Todos alguna vez estaremos Oliendo Pelusas.

¡Bienvenido seas alma perdida!

Anteriormente, hablando del año 2009, este espacio estaba dedicado a la publicación de sandeces, aka fan fiction de la banda alemana de poprockpunknoseque Tokio Hotel.

Sin embargo, después del tiempo que ha sucedido, la temática ha cambiado y, aunque en los archivos están aún esas sandeces, probablemente los escritos que aparecerán próximamente sean más de otros temas, que de la misma banda.

Éste sigue siendo su espacio, éstas siguen siendo sus letras, y esta siempre será la agonía de las palabras.


sábado, 26 de junio de 2010

Capítulo CXVIII – Ya no son cosas de los dos


MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com

-No acostumbro ese tipo de cosas, muy amable de tu parte- le contesto siendo benévola, en estos momentos lo último que quiero es pelear

-¡Ah, vamos Haruka!- me dice berrinchuda tomándome de un brazo y restregándome sus labios en la mejilla, el momento no solo es incómodo para mí, sino para Tom también

-Es en serio- le respondo alejándome de ella lo más suavemente posible- Y estaba por ir al bar, si no te importa- camino con prisa dentro del ascensor que estaba por cerrarse, ella no me pregunta ni me objeta nada, al contrario me dice adiós con la mano

-Espera- dice Tom deteniendo la puerta del elevador- Creí que iríamos juntos al bar- dice agitado

-Creí que planeabas ir con Harley- le respondo con simpleza- anda, si no soy yo seguramente alguien más querrá hacer ese trio, ahora suelta la puerta, por favor- le pido esperando que él lo haga.

En su expresión hay tanta tristeza que apenas y puedo con ella, así que prefiero ver hacia otro lado, él suelta la puerta y después de un rato veo los números cambiar lentamente. Al abrirse las puertas en el más bajo de los pisos, mi rostro se transforma en uno jubiloso al observar a Shim frente a mis ojos.

…Tom Kaulitz…

-No podías espérate ¿Verdad?- le digo suspirando con decepción

-No sé de qué hablas- me responde dándose la vuelta y alejándose de mi

-Si lo sabes, te empeñas en separarme de ella cada que puedes- le digo seriamente, ella se voltea y se queda mirándome

-Yo no hice nada, ustedes tomaron la decisión de separarse solos, yo no influí en absoluto

-¿Tú estás loca?- le digo bufando un poco molesto- si no te hubieras atravesado en mi camino jamás en la vida hubiera tenido que pasar por esto

-Si no me hubiera atravesado en SU camino, jamás hubieran abierto los ojos- me dice tratando de convencerme- entiéndelo Tom, ella no es mujer para ti ni tu eres hombre para ella

-¿Y tú qué sabes?- le digo retándola, tratando de no perder el control como la vez pasada- Te falto amor, es eso lo que pasa

-¿Convencido de lo que dices?- levanta una ceja- la verdad es que en este momento poco me importa lo que pueda decir un niño mimado como tú, lo que me importa es que pude hacerles ver que no se amaban como tanto presumían, agrego que también comprobé su debilidad ante las personas atractivas como yo, y la más graciosa de todas es lo ingenua que puede ser la gente

-¿De qué hablas?- le pregunto confundido, no estoy entendiendo nada de lo que dice

-¿Por qué creíste a la primera en mis palabras?- clava su mirada en la mía, dejándome pensar- ¿Si tanto me odias porque no simplemente te alejas de mí?- vuelve a cuestionarme, haciendo que yo mismo entre en jaque con mis pensamientos- ¿Si tanto se amaban porque cayeron en las redes de alguien más?- dice de nuevo- ¿Si ella en verdad te ama, porque está en el bar con Shim?

-¿Con Shim?- ella me sonríe, al parecer ha conseguido lo que buscaba, así que entro al elevador sin más prisas y al bajar, la busco incansable en el bar. En efecto él está ahí, sentado en la barra. Pensaría que es una enorme coincidencia, sino fuera porque ella se acerca con sigilo a donde el está sentado, sonriéndole, el responde el gesto con elegancia y comienzan a beber como los grandes amigos que jamás creí que fueran.

Subí a pasos lentos todas las escaleras, fue cansado, esperaba llegar a mi habitación y poder dormir para no pensar en nada más.

