Todos alguna vez estaremos Oliendo Pelusas.

¡Bienvenido seas alma perdida!

Anteriormente, hablando del año 2009, este espacio estaba dedicado a la publicación de sandeces, aka fan fiction de la banda alemana de poprockpunknoseque Tokio Hotel.

Sin embargo, después del tiempo que ha sucedido, la temática ha cambiado y, aunque en los archivos están aún esas sandeces, probablemente los escritos que aparecerán próximamente sean más de otros temas, que de la misma banda.

Éste sigue siendo su espacio, éstas siguen siendo sus letras, y esta siempre será la agonía de las palabras.


miércoles, 24 de marzo de 2010

Con el alma en un hilo - Feliz cumpleaños Pompi


¡Feliz cumpleaños!

¡No puede ser!

Por más que hice trampa me atrase con un minuto waaa xD!
Oficialmente ya tienes 14 años cielito <3

¡Así que te cumpliré tu sueño por un día hahaha!

-----------------------------------------------

Con el alma en un hilo- Capitulo especial

Es esta noche, acabamos de hablar con Matilda y todo parece estar bien con ella, muchas otras cosas pasaron el día de hoy. Después de escuchar la voz de Mat… pude ver a ese hombre del cual siempre he pertenecido, su cuerpo tan perfecto, esa sonrisa que siempre me causo un temblor en el estomago.

Ella me había pedido perdón y yo no sabía exactamente el porqué, pero me agradaba saberlo. Ahora no puedo dormir ¿Qué puedo hacer? No bebo, no fumo, no me apetece leer ni hablar con nadie, si bajo a la sala seguro me atacarán con preguntas o con pláticas que ahora preferiría ahorrarme.

-¿Golfis?- tocaba Zel a mi puerta, no tenía ganas de abrirle, pero ella lo hizo y ya la veía en el borde de la cama muy arreglada

-¿Vas a salir?- pregunte levantando una ceja

-Sí- respondió con obviedad – Said ha venido por mí, también Kony saldrá ¿Estarás bien?

-Claro que sí- le respondí animada. Un rato después baje a la sala y me acurruque en un sillón, prendí la tele, estaban anunciando la gira de Tokio Hotel

-bah!- digo aventando el control, para después agacharme por él un poco encaprichada, cuando caigo en cuenta de que alguien está tocando la puerta

-¿Hay alguien en casa?- dice una voz masculina que de un momento no identifico, muevo la cortina un poco y ahí estaba

-Tom- le digo sorprendida dejándolo pasar -¿Qué pasa?

-Nada- me dice quitándose la sudadera- ¿Siempre es así de caluroso? ¿O soy yo?- volteo a mirarme de manera lasciva, y no supe que contestarle

-¿Gustas algo de tomar?- le pregunte caminando hacía la cocina

-Un poco de whisky me agradaría- dijo sentándose en la mesita que en la cocina se encontraba. Saque la botella de la alacena y mientras podía sentir su mirar, cada paso que daba era vigilado por su intensa mirada que me ponía de los nervios…

-¿Necesitas que te ayude en algo?- quería saber la razón de su visita, es tarde, viene él solo, se me hace en realidad extraño que este aquí

-Me gustas- dijo acercándose a mí, trate de alejarme, pero él me aprisiono con sus piernas- Vamos a la cama- me dijo hablándome lentamente al oído, mientras mordía mi lóbulo haciendo que me excitara cada vez más-

-No Tom- dije con mis labios que temblaban, sus manos acariciaban mi espalda y se paseaban por debajo de mi pijama

-Anda- dijo sonriéndome- a Matilda no le importará

-No- dije contundente alejándolo de mí y caminando hacia el recibidor, esperaba que el simplemente se fuera

-¿No qué?- pregunto burlón, me tomo de los hombros y me hizo caminar en reversa, ahora quedaba pegada en la puerta principal mientras el besaba mi cuello lentamente- No puedes resistirte a mi encanto ¿O si Dalila?

La verdad es que no, siempre había imaginado la mejor noche de mi vida a su lado, y aquí estábamos, ahora le correspondía los besos, nuestra respiración era más agitada que cualquiera que hubiera escuchado antes, nuestros jadeos también se hacían notar. No era ya suficiente lo que hacíamos en ese instante, pase mis manos por debajo de sus playeras hasta sentir lo marcado de su abdomen que me hizo sonreír llena de placer imaginando ese torso desnudo sobre el mío.

El se porto muy inteligente, mientras con una de sus manos me tomaba de la cintura, con la otra bajaba mi mano con lentitud, pude sentir el borde de su pantalón, el detuvo su movimiento y se dedico a sacarme completamente la pijama. Tal vez mi mano era un poco tímida, acariciaba su miembro por sobre el pantalón, mientras el gruñía en señal de aprobación, al escuchar cada uno de sus excitantes desahogos, me atrevía a cambiar mi mano de posición, hasta que pude sentir la piel de su miembro erecto entre mis dedos.

