Todos alguna vez estaremos Oliendo Pelusas.

¡Bienvenido seas alma perdida!

Anteriormente, hablando del año 2009, este espacio estaba dedicado a la publicación de sandeces, aka fan fiction de la banda alemana de poprockpunknoseque Tokio Hotel.

Sin embargo, después del tiempo que ha sucedido, la temática ha cambiado y, aunque en los archivos están aún esas sandeces, probablemente los escritos que aparecerán próximamente sean más de otros temas, que de la misma banda.

Éste sigue siendo su espacio, éstas siguen siendo sus letras, y esta siempre será la agonía de las palabras.


viernes, 2 de abril de 2010

Capítulo LXXXII – Las gemelas de Sisak II

-Buenos días señorita Matilda- me dijo Bistra, la mujer que era “encargada de mis necesidades”, al tiempo que sacudía mi hombro con lentitud, con miedo a asustarme- ¿Se encuentra bien?

-Si Bistra, muchas gracias- dije enderezándome, me había quedado dormida en la biblioteca con la nueva foto en la mano- ¿Qué tal te va?- le pregunte cuando ella me acercaba la charola con el desayuno

-Muy bien señorita, muchas gracias ¿usted como amaneció?

-Muy bien también, gracias ¿los señores se encuentran en casa?- pregunté bebiendo el té

-No señorita, ellos han salido desde muy temprano, los jóvenes Zvonimir y Danica deben regresar a su casa, ellos los acompañaran

-Creí que vivían todos juntos aquí

-No- me respondió al tiempo que me ofrecía una rebanada de pastel que acepte encantada- Es solo que sus padres no estaban en casa y no les gusta estar solos, la señorita Danica salió un par de días a Moscú, en cambio el joven Zvonimir se queda aquí todo el tiempo

-Soy excepcionalmente unidos por lo que he podido ver

-Antes eran más- me dijo en un susurro, como queriendo que no escuchará lo que acababa de decir- ¿Puedo preguntarle algo sin que se ofenda?- me miro esperanzada, asentí confundida- ¿Es verdad que usted ha visto a la niña Lucija?

-¿Lucija?- me queme con el último sorbo del té, ella se acerco rápidamente a limpiar mi labio con un pañuelo, le tome la mano y le indiqué un lugar frente a mí, creo que ella podría decirme cosas que los Dubocovich no piensan soltar- ¿Conociste a las gemelas?

-Si- suspiro enternecida- las dos eran una bellas criaturas, muy unidas, eran más que idénticas, eran como un reflejo la una de la otra, cuando su hermanito nació, ellas no dejaban de sonreír, apenas tenían 6 años cuando los problemas empezaron en la escuela, nadie sabe el porqué del cambio tan radical en sus caracteres, podían llorar todo el día, golpearse, reírse, hacer cosas horribles. La familia Radovechich y la Dubocovich eran muy unidas, los niños se paseaban por todos los pasillos de esta casa. Esta casa donde todos los Dubocovich vivían, hasta que la muerte de Katherina llevo a Ivy a la locura y se separaron, muchos de los hermanos se fueron a vivir a México, otros a París y Portugal, mientras los demás se quedaron aquí, dividieron fortunas y sus lazos también

-Creo que has dicho más de lo que corresponde Brista- nos sorprendió Darko en el marco de la puerta, la expresión de la señora era de un terror total mientras yo solamente me desconcertaba más

-Discúlpeme señor, yo creí que usted le- decía ella de manera trabada, hasta tartamudeando

-Retírate- le dijo Darko notablemente enfadado mientras Brista salía de la habitación casi tropezándose- Cuando estés lista te esperamos en el patio- salió de la habitación sin darme tiempo de nada

Ahora no solo Catalina tiene una hermana gemela, sino que ella ni siquiera es ella….