-Tienes alguien al teléfono- me dice Bill bajando el libro que lee muy animadamente desde hace unos días, lo miro sin ganas- anda, sé que te hará bien, está en la extensión de tu habitación- y vuelve la cabeza a las letras

-¿Hallo?- digo sin ganas al ponerme al auricular sobre el oído, no sin antes haberme deshecho de mis tenis y acostarme sobre la cama

-A mí no me andas contestando así de aguado Kaulitz, a ver, va de nuez- me dice Andreas, que sin proponérselo me saca una sonrisa- ¿Hallo?

-¡Oh! ¿Quién habla?- digo aparentando emoción, sé que eso le hará feliz por lo menos un rato

-¿Es usted el joven Thomas Kaulitz?-dice divertido

-Sí, soy el joven, guapo, semental, deseado y exitoso Tom Kaulitz ¿Con quién tengo el gusto?- le sigo el juego

-Me comunico con usted con la única intención de responder al llamado que nos hizo hace un par de días, solicitando una llamada obscena homosexual

-Ya quisieras güerejo desabrido ¿Qué carajo quieres?- le digo irritándome por su broma

-Uhm! Se te ha quitado lo divertido, viejo- contesta testarudo­- ya me se la última que hicieron la Haruka y tú, con todo el respeto que ella se merece pero ¿Qué pitos piensan ustedes?

-No sé a qué te refieres man- le respondo esperando que él no sepa más que un simple rumor

-Tu hermanito el puerco espín ya me ha contado lo que él sabe, más los rumores, más lo que Gisela comenta, más los años que te conozco…Tom, sé que con mucha facilidad pierdes los estribos por un escote pronunciado y un par de piernas largas, sobre todo si estas piernas se te abren en cada oportunidad que tienes

-Al grano Andreas, por Dios que me estas incomodando- le pido maldiciendo mentalmente a Bill por abrir la boca con tanta facilidad

-Estas muy mal Tom, muy pero muy mal. Escucha viejo, yo sé lo mucho que amas a esa mujer y la estas dejando ir por una estupidez

-Te hace falta actualizarte en los chismes- le contesto abrumado por tener que hablar del tema por primera vez, tema que ni con mi hermano había hablado- y conste que te lo digo para que te calles y no me estés fregando la vida

-Si vas a salir con que le dijiste que no la amas esperando que ella sea feliz con alguien más y que después ella te dijo que tampoco te ama y por cuestiones de salud mental no han tocado el tema, prefiero colgar en este instante antes de que termine ofendiendo hasta a tu bisabuela por lo imbécil que fuiste

-¿Eso quiere decir que hablamos luego?- le digo sin saber que más contestarle. ¿Acaso la situación era tan obvia? ¿O es que había sido tan ridícula? ¿Haruka lo hablo con él?

-No cabe duda que eres la persona con menos sesos que he conocido, voy a ahorrarme las palabras que Bill te va a decir, con la esperanza de que a él si le hagas caso. Sé que estás haciendo las cosas mal, Tom. No me decepciones y háblalo con la caja feliz

Colgó el teléfono. Ahora sí que mi amigo me ha dejado sorprendido, en verdad con la boca abierta…

-¡Bill!- grito levantándome de la cama, al entrar en la sala el sigue ahí y no se inmuta- ¿Sordo?

-No interrumpas, he llegado a la parte buena- dice alejándome de el con la mano

-¿Tú le mencionaste a Andreas algo de lo que paso con Matilda?- le pregunto arrebatándole el libro

-¡Hey!- me reclama levantándose tras de mi- ¡No, Tom! Yo no le dije nada

-No me digas que adivino todo lo que pas… ¿Matilda le habrá dicho?- me pregunto a mí mismo

-Creí que irías con ella al bar, ¿Por qué no le preguntas?- me dice sentándose nuevamente

-Seguro está ocupada con Shim- arremedo a Harley con un movimiento de cadera exagerado y parpadeando muy rápido

-¿Qué hace con ese?- dice Bill divertido- creí que ellos no se llevaban

-Pues al parecer de un día para otro se hicieron los mejores amigos, que se yo- le digo tratando de pensar en otras cosas más importantes y alzando los hombros

-Solo espero que ellos no sean mejores amigos como ella y Harley- dice leyendo de nuevo, en menos de dos segundos mis ojos están abiertos de manera sobre natural y Bill ya me sostiene de un hombro- no Tom, solo bromeaba- insiste

…Haruka…

-¿Entonces estas aquí por casualidad?- le pregunto, hemos hablado de las miles de cosas que él hace y me entretiene bastante su conversación