Me sonrió, dio un par de pasos y fue como su pantalón quedo tirado en el suelo junto con mi ropa, le saque sus playeras dejándome admirar completamente ese bello pecho con el que soñaba, me dirigí a él en besos, que más bien parecían mordidas. El se mordía el labio y movía su piercing de lado a lado, creo que él se ha dado cuenta que ese movimiento me excita más que cualquiera.

Me cargo entre sus brazos, quito todo lo que estaba en la mesita de centro y me dejo caer con rudeza en ella, me quito con salvajismo mi ropa interior y la aventó por algún lado de la sala. Me veía con tanta sexualidad, mientras yo lo esperaba recostada con mis labios entre abiertos, sin embargo me senté y tome su miembro entre mis manos, movimiento que lo tomo por sorpresa y no pudo contener un escandaloso gemido.

Llevaba un ritmo perfecto entre mis succiones y el movimiento de su cadera, sin embargo me detuvo de un momento a otro y se hinco frente a mí, separo mis piernas con tibieza, y hundió su cabeza. En esos momentos estaba perdida, no sabía quién era quién y en qué lugar me encontraba, solo podía identificar la textura de su lengua paseándose por el rincón secreto de mi cuerpo.

-Dalila- dijo con agotamiento, mirándome- ¿Estas lista?- me pregunto y yo lo mire confundida ¿Lista para qué? Me preguntaba, fue hasta que se hinco sobre la mesa y se inclino un poco que comprendía que es lo que quería, así que me recosté y lo espere. Me sonrió de manera picara mientras me hacía sentir su cuerpo dentro del mío, mi espalda se encorvo y cada poro de mi cuerpo se erizo al contacto. Me hizo suya en ese momento, yo solo podía ver sus tupidas pestañas y sus labios temblando por el veloz movimiento de su cadera.

Mis piernas ahora estaban entumecidas soportando el peso de su cuerpo sobre el mío. Vi la luz de la sala encenderse…

-Oh Dios- dijo Kony tapándose la boca y yo que no me podía mover, me dio tanta vergüenza

-¡Dalila!- dijo Zel asustada- ¿Por qué no lo has hecho en tu habitación?

-¿Qué?- pregunte confundida

-Mira nena- continuo Kony aventándome la pijama- yo que sé son novios, pero por favor, ¡mis muebles!

-¿¡Qué!?- volví a decir ahora más escandalizada, trate de incorporarme pero Tom tenía sus manos enredadas a mi cuello, además de que dormía profundamente y me dolía todo

-Anda, a su habitación- me apuro Zel ¿Qué está pasando aquí?

-Ya, despierta-

-No, yo no soy su novia- dije sobresaltada, ahora podía ver el reloj de la sala que marcaban las cuatro de la mañana, Zel y Kony me veían a punto de soltar la carcajada, mientras yo limpiaba el rastro de saliva y me daba cuenta que todo había sido un sueño. Sonreí torpemente al encontrarme con mi pijama donde debía estar.

Subí corriendo las escaleras y tome el teléfono, marque un montón de números

-¿Hallo?- me contestó una gentil voz, la había escuchado en la tarde y correspondía a Gisela

-Hola, disculpa ¿Esta Matilda? ¿Está ocupada? ¿Podría hablar con ella unos minutos? ¡Juro que no tardare!

-Claro que sí- dijo ella risueña, camino rápido y después Mat me contestaba el teléfono alegremente

-Te amo- le dije en cuanto dejo de saludarme- mucho, de verdad, a la potencia mil infinita y uno siempre más que tu

-No es cierto- dijo caprichosa- y por cierto pompa…- se detuvo, alcancé a escuchar un suspiro- Feliz cumpleaños.

-----------------------------Este capitulo es atemporal, en la historia verdadera no es el cumpleaños de mi hermosa Dalila, pero en este que es especia ¡SÍ! mi amor, espero que te la hayas pasado increíble, te amo pompi.

Te amo



♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥

♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥

4 comentarios:

● ● H u m a n O i d●B i tC h ● ● dijo...

Esa llamada que te hice...

Dios... estoy chillando!

y son las 2 y media de la magrugada! casi! x'DD!

TE AMO DEMADIADO.... DEMADIADO!!

A LA POTENCIA INFINITA DE LO QUE TU A MI! ahuevo QUE SII! ♥♥♥♥

● ● H u m a n O i d●B i tC h ● ● dijo...

y era DEMASIADO! aunque esa palabra se queda corta!

DEMASIAADO! A MADRES! BIEN CABRÓN!
MUCHO! AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!

MUCHISIMAS GRACIAS MI AMOR ~♥♥♥

● ● H u m a n O i d●B i tC h ● ● dijo...

sólo por un día ¬¬... hahaha mi viida! :3...

Koney Love ♥ dijo...

¡aaaaaayyy! ¡Mis muebles! ¡gr! xD

Con lo descarada que soy y mi ausencia de celular no felicité a Dali... así que si me quiere llamar Fucking-Kony-Bastard lo aceptaré xD

Oh que hermosos los sueños eróticos de la bitchy *--*


Las extraño a ambas. So much <3







(la ausencia de ti me está matando ¿dónde a quedado nuestra hermandad? ¡exigo saber algo de ti R.) ♥