Todos alguna vez estaremos Oliendo Pelusas.

¡Bienvenido seas alma perdida!

Anteriormente, hablando del año 2009, este espacio estaba dedicado a la publicación de sandeces, aka fan fiction de la banda alemana de poprockpunknoseque Tokio Hotel.

Sin embargo, después del tiempo que ha sucedido, la temática ha cambiado y, aunque en los archivos están aún esas sandeces, probablemente los escritos que aparecerán próximamente sean más de otros temas, que de la misma banda.

Éste sigue siendo su espacio, éstas siguen siendo sus letras, y esta siempre será la agonía de las palabras.


sábado, 20 de marzo de 2010

Capítulo LXXX – Sobrinas

-Sí, Andreas ya me confesó sus sucios planes con Javy, lo que se tardo en contarnos fue que había terminado con su novia… un poco antes de acabar el año ¿Puedes creerlo? Él ya no andaba con…

-No sé, no me supe el nombre- le contestaba a mi bello bebé que hablaba impaciente mientras me reía un poco, recordé “Marianne”

-Bueno ¿Eso qué?- le siguió mientras volvía a reír, bastante nervioso- ¿Sabes? Se me hace extraño hablar… en este momento, me siento angustiado, pero honestamente no sé por qué ¿Está todo bien allá?

-Sí, amor. Todo está perfecto, yo creo que lo que te pasa es que me extrañas… pero si apenas hace unas horas que dejaste de verme cariño ¡debes resistir!- le dije riendo con una voz de salvadora, mientras el suspiraba lentamente

-Acá nadie me mima- decía con voz infantil- Georg ya no me canta para dormir- y estalló en risas, escuche al fondo la voz del pelirrojo que reclamaba a gritos- lo bueno es que- decía trabado, controlando su respiración- estaremos alejados prácticamente poco tiempo, el primero de abril ya me tendrás de nuevo y podremos hacer…

-Sí, también muero por hacerlo- su tono empezaba a cambiar a un estilo bastante particular de llamada-erótica-anónima- pero será cuando regreses, no planeo tener sexo por medio de un teléfono xD

-¿Y quién hablo de sexo?- dijo a lo alto, ahora se escuchaban las voces de más personas, no solo los Tokio que gritaban apagara ya el celular y no empezará con sus “promiscuidades”

-¡Ves!- le decía tratando de bajar la voz, se acaba de escuchar dos azotones de puertas, los j’s han llegado- Ahora todo el Staff no me bajara de ninfómana y depravada, igual que tu

-Te llamaré en cuanto amanezca en Alemania… creo… debo adecuarme a los horarios, no sé ni qué hora es en este momento, allá son las 2am ¿no?- hice un sonido semejante a un sí- pues, no sé, pero yo te llamare…- la verdad es que la diferencia, dependiendo del lugar en el que se encuentre, varia de una hora a dos. Tampoco es que vayan a estar en todos lados…. No sé como manejará Jost las fechas y las estadías, o si tienen planeado hacer más cosas…

Unos cuantos cariños más y colgamos el teléfono. Fue de las pocas conversaciones que tuvimos tranquilamente en el lapso de 1 mes. Pasaron muchas cosas en ese tiempo, una de las más significativas fue la formalización del compromiso entre Andy y Javy, por mediados del mes de febrero.

La pancita de Gis crece rápidamente, según sus cuentas ella tiene alrededor de 3 meses, y ya es bastante notoria. El cumpleaños número 20 de la pequeña Zel también fue festejado, tuvieron fiesta toda la semana, así que, de todos los días de esa semana que trate de comunicarme con ella, hable a lo mucho 15 minutos…

No sé por qué razón nos encontrábamos tan ocupados, si no hacíamos nada relevante. Mi trabajo con el señor Mintz y la supervisión se realiza una vez cada dos semanas, mientras tanto en casa nos la pasamos en un millón de actividades distintas, sobre todo que ahora el pequeño Luca ha decidido trepar por todos los lugares de la casa.

