Todos alguna vez estaremos Oliendo Pelusas.

¡Bienvenido seas alma perdida!

Anteriormente, hablando del año 2009, este espacio estaba dedicado a la publicación de sandeces, aka fan fiction de la banda alemana de poprockpunknoseque Tokio Hotel.

Sin embargo, después del tiempo que ha sucedido, la temática ha cambiado y, aunque en los archivos están aún esas sandeces, probablemente los escritos que aparecerán próximamente sean más de otros temas, que de la misma banda.

Éste sigue siendo su espacio, éstas siguen siendo sus letras, y esta siempre será la agonía de las palabras.


miércoles, 17 de marzo de 2010

Capítulo LXXVIII – De vuelta a la anormalidad

-Fueron cuatro de las mejores semanas de mi vida- decía Diana abrazando a Bill en el aeropuerto de Hamburgo, habíamos prolongado, sin permiso alguno, nuestras vacaciones. Es lunes 1 de febrero del 2016

-Ten cuidado- le dije besándole ambas mejillas- con eso de que ahora eres más famosa- ambas empezamos a reír recordando lo que David nos había advertido. La prensa estuvo presente en todas las vacaciones, incluso nos tomaron una foto a Tom y a mí no en muy buena… bueno, si era una excelente posición, pero no será la favorita de nuestros padres

-No te preocupes- me dijo pellizcándome una mejilla- sabes que la bravo alemana no llega jamás a México, por quién supongo debes preocuparte es por Simone

-Nuestra madre ya se ha acostumbrado- dijo Tom alzando los hombros- además nosotros fuimos captados una vez, ustedes cuatro, así que…

-Ya entendí gran bromista- le dijo Dian proporcionándole un zape.

-Llámanos al llegar- le pidió Bill antes de darle un prolongado beso

-Así será, amor- le dijo ella sonriéndole nostálgicamente y después abordando el avión.

Al regresar fuimos al estudio, Georg junto a Gustav nos esperaban en la sala, con un par de partituras que ensayaban

-Supongo que tendremos que vernos más tarde- me dijo Tom desanimado mientras entraba al estudio, le di un beso en los labios y lo vi irse, mientras yo iba al patio donde Gisela jugaba con Scott y sus hijos

-Mejor dicho, sus hijos juegan con Scott- me dije en voz alta haciéndola reír

- El gran amigo se está haciendo viejo- dijo acariciándole por detrás de las orejas, me senté en el columpio junto a ella (por qué sí, el estudio era ahora como un jardín de niños) y observamos a Luca que daba sus primeros pasos apoyado en los brazos de su hermana, que le hablaba con seriedad pero con una ternura impresionante

-Debemos cuidar eso o podrían caerse, apenas cumplirá los nueve meses- dije volteando a mirarla

-No te preocupes, a estas alturas es más fácil que Alli se caiga, siempre esta detrás de Luca- dijo conmovida

-Eres una madre extraordinaria- le solté de un momento a otro

-Tú también lo serás- dijo tomando una de mis manos acaparando mi atención con su bella sonrisa

-Me he puesto sentimental- le dije limpiando una lágrima mientras lloraba- no puedo creer que pase un tiempo excelente en familia y ahora estoy acá, después nos fuimos de vacaciones y en menos de una semana se irán a África por dos meses

-Lo bueno de que se van- dijo sonriéndome- es que siempre regresan.

Nos quedamos ahí todo el día hablando de las provechosas vacaciones, riendo y disfrutando, nos preparamos para recibir a los J’s, llegarían ese mismo día, en el vuelo de la noche. Diana ya había llamado y nos pusimos a conversar por largas horas en lo que ella acomodaba el sin fin de fotografías en los álbumes.

-¡Lo juro que ya me estaba volviendo loca allá!- dijo Javy abrazándome- No pensé que te extrañaría tanto

-¡Calla! ¡Vas a hacerme llorar, yo también los extrañe terriblemente!- decía entre risas mientras Jay le daba un par de palmadas a los gemelos y caminábamos rápidamente a las camionetas.

