ponían en confianza, apenas y se conocían con el club de fans, Javy estaba muy bien acompañada por su rubio galán, pero podía sentir la incomodidad de Jay, y sabía quién podía tranquilizarlo

-¿Tienen hambre?- pregunte de manera generalizada, pero estaba viendo atentamente a Jay

-Ahora que lo pienso, si un poco- me contesto este rascándose la barbilla- ¿Tú sis?

-Yo no- conteste riendo- pero Dalila si ¿Por qué no van a la cafetería a ver que encuentran?

-¿Yo por qué?- me pregunto ella en un tonito fastidioso meciendo sus manos

-Anda que ya estás muy flaca- y la empuje hasta donde Jay me dirigió una sonrisa bastante amenazadora, y los vi caminar juntos hasta terminar el pasillo

-¿Y ahora tu que planeas?- me cuestiono Javy bastante divertida, ella junto con Zel y Kony reían por la curiosa escena

-No sé, ya ven que a mí ni se me da eso de estar juntando gente- y solté una risilla, mientras los demás sonreían. Al parecer la nueva pareja se había encontrado con algo más interesante ya que hace más de dos horas se fueron, nosotros esperábamos que nos dieran oportunidad de ver a Zay, Geo estaba con ella desde hace poco tiempo, ahora se presentaba el problema de la gira, empieza en un par de semanas y el pelirrojo no tiene planes de marcharse, aun no comentamos nada con Jost, y no creemos que acceda a un cambio tan brusco en las fechas.

-¿Ya viste a mi bebé?- me dijo respirando tranquilamente y estirándome una de sus manos, al fin era mi turno de verla. Geo había salido un momento y entraron los padres de Zay, después Diana y Bill, el club de fans y al último yo, estaba feliz de verla, aunque su piel es un tono más pálido que el normal, su sonrisa delata que pronto estará bien- Diana me ha dicho que se parece a su padre

-Pero la boca es como la tuya- le dije riendo y besando su mano- que bueno que te quedaste con nosotros

-Llego un momento en el que pensé que no lo lograría, pero después pensé en Melissa, y al escuchar los llantos de Amelie, no sé como logré… pues… vivir. Tú me entiendes

-Lo hago- le dije enternecida acercándome a su frente para darle un beso. Después, y no tengo idea de cómo lo consiguieron, todo el mundo entro a la habitación. Los G´s junto a la cama, Geo trae en brazos a Mel y se sentó junto a su cabeza, los J’s se quedaron un espacio detrás de todos mientras el club de fans dicen un millón de cosas sobre la hermosa bebe. Los Kaulitz admiramos la escena un poco más de lejos, era mucho ajetreo con tantas personas dentro de la habitación y atosigando a Zay. Unos minutos después llego la bebe, la enfermera la dejo con cuidado en los brazos de su madre, Geo besaba a Zay en los labios y a su bebe en las palmas de sus manos, mientras Melissa miraba atenta la escena

-¿Y dónde estaba mi hermanita? ¿Dónde había estado escondida?- pregunto curiosa mientras Geo le explicaba de la manera más dulce posible sobre el embarazo de su mama, poniendo como ejemplo la “ enorme pelota” que es ahora Gisela, ganándose un par de señas y zapes por parte de los presentes.

La recuperación de Zay fue sorprendente, tanto que el 26 ya nos encontrábamos en su casa, instalando a la nueva integrante de la familia. Las cosas con Jost habían estado un poco difíciles y lamentablemente no se podía hacer nada para retrasar la gira, así que nosotros nos regresaríamos la próxima semana a Alemania mientras Geo se quedaría hasta un día antes de viajar a Tokio.

Los días pasaban a una velocidad impresionante cuando nos divertíamos, mi madre ya se había repuesto del susto que sufrió al enterarse de nuestro accidente, ahora ya sabía que nosotros partiríamos mañana a Alemania a arreglar los últimos detalles para la gira de los chicos, no sabía si me quedaría con Zay, ya no había tenido tiempo de meditarlo.