Desayune lo más rápido que me permitían las mandíbulas y me di una ducha, había un bello vestido color azul sobre la cama, me lo puse sin miramientos y busque la salida al patio

-Brista ha comentado cosas que no debía, te pido la disculpes- me dijo Darko cuando me sentaba justo frente a él

-Me encuentro terriblemente confundida- le confesé

-No es para menos- encendió su pipa- Mi familia tiene muchos integrantes, doce hombres y seis mujeres, todos somos médicos, algunos de nosotros todavía radicamos aquí, mi hermano Blazenko, padre de Zvonimir y Danica es nuestro vecino, él, junto con cuatro de mis hermanas y yo somos los que vivimos en Sisak, Jasna y Jelena viven en Zagreb, Mavro y Milan viven en Portugal, Luka es el único soltero vive en París. Petar y Radovan viven en Suecia, Mirko y su familia viven en Hokkaido y los cuatro restantes viven en México

-Son una familia bastante numerosa- dije tratando de recordar los raros nombres que acababa de decir

-Por otro lado, los Radovechich eran muy pocos, Ivana solo tenía a su madre, que al quedar recluida en el asilo, estuvo más sola que nunca, Tomislav fue hijo único y sus padres murieron jóvenes, así que solo se tenían el uno al otro, y a sus hijos cuando ellos nacieron. Mi familia se lleva casi un año de diferencia entre hermano y hermano, todos nos llevábamos de maravilla con el recién formado matrimonio Radovechich, al grado de hacer nuestros sus problemas, debo confesar avergonzado que mi hermano Luka siempre se mostró enamorado de Ivana, mi hermano es 4 años más grande que yo y seis más grande que Ivy, era su mayor adoración, desde que ella era una estudiante

-¿ustedes se separaron por…?

-No pienses mal, fue para cuidar de nuestras propias familias- dijo de inmediato- verás, la fotografía que tienes es el ultimo recuerdo feliz que tenemos todos de la familia de nuestros grandes amigos, esa foto se la llevo Lucija entre sus cosas…en junio del 94, un mes después del octavo cumpleaños de las gemelas, Katherina cayó al rio y se ahogo, fue la peor de las tragedias sucedidas hasta ese momento en Sisak, mis sobrinos estaban presentes, ellos cuentan una versión distinta a la de Lucija, ellos aseguran que fue ella quién empujo a su hermana al rio en un certero golpe en su cabeza, a sabiendas de que la pequeña Kat no sabía nadar. Zvonimir hizo hasta lo imposible por resucitarla pero fue inútil. El funeral fue algo terrible, Ivy perdió la consciencia y en octubre mando a Lucija a un internado en Inglaterra

-Sé que no es correcto que lo interrumpa- dije serenamente, la verdad estaba al borde de un ataque- ¿me está diciendo que la persona con la que viví no solamente no es Catalina, sino que ni siquiera es Katherina? ¿Por qué ella se presento con ese nombre?

-Por qué ella no sabe que no es Katherina, por eso su madre la mando a Inglaterra, Lucija se encerró en el papel de su hermana y no hubo poder humano que la sacara de él. En el momento de su muerte, ni siquiera nosotros sabíamos quién era quién, su madre fue la que llego llorando pidiendo a Katherina que regresará, le basto verla un solo segundo para saber cuál de sus hijas era la que había muerto. Lucija comenzó a gritar Katherina es buena, yo soy Katherina, tras ese terrible accidente, 4 de nosotros se fueron a México.

-Dios- dije cuando sentí temblando mis rodillas- No lo puedo creer…

-Sé que es duro Matilda, la verdad es que paso hace tantos años que no planeábamos volver a vivirlo, en ese momento ya nadie era nadie, sus padres se perdieron, Ivy sin duda era la más alejada del mundo, perdió a una de sus hijas, y la que le quedaba, afirmaba ser quién no es. El mismo día perdió a sus dos hermosas bebés. Durante tres años la familia se negó a ver a Lucija, el internado la mando aquí cada navidad y se quedaba en nuestra casa, se la pasaba todo el día con Luka, él es el único en toda la familia que la llama Katherina, el funge como padre adoptivo de ella. El tiempo que pasamos en esta casa con ella fue de los peores. Mis hermanas se dispersaron, todas el mismo mes, a casas distintas dentro de Sisak y a la capital, poco a poco nos íbamos quedando solos, cada que venía la niña varios de nosotros se iban, para la ultima navidad de los Radovechich, en casa ya solo estábamos Luka y mi familia…

-¿la ultima?- seguía con un millón de dudas en mi cabeza, cada que él decía algo, más enfermo se me hacía el asunto, tenía tanto miedo de lo que me pudiera suceder… o a mi familia, a mis amigos… a Tom…

