Todos alguna vez estaremos Oliendo Pelusas.

¡Bienvenido seas alma perdida!

Anteriormente, hablando del año 2009, este espacio estaba dedicado a la publicación de sandeces, aka fan fiction de la banda alemana de poprockpunknoseque Tokio Hotel.

Sin embargo, después del tiempo que ha sucedido, la temática ha cambiado y, aunque en los archivos están aún esas sandeces, probablemente los escritos que aparecerán próximamente sean más de otros temas, que de la misma banda.

Éste sigue siendo su espacio, éstas siguen siendo sus letras, y esta siempre será la agonía de las palabras.


miércoles, 2 de junio de 2010

Capítulo CVII – Deseo inacabable


MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com


Aquel día nos quedamos encerrados en la habitación, era tan extraño repasar la piel del otro, estaba extraña, el también. Pero el sentimiento de tenerlo a mi lado era realmente hermoso, su mirada, sus caricias, nuestras pieles haciendo sonidos chistosos que nos hacían sonreírnos

Pero de una u otra forma, estábamos separados. Se supone que nos vamos a casar y nos miramos como si nos estuviéramos conociendo.

Harley estaba muy desconcertada, aquel día llegaron todos a buscarnos para cenar juntos, Tom salio en boxers, ella, al verlo, huyo del cuarto sin decir nada. A final de cuentas creo que me sentí un poco mal. Pero ella lo sabía, sabía que yo amo a Tom, pase lo que pase, aun cuando disfruto el tiempo y la cama con ella, yo no dejaría a Tom por nada.

Hoy, estábamos a punto de terminar con todo y regresar a Alemania, a vivir sin complicaciones, de vacaciones, juntos, a disfrutar de las familias y de las bodas.

Pero Seishirou-san se ha comunicado con David, al parecer proponiéndole algo muy difícil de rechazar, así que en lugar de arribar en Tokio, llegamos a la isla del norte, Hokkaido, en Japón.

El clima es tan frío que te dan ganas de estar todo el tiempo cobijado y con una enorme taza de chocolate, pero los chicos siguen trabajando, ayer llegamos a este hermoso lugar y no he salido de la habitación.

Afortunadamente, Gisela se ha sentido lo mejor de lo mejor, por lo que todos estamos de muy buen humor, ahora ella es la alegría de todos, me parece que me ha perdonado, no sé porque. En días pasados apenas y se me acercaba ¿O yo a ella?

-Tenemos una fiesta mañana por la noche- me dijo Tom en cuanto llego a la habitación. Es viernes 12 de agosto. Nosotros estamos mejor que nunca, si hay momentos en los que no nos vemos y yo estoy con Gisela, ellos están juntos, y si descansan, vienen con nosotras. Harley también se ha alejado de nosotros, no sé cómo y no se la razón. Pero a mi ya no me habla como antes.

No sé si ellos han seguido juntos, yo puedo decir que desde aquella ocasión en que rechazamos su invitación, hemos estado juntas una vez. Y ella me reprocho muchas cosas. Estaba ebria.

-¿Fiesta por qué?- le dije, él se estaba poniendo la pijama, a punto de entrar a la cama, yo leía un libro

-No lo sé muy bien, Harley dijo que es algo muy representativo para el país, como un festival

-Ha de ser el festival de la nieve- deje mi libro a un lado y al cabo de tres segundos ya tenía a Tom encima

-Muero de sueño- me dijo bostezando y recargándose en mi pecho

-¿Vas a dormir ahí?- le dije riendo- Estas medio gordo eh, mi amor

-¡Que te pasa! Si yo estoy más bueno que los tacos

-Bueno, si- le dije muriendo de la risa. Hace apenas pocos días le confesé mi amor desmedido por este delicioso alimento mexicano, el cual deje apenas hace poco tiempo. Culpa de Radovechich

Se quedo dormido, se giro y cayo más profundamente en ese curioso sueño que lo hacia reir. Mientras que yo no podía dormir.

La verdad es que había tratado de ser lo mas ecuánime posible, pero la situación era no solamente incomoda, sino triste.