Aquella noche del lunes 6 de junio del 2016 se celebraba una cena de despedida entre los nómadas y los sedentarios, la pequeña Amelie era alimentada por su madre sacándonos un sinfín de suspiros cargados de ternura

-Matilda- dijo Tom de pronto y se escuchaba nervioso, no pude evitar sentir un escalofrío al mirarlo, tanto que solté el tenedor que traía en la mano y fue cuando todos nos vieron atentos

-¿Qué sucede?- le dije asustada, él cambio su semblante, tomo mi mano y la beso con… con paciencia, mis ojos se tornaron brillosos y mis mejillas rosadas

-Se que tenemos poco tiempo de conocernos- comenzó tomándome la mano con ambas suyas, de pronto todos nos quedamos con la boca abierta ¿Qué estaba a punto de decir?- Y quiero pedirte algo muy especial, hoy, en este instante que estamos rodeados de nuestros mejores amigos- escuché como Andreas comenzó a toser desesperadamente y Javy lo auxiliaba mientras Jay trataba de callarlo para seguir escuchando – Matilda, eres la mujer que más amo en la vida y ahora estoy seguro que no amaré a nadie más que no seas tú- Gisela aplaudió mientras Gustav insistía en que no rompiera con la escena- ¿Quieres…- mi corazón estaba que no podía, ya no quería estar dentro de mi pecho- venir conmigo a Japón?

-¿De verdad?- le pregunte sonriendo de una manera cursi, mientras deje de oír cualquier otro sonido en la habitación que no fuera nuestra respiración. A pesar de tener más de un año viviendo bajo del techo de los Kaulitz como la novia, y que ya habían viajado varias veces quedándome yo en casa, no se me había ocurrido que pudiera ir ¡Y mucho menos a Japón! El me beso y después asintió rozando su nariz con la mía- Claro que si, cariño- le dije abriendo mis brazos de par en par mientras el se acurrucaba en mi pecho, y después, volví a escuchar las risas de todos. Volteamos a verlos y después nos cohibimos un tanto.

-Pensé que te iba a pedir matrimonio- Me dijo Bill llevando un par de platos a la cocina, serían lavados por los súper héroes de la noche, Andreas y Tom que habían perdido en piedra papel o tijera contra Zel y Kony

-¿Matrimonio?- pregunte avergonzada, ahora que lo pienso esa era una gran posibilidad, pero a mí no se me había ocurrido, pensé que me pediría escaparme con él, o algo por el estilo- No lo había pensado

-También lo pensé cuando vi el anillo sobre tus dedos- dijo señalando el obsequio de Tom, aquel que me dio en noche buena- pero creo que a mi hermano le gusta hacerla de emoción

-¿Esta tan mal cuñado?- le pregunte con una sonrisa expectante

-No, si tu estas bien así, supongo que ésta bien entonces

-Vamos a la cama, eso le toca al rubio- dijo Tom saliendo de la cocina, quitándome el par de platos que cargaba y dejándolos sobre el montoncito que Bill traía en brazos, me alzo por la cintura y camino conmigo en brazos mientras mis pies se movían de forma graciosa en el aire

-Tom- lo llamo Bill, se miraron, después Tom asintió lentamente y Bill sonreía dando su aprobación, el pequeño Kaulitz se rio por una fracción de segundo e hizo brincar los platos para que se acomodaran, mientras yo veía a lo lejos a todos los demás.

Llegamos a la habitación que nos había sido concedida y caímos sobre la cama, nuestras cabelleras se elevaron debido al rudo movimiento, el estaba sobre mí con sus manos bajo mi cintura y su cabeza recargada en mi hombro derecho, mientras yo acariciaba el contorno de su rostro

-Debo mostrarte algo en cuanto lleguemos a Hamburgo- me dijo suspirando y acomodándose a un lado mío. Lo mire con la esperanza de que me revelara de qué se trataba, sin embargo lo único que hizo fue estrujarme en sus brazos, quitarme la ropa y hacerme suya una y otra vez.

3 comentarios:

Fєffy K. ♥тн♥ dijo...

Soy Feliz :D
A Zay no le Paso nada y a la Bebe tampoco ^^

Yo tbn pense ke le iba a pedir matrimonio...y no lo hizo ¬¬


Ke le Quiere mostrar :| :O:O:O
Y necesito saber!

<3

₪ ζΛΨβΞΤ dijo...

Amélie!!!

Oye que mala vibra que mis hermanos no mas no se aparecieron u_u

"Gran pelota" ese ea mi viejo!!! Awiwi ;-)

Harlu dijo...

"Le gusta hacerla de emoción"

Y sí! Yo también estaba creidísima que él te iba a pedir matrimonio. ¡Carajo! XD Luego nooo! Sé que no comenté en otros capis, pero lo de Lucija estuvo bien intenso!! XD Esa morra me recuerda mucho a Rox, las 2 = d p.... pensativas las chavitas; tienen muchas ideas.

¡JAPÓN! Oh, yeah!! XD Amor! Vas a viajar a la tierra más extravagante y luminosa conocida por toodos los que no la conocen! XP Como que luego te tengo que hacer un videíto, sólo xq t amo =D