-Tras la muerte de su hija, Tomislav entro en una terrible depresión que lo orillo a perder su enorme fortuna en apuestas y en vicios sin sentido, la mafia lo seguía, nosotros pagamos parte de su deuda, el prometió pagar el resto y recuperarse, eso fue a principios del 97, la vida les sonreía de nuevo y parecía que todo iba a ser mejor desde ese entonces hasta siempre, hablaron con Lucija varias veces por teléfono, accedieron a verla de nuevo en navidad… pero esa navidad, al llegar Lucija a nuestra casa, nos enteramos de…

-De que la mafia había quemado su casa con todos los integrantes en ella- dijo una voz a mi espalda, Darko estaba llorando, me partía el alma y simplemente ya no sabía si me había equivocado al ir ahí, aquel hombre paso sus manos por los hombros de Darko, quién se disculpo con una seña y camino dentro de la casa- Nosotros fuimos de inmediato para… ayudar en algo. Los bomberos ya habían hecho todo lo que se podía, el lugar se redujo a cenizas en un santiamén y los cuerpos estaban irreconocibles…

-Luka se volvió loco- me dijo Draga ofreciéndome otro pañuelo- abrazó a Lucija, quién lloraba pidiendo perdón No sabía que el hombre de la barba en pico iba a matarlos, no fue mi intención, gritaba a los cuatro vientos

-Ella estuvo aquí un tiempo- dijo Darko volviendo a su lugar – todo era negro en ese entonces. Nos dimos cuenta de que la mafia seguía tras ella, y nosotros no fuimos tan crueles como para entregarla, después de todo es la hija de nuestros más grandes amigos. En mayo del 99, al cumplir ella los trece años sale de Croacia con un nuevo nombre a vivir bajo el techo de nuestros hermanos, Luka se fue a París como su nuevo padre, por seguridad de ambos, dejaron de verse, el tiene en su poder toda la vida de ellos en diarios, todos los papeles sobre su familia, sus nacimientos, antecedentes y la carta de defunción de Katherina, esa es la única prueba que hay sobre la faz de la tierra que nos garantiza que la persona que sigue viva es Lucija, aunque ella diga que es Kat, es mentira. Lamentamos no poder decirte más, pero desde que ella salió del Distrito no hemos sabido más de su paradero, no nos preocupamos por buscarla, siempre ha sido bastante capaz como para sobrevivir a todos los inconvenientes, al cumplir 16 años de edad, Nikola, que era el único que nos informaba sobre ella, nos dijo que ya se había ido a vivir sola, que seguía en la escuela, pero que rodaba por todos los estados del país. Los boletines con sus calificaciones seguían llegando a sus manos y a veces le escribía cartas contándole las ultimas “inofensivas travesuras” que hacía. Sabemos que estudió psicología, que comenzó en Guadalajara, continuo en Mexicali y termino la maestría en Queretaro

-Así fue como la conocí- dije limpiándome de nuevo las mejillas terriblemente mojadas- dios….

-Es duro para todos- me dijo el hombre que llego en segundo lugar, Blazenko, al parecer Zvonimir le había avisado que me encontraba en este lugar- pero debes entender una cosa, desde que ella se fue de Sisak, todos vivimos en armonía

-Es la maldición de este lugar- llego a la conclusión Draga

-Sisak tiene prohibido mencionar el nombre de Lucija Radovechich, su nombre es tragedia inmediata…

3 comentarios:

● ● H u m a n O i d●B i tC h ● ● dijo...

TRAGEDIA INMEDIATA!!!

Asu maaadreeeee!!! AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!
Lucija... Katherine...

QUIERO A KATHERINE!!!!!
AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!
Lucija... Dios!!!
maldita vieja hija de puta ¬¬...

pobre de Bistra u.u...
AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!
Esto se está poniendo cabron...
CABRÓOOOOON!!!!!!

Katherine no es Katherine!!
Lucija es Katherine!!!


FUCK!

teamoalapotenciainfinitachingadasiempremásquetuytecallasPERRA♥

FeeFyy dijo...

Se me revolvio la cabeza xd
esto de los nombres y ke no son lo ke son haah xd
Me marie u,u


Tragedia inmediata Ö

*Lucija Radovechich*
Se me Cayo el internet haha xd

Koney Love ♥ dijo...

Tragedia Inmediata. Carajo!

Las heramanas Radovechich...

Oh Santo Cielo Santísimo!

¿Será que Matilda es un recordatorio de Katherine para Lucija?

Mhm... tengo mis sospechas.


quierootrocapitulobitch




Te Love You Suiti Ruzzo <3