-Tú sabes que las casualidades no existen- me sonríe con complicidad- espero a tu amiguita, Harley, pero la verdad esperaba encontrármela de manera inesperada

-Bueno, ella salió del elevador justo cuando yo entraba en él- le respondí bebiendo esa cosa extraña de sabor dulzón- Así que supongo que te vas a tener que esperar un buen rato aquí

-¡Tan predecible como siempre!- dice suspirando, mi rostro hace un gesto de confusión, el termina riendo- La conozco desde que era una bebé, tú ya debes saber un poco de cómo es ella, lucha a toda costa por lo que quiere, sin importarle nada ni nadie, cree enamorarse, pero la verdad es que no lo hace. Etsuko no sabe lo que es el amor, solo conoce la definición de diversión, puede que su corazón se esté sintiendo cálido y acelerado cuando piensa en alguien, pero ella siempre termina mal, tan solo vean su extraña relación

-¿Tu qué piensas de esto Shim?- le pregunte curiosa, la verdad es que ya que más daba saber las razones, el chiste es que Tom ya no me ama.

-Yo creo que ella no soporta ver a nadie feliz, así que se dedicó a muchas cosas distintas, y ahora por lo que puedo ver, pues tú ya no eres feliz, y Tom supongo que tampoco

-Tom ya no me ama- le digo encendiendo un cigarrillo- el me lo dijo, y no creo que Harley le haya puesto una pistola en la cabeza para hacerlo, además de que su actitud es distinta cada vez que se ven

-Si me permites, quisiera subir a verla ¿Podrías llevarme a su cuarto?- pregunta poniéndose de pie

-Claro- le digo levantándome apresuradamente también. Salimos del bar en silencio y no puedo evitar sentir unas miradas sobre nosotros, me siento un poco preocupada por el asunto, ya que no me gustaría despertar ningún tipo de rumor. Subimos al elevador con prima y en menos de un minuto ya estamos arriba. Caminamos a la par sin decirnos nada

-Haruka- escucho la voz de Tom que me llama, me doy vuelta de una forma que me parece graciosa y Shim echa a reír

-No te rías baboso- le digo a Shim en un reclamo algo imprudente poniendo cara de berrinche

-Si no te importa y si no estás muy ocupada con tu amigo, Javy está al teléfono y dice que le urge hablar contigo- su tono era celoso, enojado y además de todo mandón

-Voy- le digo sonriendo- la habitación de ella es esa- le señalo e indico a donde debe ir- ¿Irás a la gala de hoy?- le pregunto

-Luego lo invitas con papelito y rosas que te hablan desde Alemania- dice Tom tomándome de la mano y caminando con el hasta la habitación, escucho a Shim reír como un loco cuando Tom ya cerró la puerta

-Los elotes no tienen maíz, Tom- le digo brincando a mi habitación, donde contesto felizmente de recibir una llamada suya…

3 comentarios:

Harlu dijo...

"Hermanito puerco espín"

Muy bueno, en definitiva. ¿Te he dicho que me encanta Andreas? Es buenísimo. + comparto el sentimiento de Bill cuando Tom viene a interrumpirlo a media lectura XD a mí también me choca que me corten la inspiración.

+ ¿Shim qué? Que no se le ocurra ser otro colado por favor. Y que no vayan a matarnos a la Harley-Davidson como hicieron con Lucija, por favor. Nomás que la dejen chillando, que se encuentre otro romance incipiente con un empresario que pueda costearle todos sus lujitos y fin del cuento. ¡Ah! ¿Y podrías hacer a Matilda y a Tom felices de una vez por siempre, por favor? Te lo agradecería enormemente.

(+ Gisela es bien chismosa XD)

¡Besos!

₪ ζΛΨβΞΤ dijo...

Yo pido que: LE CORRRRRTEN LA CABEZA!

Que traigan de vuelta a la comadre, que le de sus madr... que hable con Matilda y veran como se calma por que se calma y se vuelven a poner el añillo ese par en su debido lugar.

(Y Gisela no es chismosa u_u, a mi me cae re bien porque es re coneja como yo... como Zay! como Zay!)

Fєffy K. ♥тн♥ dijo...

Apoyo eso de que le corten la cabeza de Zay x)

Amo chillar cuando leo xd

Necesito que los hagas felices, maldición ¬¬

Lo de las rosas y el papelito, el hermano puerco espín y la llamada de Andy...sdsadasdsadsadsadsad :B

Aish ! yo no entendí bien lo de la mano! ¬¬ yo quería que fuera lo que yo pensaba 77

Espero el otro *---*