-¿A dónde vamos?- pregunto curiosa Allison esa mañana del 3 de Marzo

-A ver al doctor que atenderá a tus nuevos hermanitos- le decía Gis sentada junto a ella, lucía exageradamente agotada

-Honestamente no creo que te dejen viajar- le dije un poco desanimada

-Son los cuatro de All, no puede estar lejos de su papá, mi madre ya se ha ido con Agathe a Croacia… y honestamente extraño mucho a Gus- sin razón alguna se puso a llorar. En ese momento entendí que no habría poder humano que la hiciera cambiar de opinión

-Bueno- nos decía Magnus, el pediatra de los Schäffer- al parecer todo está en calma, por aquí ya se ve claramente que serán ¿Quieres saber?- le dijo risueño

-¿Qué serán?- le pregunto Gis confundida- Te refieres a… ¡¡Oh si!!- dijo enderezándose un poco- Si, sí quiero saber… pero no sé si Gustav debería estar aquí…

-Bueno, los granitos de café no van a moverse de ahí, podemos esperar a que su padre regrese de viaje ¿Qué te parece?

-Excelente, entonces si podré viajar para esas fechas… ¿verdad?

-Tendrás que venir tres días antes de la fecha en la que planeas salir, para ver si todo marcha correctamente. Tengo la creencia de que podrás ir Gisela

Gis estaba tan entretenida, que no había puesto atención a las palabras que el médico acababa de darle, una clave que seguramente le entro por un oído y le salió por el otro. Sin querer, me he enterado de que La familia Schäffer tendrá a dos hermosas pequeñas como nuevas inquilinas permanentes.

-Más bebés y más bebés- canturreaba yo sola acomodando una infinidad de papeles que de la nada habían aparecido, ya es día en que Gisela se ha marchado, Andy se la pasa metido todo el día en casa y hacen muchos desastres mientras Jay ya se siente mejor con respecto a lo de su hermana…hoy es 14 de Marzo, estoy decidida a hacer una llamada hasta Croacia para ver a ese hombre, así tenga que viajar allá, la ansiedad me consume…

Pero, hago otra llamada…

-¿Cómo va mi bebé?- le dije al momento que me contestó

-Va muy bien comadre, creciendo y creciendo, he crecido yo también- contestó Zay con pasividad – ayer fui al ginecólogo, me hice un ultrasonido y ¡¡Ya sé que será!!

-¿Qué esperas para decirme?- le dije gritando de emoción, dando vueltas en la habitación hasta caer rodando en mi cama

-Pues- dijo dudosa- no sé si sea correcto decirte primero que a mi marido

-¡Vamos Zay!- insistí ansiosa- no le diré a nadie…

-Pues entonces- dijo tarareando- vas a tener otra sobrina

-¿De verdad?- me incorpore emocionada- ¡Qué gusto!

-Lo sé, estoy muy emocionada de que sea otra niña, no sé qué dirá Geo cuando se lo cuente- me confesaba, se escuchaba un poco preocupada

-La verdad- le dije en mi tono de psicóloga tranquilizadora- el estará encantado de que su bebé sea una niña, lo importante de todo el asunto es que es un hijo contigo Zay, eso debería ser el tema central de todo…

Y comencé a contar un sinfín de cosas mientras ella me escuchaba atenta, hicimos algunos comentarios sobre su embarazo, los cuidados que le recomendó el ginecólogo, su experiencia como madre y algo de lo que yo sabía. No le comente sobre lo que planeo hacer, hasta que las cosas salgan bien, será el momento de comentar mis angustiantes sospechas.

Pensé un par de días más hasta estar segura de que haría. Me la pasaba horas hablando con Tom de lo hermoso que es África y la gente, de la multipolaridad de platillos que habían probado y de lo mucho que habían conseguido descansar.