Podían quedarse en casa de Gis, quién los recibió igual de animada, pero preferimos que se quedaran con nosotros por esta noche, no sabemos aún si se quedarán aquí permanentemente, están las otras tres habitaciones y ellos podrían ocupar dos de ellas sin causarnos problema alguno… No sé por qué me siento tan cómoda estando con ellos, siempre tienen una anécdota que me hace reír, recordar y terminamos compartiendo un millón de cosas.

-Pues no lo sé, me parece encantador que se estén peleando por ver donde nos vamos a quedar, aunque honestamente preferiríamos ir a otro lado- dijeron con todos en la sala de casa Schäffer, festejando el pasado cumpleaños de Jay con comida chilena

-¿Ya no quieres vivir con ninguno de nosotros? – le dije en tono indignado

-No, no es eso - Contestaron al unísono apenados- Es solo que no queremos darles molestias

-El día que nos den molestias, les avisaremos con anticipación para que se vayan a otro lado- dijo Tom levantándose y poniendo un par de papelitos en un vaso, agitándolos un poco- Sabes que bromeo ¿verdad?

-Ya no estoy tan segura de eso rubio- le dijo Javy con una sonrisa

-Bueno, escojan uno, el nombre que este en el será la casa donde se van a quedar ¿Todos de acuerdo?

Asentimos ansiosos, los J’s la hicieron de emoción balanceando ambos papelitos, escondiéndolos y haciendo un par de trucos de magia desesperando a todos los que estábamos ahí. Al fin Jay escogió en que quedo más cerca de ellos…

-Bueno, entonces seremos los inquilinos permanentes de…- dijo Javy mostrándole el papelito a Jay- ¡Los Kaulitz!

-¡Hicieron trampa!- gritó Gisela

-No es cierto- dijimos los Kaulitz al tiempo en que todos nos carcajeábamos.

Esa misma noche salimos a bailar, Astrid se quedo con los retoños, y la sorpresa de la noche la dieron Javy y Andreas, quién a pesar de sus diferencias de edad, parecían entenderse mejor de lo que todos pensábamos. Jay fue quién ligo a una bella chica a la que llamo Fefe, de la misma edad que él.

Para nuestra mala suerte, la semana paso más rápido de lo que planeábamos y ellos ya se encontraban empacando para la gira por África.

-Voy a extrañarte tanto- me dijo Tom la noche anterior a marcharse

-Yo a ti, mucho mucho- le dije abrazándolo torpemente evitando llorar

-Vamos cariño, no podemos ponernos así cada que nos dejaremos de ver- acaricio mi cabello lentamente- regresaremos en un abrir y cerrar de ojos

-Aún así- dije caprichosa- me sentiré tan celosa, y voy a extrañarte y te gritaré por televisión, tendré que leer las miles de pancartas que te hacen, y escuchar sus gritos eufóricos con sus deseos de…. Tenerte amarrado a sus camas

-¡Haruka!- me dijo riendo y colocándome sobre él- No importa cuán atrevidas sean las proposiciones, ni lo guapas que sean. ¿Eres tonta o qué? No tengo ojos para nadie más que no seas tú

-Yo confío en ti Tom, pero en ellas no, sus descarriadas ideas de filtrarse en tu habitación por la noche me carcomen, o que pueden tocarte y pellizcarte, robarte un beso ¡Ash, no sé!

-Te ves tan maravillosa cuando te encelas sin razón- me dijo volteando mi rostro para que lo mirara, hizo un par de gestos y al fin yo relaje el mío

-Te llevarás la púa- le dije quitándomela y en seguida acomodándola en su cuello- será tu amuleto de la buena suerte

-Pero Mat, es tú púa- me dijo tratando de quitársela

-No importa de quién sea, quiero que la lleves contigo, me la darás cuando regreses

-Entonces yo te daré el mini Tom- me dijo quitándose su dije y poniéndomelo

-Es horrible- le dije admirándolo un poco- ¿Quién te dio algo tan feo?- pregunte riendo con obviedad

-La mujer de mi vida- respondió suavemente oliendo mi cabello y paralizando mis sentidos. La llama se encendió, parecíamos un par de adolescentes inexpertos, con miedo a tocarnos, incluso miedo a ver nuestros cuerpos desnudos.

