Todos alguna vez estaremos Oliendo Pelusas.

¡Bienvenido seas alma perdida!

Anteriormente, hablando del año 2009, este espacio estaba dedicado a la publicación de sandeces, aka fan fiction de la banda alemana de poprockpunknoseque Tokio Hotel.

Sin embargo, después del tiempo que ha sucedido, la temática ha cambiado y, aunque en los archivos están aún esas sandeces, probablemente los escritos que aparecerán próximamente sean más de otros temas, que de la misma banda.

Éste sigue siendo su espacio, éstas siguen siendo sus letras, y esta siempre será la agonía de las palabras.


miércoles, 9 de junio de 2010

Capítulo CX –Un cuento Japonés


MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com

-¿A dónde fue?- pregunte a nuestra seguridad, ellos primero me vieron tan desconcertados, tremendo golpe tenía en la cara, no podía esconderse tan fácilmente

-Dijo que con su madre- me respondió uno de ellos- ¿Necesita algo señorita?

-Sí- conteste confundida ¿Su madre está en Nara?- Necesito que llamen a Seishirou-san

Y así lo hicieron, 5 minutos más tarde ya me encontraba hablando con él, inventando excusas, saque el paradero de Harley

-Voy contigo- me dijo Tom en cuanto le avise que sabía dónde estaba- Por favor

-No creo que sea prudente- le conteste- Espérame aquí, te llamo- le dije dándole un beso

-Haruka- me dijo, cuando iba a subir al auto- Si es que algo puedo hacer, llámame por favor

-Así lo haré, cariño- podía notar su arrepentimiento. La verdad es que no estamos seguros de la gravedad de la situación

-¿prometes estar acá?- le dije en el aeropuerto

-Te lo juro mi cielo- beso mi cabello, suavemente

-Te quiero mamá- le dije, sujetando su mano

-Yo más a ti, mi pedacito de cielo- subió al avión, la vi volar, por enésima vez este año

-¿Aquí es?- me pregunte a mí misma, extrañándome completamente. Camine en silencio, buscando por cada lugar, oliendo el perfume de las flores que aquí abundaban, más mis oídos que se llenaban de lamentaciones- ¿Dónde estás Harley?

-En el camino de las flores- me respondió, voltee de inmediato, traía un ramo de flores- Ven, te presentare a mi madre- camino delante de mí y me estiro su mano, la tome y camine a la par. Unos quince minutos después, ya estábamos ahí.

-¿Dónde está?- le exigí a mi padre aquella tarde. El recital había terminado- Yo confié en ella papá, jamás faltaba a sus juramentos

-Lo lamento tanto Etsuko, ni yo me explico que ha pasado- contesto fumando de su pipa, mientras yo lloraba en su regazo, en medio del escenario

-Ella no es capaz de traicionarme, algo malo debió haberle pasado

-Harley, yo…- comencé, tomándole un hombro, ella miraba fijamente al frente, con gruesas lagrimas resbalando por sus verdes ojos

-No hace falta- contesto amargamente- Yo sé que no sabían…

-¿Dejaras de esconderme las cosas?- le dije, ya habían pasado tres semanas desde su desaparición- Estoy harta de preguntar y que siempre me des la vuelta, papá… Necesito…

-Tu madre se fue, nos abandonó y no volverá- me vio, con dolor, con odio. Mi rostro era tan parecido al de mi madre, él siempre me lo había dicho…- Tu madre te cambio por un hombre

-No es cierto- le dije caminando hacia atrás, termine tropezándome con uno de los muchos adornos de la sala, tirando el jarrón de colección de mi padre

-Es cierto, y no esperes a que vuelva, Etsuko-sama, tu madre ahora está mejor que nunca. Ella, decidió largarse

-Era muy difícil para mí aceptar todo eso, yo no podía creerlo. Me refugie en muchas cosas, para aceptar que mi madre se había ido- decía, llorando, hincada y abrazando mis rodillas. No podía articular ninguna palabra, lo que estaba viendo, parecía sacado de una película

-La odie tanto, todo el tiempo. A mi despertar, que ella no abriera las cortinas de mi habitación para que entrara el sol, en las tardes, que me llenaba de besos antes de cada comida, las lecciones de baile, de clarinete, el simple tiempo juntas. No me explicaba que había hecho mal, para que ella me dejara, antes de mi cumpleaños.