-El sol me consume día con día, voy a llegar allá y no me vas a reconocer- decía agobiado aquella noche, han terminado uno de los conciertos en Mozambique

-¿Te has puesto el bloqueador verdad?- le preguntaba risueña, sus quejas me parecen tan encantadoras

-¡Claro que sí! Me baño en bloqueador todos los días, me agrada el clima, el sol no tanto

-Ya casi regresan- le dije acomodando mi ropa en la maleta… aprovechando que estoy, no solamente sola en la casa, sino que no hay nadie que me pregunte a donde voy, viajaré a Croacia mañana al medio día

-No es verdad- me dijo seriamente- apenas es 18 de marzo, faltan como dos semanas…

-Bueno, ya es menos- dije distraída

-¿Qué estás haciendo?- pregunto de pronto

-Nada- dije rápidamente- bueno, en realidad… me estoy quitando la ropa lentamente…- dije sensual

-Dime más- se escucho como camino, sino es que corrió, a un lugar cerrado, y empecé a hablar… treinta minutos, cuando me dieron ganas “sin razón” de meterme a la bañera. Estábamos tomando un baño, el allá y yo acá, cuando me llego el sentimiento…

-Te extraño tanto – le dije después de estar en un silencio romántico escuchando nuestros suspiros

-Yo también- contestó nostálgico – y en este momento más que nunca

Seguimos hablando más tiempo, tiempo que me hacía extrañarlo de manera enferma, estaba a punto de contarle mis planes, pero el tiempo era nuestro enemigo y tuvimos que colgar, ellos también viajarían mañana a otro lugar.

Me metí a la cama, con todos los papeles listos.

En la mañana, los guardaespaldas me preguntaron a donde iba, les pedí de favor que no hicieran más preguntas, y que no le dijeran a nadie que saldría del país. Tuve que decirles un par de mentiras, que para mi fortuna resultaron bastante creíbles. Me llevaron al aeropuerto. Soy una persona bastante afortunada. Gisela se encuentra fuera con los niños, Javy y Jay tuvieron que viajar de emergencia a su país, no están desde un par de días. Los chicos fuera, el Staff fuera, estoy bajo el cuidado del personal de seguridad, me daba miedo que Simone o Gordon fueran a la casa, espero que estos días no lo hagan.

Espero no tardarme mucho en Sisak y encontrar lo que busco.

Llegué alrededor de las dos de la tarde a Zagreb, y de ahí tome un taxi privado que me llevo hasta Sisak, manejo bastante, tal vez dos horas y la cuenta fue enorme.

Así que llegue al pequeño pueblo y ¿Ahora? Me instalé en el hotel y lo único que se me ocurrió fue ir a un hospital.

-Disculpe señorita- le dije a la recepcionista que me ignoró los primeros 15 minutos

-ispričavam se, ali mi smo vrlo zauzeti, ne mogu prisustvovati- me contesto con un gesto bastante mal educado y me enoje sin razón, al salir me di cuenta de que la falta de cultura era yo, por venir a un país del cual desconozco su idioma.

Así que me senté en un café sin saber qué hacer. Pedí un directorio telefónico, de nuevo todo estaba en croata

-¿Trebate li pomoć?- me dijo un chico bastante apuesto, me quede mirándolo intentando responder algo coherente

-yes, well- le dije trabadamente debido a la hermosura de sus ojos que se clavaron en los míos-¿Alguien que hable inglés o español? – después pensé en por qué se lo había preguntado en el mismísimo español siendo el inglés el idioma más popular del mundo

-Claro que sí- me respondió animado tomando asiento frente a mi - ¿Buscas algún lugar donde quedarte? Conozco muy buenos hoteles aquí en el centro

-Oh no, gracias- le respondí con timidez, pero al mismo tiempo aliviada de encontrar a alguien- Ya tengo lugar, gracias. Lo que busco es una persona…

-¿En dónde te estás quedando? Por cierto soy Zvonimir

-Ah, en Panonija - ¿Por qué le estoy diciendo esto a un extraño?- Soy Matilda

-Pues es un placer- me dio la mano todavía más animado- ¿A quién buscas? ¿Un amigo?