Harley nos veía todo el tiempo mientras nosotros nos reíamos, no se nos acercaba y apenas y podía verme a los ojos. Ella estaba…

-Deberías estar dormida- me dijo. Al no poder conciliar el sueño, camine hacía el gran salón de la suite en la que estábamos. Una habitación enorme que parecía una enorme mansión, jamás había estado en un lugar así. Ella estaba sentada con las piernas cruzadas frente a la chimenea, con una botella de sake y varias cajetillas de un tabaco que no identificaba

-No puedo dormir- le dije en un suspiro, dándome cuenta que estoy más que nerviosa

-Algo te ha de remorder la consciencia- dijo resoplando con ironía

-Te dejo con tu amigo el alcohol – le dije sintiéndome un poco… no sé. Tal vez ofendida. Camine a las escaleras, cuando me di cuenta que me estaba tomando del brazo- Harley, esto es inútil- le dije zafándome con sutileza de su mano. Me di cuenta que ella lloraba, para que negar que me partió el corazón

-Perdóname- me susurro al momento en que me abrazaba- ya no quiero estar sola. Perdnóame

-Calma- fue lo único que se me ocurrio. Ella levanto el rostro, me beso y no se en que momento me encamino frente a la chimenea

-Sé que las cosas han estado raras- me dijo ofreciéndome un poco de su bebida, la acepte sonriéndole- pero, bueno… sabes que soy celosa con mis cosas…

-Pero no soy ni cosa, ni tuya- le dije bebiendo. Ella se quedo mirándome, como tratando de descubrir el porqué de mis palabras

-Ya sé- me dice a final de cuentas- Te extraño, fue raro ver como de un día a otro de no hablarse, eran todo amor y toda ternura. Me puse celosa, actue mal, discúlpame

-Esta bien cerezo, ya no hablemos de eso- le dije siendo consecuente. Lo mejor para todos era llevar una relación estable. Todos nos sentíamos incómodos por la reacción de ella, sin mencionar las sospechas que levantábamos- deja de beber, te hará mal

-No importa, de algo me he de morir- dijo riendo bebiendo hasta el fondo y volviéndose a servir- de lo que tengo ganas en este instante es de besarte hasta el amanecer…

Y lo dijo así, tan como ella acostumbraba dejarte sin palabras, sin acciones, hasta que las sentías sobre tu cuerpo, quitándote la ropa.

Esto es algo que no puedo evitar. ¿De que nos sirve estar haciéndonos los tontos?

…Tom Kaulitz…

-¿Haruka?- dije al despertar, no la sentía sobre la cama y mi mano se posaba sobre la almohada, y no sobre su cintura, como siempre

No me contestaba, me levanté amodorrado, tallándome los ojos, aún es de noche. Seguro que esta a punto de amanecer

-¡Mat!- dije abriendo el baño, pero también estaba vacio. Camine fuera de la habitación y se escuchaban un par de susurros, no sé que decían, no tengo idea.

He visto el reloj, son las 6am, acá en Japón, y sobre todo en esta isla, amanece cerca de las 8am, tenemos tiempo estando a oscuras. Aunque no representa un problema, es rara la vez que me despierto así…

Camine escaleras abajo y pude ver en el salón, la luz de una flama, inmediatamente pensé que algo se estaría quemando, así que corrí para ver que sucedía… hubiera preferido no correr

-¿Qué demonios?- dije sobresaltado al descubrir a Harley desnuda, recargada en su codo, con la cara viendo a Mat, ella dormía

-Cállate Tom- me dice divertida, incorporándose, con la sabana que traía puesta cobija a Mat, dejándome ver una vez más su hermoso cuerpo desnudo caminar hacía mi

-Aléjate- le digo en voz baja, ella sigue riendo y coloca mis manos en su cintura, y sus manos que se colocan por si solas en mis hombros, hasta donde alcanza a besarme

-Hagámoslo aquí- me dice en un tono inocente, tratando de ser silenciosa- anda, quítate la ropa- me ordena.