-¡Te odio!- entre azotando el maletín preferido de papá- Muy inteligente de tu parte

-No puedes hablarme así- me dijo exasperado, levantándose de su lugar

-yo te hablo como se me pega la gana- conteste enojada- ¿Quién te has creído que eres?

-Soy tu padre, Etsuko, y me debes respeto- contesto autoritario, pero ya no. Ya no me iba a dejar

-Eso no te da derecho alguno de mentirme ¿Cómo fuiste capaz de hacerlo? Cambiaste mi mundo entero y no tenías derecho

-¿De qué me hablas?- trato de hacerse el inocente

-Mi madre, siempre supiste su paradero y jamás me lo dijiste- le dije comenzando a llorar- ¿Cómo pudiste?

-Lo hice por tu bien- contesto

-¿Mi bien?- resople irónica- Te lo agradezco padre. Qué bien que piensas en mí. Ignorándome por este año de tu vida, alejándome de mi madre, mintiéndome sobre ella… te odio papa… y me odio más por haberte creído…

-¿Que harás?- me cuestionó burlón

-Me voy, y no tienes argumentos para detenerme.

-No sabes lo difícil que fue Haru- dijo incorporándose, dejando las flores sobre…-darme cuenta de que odie a mi madre por una mentira, cuando ella estaba, muerta.

Y yo simplemente no podía decirle nada, ni que la hiciera sentir mejor, ni nada. Ahora me sentía terriblemente culpable por lo que Tom le había dicho…

-Mi padre lo hizo para protegerme- dijo riendo- Prefirió que yo pensará que ella seguía viva, en otro lugar. Pero, esa mentira no se podía tapar por tanto tiempo.

-¿Qué sucedió?- pregunte, con temor a que ella me despreciara, pero no lo hizo. Volteo a mirarme con dulzura, entrelazando sus dedos a los míos

-Ella viajo a Nara, aquí mismo, a un par de cuadras hacía allá- señalo un lugar en el horizonte- para ver a mi abuela, ella estaba muy enferma. Mi madre, sufrió mucho, mi abuelita murió a las pocas horas de que ella arribara aquí. Así que hizo todo el trámite para su entierro, iba camino a casa, cuando una bala perdida…-comenzó a sollozar, la abracé a mí. Ella cayó al suelo, llevándome a mí también –Una bala perdida fue a dar a su cuello. Murió desangrada en medio de la calle. Mi padre se enteró tres días después de mi cumpleaños, y no me lo dijo por temor…

-Tres semanas después, harta de todo, le pregunte y me dijo que se había ido con otro hombre. Por culpa de mi padre, odie a mi madre con todo mi ser, la maldije cada día, hasta enterarme de lo que en verdad le había pasado. Me mato, simplemente me dejo sin aliento.

-¿Qué clase de persona soy Matilda?- me pregunto, estaba realmente triste, se aferraba a mi blusa, y lloraba… solo lloraba y maldecía

-Tranquila- le dije, fue lo único que se me ocurrió

-Y ahora, le arrebato a Tom lo que más quiere… ¿Qué clase de persona soy?- me dice llorando cada vez más

-Tom, el lamenta mucho lo que te dijo- le susurre suavemente

-Está bien, ustedes no sabían…- consintió, limpiándose las lágrimas- lamento haberte golpeado- me acariciaba el rostro- ¿Te quedarás conmigo?

-Sí- le conteste abrazándola de nueva cuenta- Me voy a… quedar contigo…

-Perdóname Mamá- dijo levantándose de pronto, hincándose frente a la tumba- por no saber defender tu nombre, perdóname…

-Todo estará bien- le dije sujetándole la mano- Estoy contigo.

---
lamento el desorden xD

Este es el capítulo correspondiente al martes (LOL) espero el jueves ya publicar con seguimiento.
Gracias

1 comentario:

Fєffy K. ♥тн♥ dijo...

Yo Ame el capi♥
Despues de haber odiado a Harley por un momento, Me da pena u.u

Respecto a la Musica...Yo la amo♥