Todo temblaba, aguantábamos la respiración, nos mirábamos con timidez, buscábamos el lugar indicado para poner nuestras manos, besándonos con tanta pasión, con entrega, acariciando, besando, grabando cada poro de nuestros cuerpos en el del otro…

-Voy a llamarte todas las mañanas- me dijo respirando ya un poco más tranquilo sobre mi frente

-Voy a llamarte todas las noches- le dije besando sus lunares y recorriéndome un poco hasta alcanzar su mirada

-Voy a extrañarte todos los días- dijimos al unísono mientras pegábamos más nuestros cuerpos, cubriéndonos con las sábanas, hasta el amanecer.

Desde muy temprano nos levantamos para ir al HAM, Gisela, los J’s y yo despediríamos a Tokio Hotel, se encontraban más que emocionados por empezar de nuevo con su “agotador” trabajo.

Hicimos un par de promesas, nos abrazamos, nos babeamos, tratamos de no llorar…

-Prometiste decirme antes de marcharme- le reclamaba Gustav a Gisela

-Pues- le decía ella bailando los ojos- A mediados de Octubre Matilda será tía de nuevo

-¿Yo?- pregunte confundida- El bebé de Geo nace en Julio… ¡Oh Dios!- dije paralizada- No me digas que mi hermano…- me estaba dando un ataque

-Eres tan lenta Haruka- me dijo Gisela negando divertida- Gustav será el papá

-¿Qué?- dijo sorprendido levantándola del suelo riendo amenamente mientras todos bailoteábamos alrededor de los nada novatos padres

-Gustav- le dijo Tom después de felicitarlo- eres mi más grande orgullo, ¡Así se hace muchacho!- celebro victorioso

-Sí, no sé qué haría sin tus consejos- le contesto condescendiente

-¿La idea de los dedos es tuya?- le preguntó de manera abierta Gisela, la miré con sorpresa y después a Tom, quién también estaba desconcertado

-Eso es naturalmente mío, primor- le dijo Gustav cargándola de nuevo y dando unas vueltas

-¿Dedos?- pregunte confundida- Par de pervertidos estos-dije indignadamente sonriente

-Me habías comentado algo sobre unos espejos, ¿No, Bill?- le preguntó Geo al menor de los Kaulitz, mirándonos de re ojo, sin preocuparse por ser discretos- Porqué eso se me hace más depravado todavía

-Se les hace tarde, caminen- los apuré antes de que Tom empezará a comentar nuestra divertida estancia en las maldivas y las aventuras con la silla de playa

-Te amo- me dijo después de un beso. Caminaron con paciencia hasta el avión. Donde nuevamente les decíamos adiós

-Creo que no me acostumbrare a esto- me dijo Jay desanimado

-Lo bueno de que se van- le dije abordando la camioneta- es que siempre regresan

Mire a Gis quién me sonreía amigablemente, ambas pusimos las manos sobre su vientre, esperando una gran historia.

3 comentarios:

₪ ζΛΨβΞΤ dijo...

La Familia Listing (Georg, Zay, Melissa y el(a) nuev@ integrante) hemos decidido que el proximo aniversario de bodas de la familia Shäfer, les daremos una televesión de pantalla plana de mil ocho mil pulgadas para que se estén quietos ¡YA!

● ● H u m a n O i d●B i tC h ● ● dijo...

aawww! todo este capi tan sentimental... y Oh Dios! Amo muchisimo más a Gisela!!!!
hahahahahahahahahahahahahahaha!!!!
no maaaaaames eeesa estuvo re buena!
hahahahahahaha mira a Gisela... quién
la hubiera vistoo!! hahaha y el Gus... todo un semental el cabrón!!
ay si ay si xDD!!
y luego... Gisela creo que ni le
habla a tu hermano y ya quieres
que esté ella enterada de tu hermano!!! weeee!
Haruka, Mat, Shisha, Oreo.. eres taaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaan lenta
hahahahahaha [sape]...
y así te amo perra! :3♥♥♥

● ● H u m a n O i d●B i tC h ● ● dijo...

Georg cómo se enteró de los espejos?!

hahahahaha xDD!!!!!