Y yo le obedezco. Era mucho más difícil hacerlo con Mat aquí….

…Mat…

-Buenos días bomboncito- me dice ella apenas y abro mis ojos, me dio miedo pensar en el lugar que estaba, pero sobre todo el dolor horrible de cabeza

-¿Qué hora es?- le pregunto enderezándome. Estoy en mi cama con la pijama puesta…

-Son las 12- dice juguetona, al momento que bajo los pies al suelo, ella se sienta sobre mis piernas besándome, casi como ayer… o al menos eso creo -¿Qué tal dormiste?- pregunta, como si el estar en mi habitación no fuera lo suficientemente confuso

-No estoy segura- le conteste indicándole que se bajara de mis piernas. Aunque no estoy segura del lugar donde se encuentra mi novio en este momento, no me gustaría que me viera así con ella…- ¿Cómo llegue aquí?

-Yo te traje cariño- dijo Tom a mi espalda. Tal fue el susto que termine empujando deliberadamente a Harley, hasta que ella cayo al suelo y se puso a reír- ¿Pasa algo?- me dijo confundido, pero también divertido, Harley se levantaba del suelo y me besaba la mejilla, bajaría a desayunar

-No, todo esta bien- le conteste viendo como ella camina hacía él, y al igual le besa las mejillas- Lamento el golpe Cherry

-No te preocupes- me contesta guiñándome un ojo- nos vemos en el desayuno

Y sale de la habitación dejándome más confundida que nunca. Además de que… ¿Qué hacía? ¿Durmio aquí? ¿Los tres? ¿Por qué Tom se acaba de salir de la ducha? ¿Por qué lo hizo estando ella aquí?

-Al parecer te quedaste dormida en medio de la plática, ella vino a buscarme y te traje a la cama…-¿Qué? Me preguntaba incansablemente… ¿Cómo me habrá encontrado él?- ¿Buena la bebida mi cielo?

-Tom- le dije seriamente- ¿Cómo es que…?

-Yo no sé- dijo confundido - Solo te traje a dormir. Quería meterme a bañar pero hablabas entre sueños, ella vino y se ofreció a cuidarte mientras me duchaba. Ya ves que luego te da eso de andarte tirando al suelo… ¡Y luego ebria!

-Esta bien, ya entendí- le dije “comprendiendo” el punto, aquí había gato encerrado. Estuve con ella, él lo sabe. Y ellos también estuvieron juntos

-¿Lista para el festival de la nieve?- me pregunto entusiasmado

Estoy seguro de que sabes que estuve con ella, y que también sabes que yo sé, que estuvieron juntas

¿Hace cuánto tiempo que no estabas con ella? ¿Un día?

Tres horas.

-Muy lista, cielo- le conteste. Sabiendo que esto iba a continuar. Que esto comenzaba a gustarnos…

Es un juego muy divertido. Creo que podemos compartirla…

¿Estás dispuesto a compartirme?

No…

--------------------------------------------------------------------------

Lamento no haber regresado el martes, las cosas fueron un poco caóticas, pero ¡Heme aquí de nuevo!

A los que se preguntan como me fue en mi exposición, la conclusión es: No quieren saber.


Gracias por su tiempo y su paciencia.


El soundtrack del día de hoy, fue proporcionado por mi bebé, Harlu (visiten su blog aquí). Y sí, tiene mucho que ver con los personajes.

Nos vemos el jueves. Besos

2 comentarios:

Harlu dijo...

Bueno el capítulo, bueno. Me gustó el remordimiento de Harley y la manera en la que Haru la llama Cherry es divertido. Sobre Tom, me sorprendió que se quitara la ropa frente a Harle y estuviese dispuesto a hacerlo frente a las narices de la inocente Haru. ¿A que ni sabes a qué me recordó esa parte del capítulo donde Harley está con Haru dormida? Luego te lo enseño en el blog.

Te amo.

₪ ζΛΨβΞΤ dijo...

Ay que no se hagan los bronesca...

Ya un trio! esto aturde!