-Un médico- le dije al tiempo que nos parábamos de la mesa- Dubocovich, pero la verdad no se su nombre ni donde vive o donde trabaja

-Los Dubocovich son muy famosos aquí- me dijo cuando saludaba a alguien al otro lado de la calle- el problema es que son demasiados

-El es obstetra- le dije sin ánimos, la verdad es muy difícil encontrar a alguien…. sin dato alguno

-¿Zvonimir?- una chica hablo a nuestras espaldas, él volteo a mirarla, le sonrío animado aunque ella a él no tanto, se acerco la abrazo y le dio una vuelta

-Que gusto verte, ¿Cuándo regresaste?

-¿Quién es ella?- le pregunto la chica mirándome de arriba abajo- ¿Tu nueva conquista hermanito?

-Oh no, nada de eso- le respondio el tratando de tranquilizar el ambiente- es Matilda viene a buscar a…

-¿Matilda?- le dijo ella sin dejarlo terminar- Soy Danica Dubocovich- dijo extendiéndome la mano mientras la miraba con la boca abierta

-Oh si- le dije despejando mis ideas y estrechando su mano, ella en seguida me sonrío- mucho gusto

-El gusto es mío, creo que mi hermano ya te dio la bienvenida como es debida ¿o no Zvonimir?- lo miro con complicidad mientras el sonreía y se rascaba la barbilla

-Nos hemos encontrado por casualidad- le dijo él- viene a buscar al tío Darko

-¿Para qué lo buscas?- pregunto en un tono serio mientras encendía un cigarrillo- ¿Vas a tener un bebé?- sin darme cuenta ya nos encontrábamos caminando hacía una camioneta, en la que estaba a punto de subirme como copiloto- El ahora está atendiendo un parto triple, está en el hospital, pero si gustas puedes ir a nuestra casa a esperarlo

-Bueno yo- Zvonimir me abrió la puerta y con una señal galante me indico que entrara- Gracias, pero…

-Al tío le fascinan las visitas, seguro le encantará verte, sea lo que sea el asunto que vienes a arreglar con el- me dijo Danica al tiempo que arrancábamos hacía su casa.

Tenía miedo pero ahí estaba, sentada cómodamente mientras Danica conducía y Zvonimir me hacía un millón de preguntas sobre el motivo de mi visita…

-¿Buscando a alguien?- pregunto la chica una vez que entramos a su casa

-Sí, la verdad ni siquiera sé si tu tío los conozca, solo he venido aquí por una foto que encontré- la saque de mi bolsillo y se la extendí, ella en seguida llamo a Zvonimir, que al ver la foto la dejo caer en el suelo con una cara de susto indescriptible

-Es ella- dijo pasmado en lo que yo levantaba la foto del suelo, voltee a mirarlo con sorpresa ¿Cómo es posible que de entre tanta gente que hay en este lugar, me encontré precisamente a quienes tienen información de ella?- Las Radovechich- dijeron al unísono, mirándome…

2 comentarios:

₪ ζΛΨβΞΤ dijo...

Una niña!!! Que jugarán con las de mi cuñado Gustav!!!!

Una niña!!! Am... Am... xD la diferencia segurito será que ella será güerita como el padre! Ya la vi! Ya la vi! Y no es que no adore a Melisa, no, no, no... pero Meli salió a su padre, Cual era el nombre del padre? xD

● ● H u m a n O i d●B i tC h ● ● dijo...

fjknerfuuiaf D:
t'djjn yanjkfd jndkfk
r'r'fnafjakfnjkakfnjk.a *¬* jfknahkujnf
afbakf.hfkaf'fnjanjnj 'fnajnfja ♥

Traducción:

que peeedoooo! D:
me exité con la llamada d Tom *¬*
Croacia... no entiendo...
te amooo! ♥


xD!

hahaha Zay! hahahha xDD!