Todos alguna vez estaremos Oliendo Pelusas.

¡Bienvenido seas alma perdida!

Anteriormente, hablando del año 2009, este espacio estaba dedicado a la publicación de sandeces, aka fan fiction de la banda alemana de poprockpunknoseque Tokio Hotel.

Sin embargo, después del tiempo que ha sucedido, la temática ha cambiado y, aunque en los archivos están aún esas sandeces, probablemente los escritos que aparecerán próximamente sean más de otros temas, que de la misma banda.

Éste sigue siendo su espacio, éstas siguen siendo sus letras, y esta siempre será la agonía de las palabras.


martes, 13 de julio de 2010

Capítulo CXXV – La verdad oculta ¿Para quién?


MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com

-Yo jamás entenderé el juego de esos dos- dijo Georg antes de quedarse dormido junto a Gustav. El vuelo a Hamburgo estaba en pleno cielo, dejándonos ver luces raras por el sol y sus reflejos, a todo el esplendor. Me pregunto ahora que más viene

Matilda es tan cambiante, Tom es tan inestable y los dos se aman... pero yo no sé que pase por sus cabezas, la verdad... No lo sé. Ellos no me dicen nada, y no le dicen nada a nadie.

Tras unas horas, al fin arribamos a casa, varias camionetas ya nos reciben, la gente nos da la bienvenida, Jost se va encaprichado en otra camioneta, sin decirnos mucho

-El sigue enojado- me susurra Gustav- Matilda le dijo algo bastante bueno

-Esa Haruka- le digo sonriendo mientras niego con la cabeza

-¿Bill?- pregunta Dunja a lo lejos

-Aquí estoy- le digo levantando la mano

-Dale esto a tu mamá- me dice entregándome unas cajitas curiosas- Nosotros no podemos ir ahora y ella esta en casa esperándolos

-¿Por qué no podrán ir?- le pregunte confundido- ¿Jost esta tan enojado?

-No es eso, tenemos asuntos que atender en el estudio. Saludalos a todos- y se fue. Sin decir ni objetar nada, abordamos las camionetas

Fue un camino ligero, corto, cómodo y silencioso.

Al llegar, nuestra madre abrió la puerta con su cara siempre amable, así que sin más, bajamos de los vehículos y corrimos dentro

-¡Que gusto verte mi pequeño!- me dijo abriendo los brazos y envolviéndome en ellos con efusividad

-Me da gusto verte también- le digo besando su frente, después de eso, Gordon también me abrazaba

-Les tenemos una sorpresa- nos dijo el después de habernos saludado

-¿Cual?- pregunte animado

-A mi- me responde Diana muy quitada de la pena saliendo de la cocina

-Y a mi- dice después Zaybet, con sus hijas en brazos

-¡Papa!- dice Melissa animada bajándose de los brazos de Zay y corriendo tras Georg, quién la cargo de inmediato dándole unas vueltas por sobre su cabeza

-Mi pequeña preciosa ¿Como estas? ¿cuando llegaste?- le pregunta emocionado propinandole besos en toda su carita

-Bien- le dice ella con su vocecita- y llegamos ayer

-Que sorpresa tan más hermosa- les digo mientras Diana ya estaba bien colocada en mis brazos- Después de una temporada de arduo trabajo, parece que tendremos las mejores vacaciones

-Ya no quería estar alejada de ti- me susurro Diana tomándome de la mano

-¿Donde esta Gisela?- pregunta de pronto Georg ya con sus dos hijas en los brazos

-Esta durmiendo al igual que los niños- responde Zaybet- digamos que tuvimos una noche bastante agitada

-¿Y el inútil de Andreas?- pregunta esta vez Gustav...- ¿Gisela esta en casa Kaulitz? - dice de pronto abriendonos los ojos a todos. No nos habíamos dado cuenta de ese pequeño detalle

-Era más fácil para nosotros cuidarla si estábamos en una sola casa- contesta mi madre- hace un par de días que Gisela esta muy inquieta y nosotros vinimos a ver a Andreas que al parecer tenía hecho un muladar la casa.

-Ay no- digo pensando en todas las cosas que seguramente pasaron en nuestra ausencia....

-No es nada grave Bill- dice Gordon palmeando mi hombro- Unicamente que Andreas es un poco gritón y le gusta hacer escándalo, Jaden recurrió a Gisela y ella se vino con los niños, la pareja paro por un par de días y después sin pena alguna Andreas se paseaba en bata por todos lados y nos llamaron, pero solo veníamos a comer

-Andreas y Javy salieron a desayunar- complementaba nuestra madre-...ayer...

-¡pff!- digo Georg- Así que Thomas y Matilda ya encontraron a otro par de locos que pueden jugar carreras con ellos

-¿Donde están ellos?- me pregunta Diana

-¿No están aquí?- pregunta Gustav con gesto sorprendido

-¿No?- dice Zayra- ¿Que no se supone que se vinieron en el mismo vuelo?

-No...- digo recapacitando- ahora que lo dices... ni siquiera sé si ellos salieron a tiempo de Japón

-¿De Japón?- pregunta mi madre- ¿Por qué razón ellos no estaban con ustedes?

-¿Qué no se habían reconciliado?- cuestiona Zay

-¿Estaban peleados?- pregunta ahora Gordon

-Ehm...- les digo, ahora seguramente tendría que dar una explicación- Pues en realidad, sí tuvieron un par de problemas.... pero... ¿Ustedes como saben de la “reconciliación”?- les pregunto haciendo comillas con las manos

-Pues paso en televisión abierta y toda la familia lo estaba viendo, nosotros que sabíamos que ellos tenían problemas pues nos alegramos... aunque ahora ya no estamos tan seguros de estarlo...

-¿Donde demonios están?- pregunto para mi mismo, pero en voz alta- Matilda no vio nada ese día, Thomas se quedaría a hablar con ella, en la mañana cuando fuimos a buscarlos no estaban, pensamos que, no lo sé, sus cosas aún estaban ahí, que querían un par de horas más solos y ya no supimos más...

-¡Oh Tom!- dijo nuestra madre preocupándose- ¿Ellos estarán bien?

-Eso espero- dije con un tono entre serio, enojado, preocupado y a la expectativa... ¿Qué sorpresa nos traerá ahora ese par?...

Haruka, Himesama:

Se que hice muy mal pero, bueno, no sé si tu puedas entenderme. Muchas veces viví cegada de todo lo que me paso, a partir de la muerte de mi madre, todo cambio para mi. Trate de ser feliz pero simplemente no pude lograrlo ¿Como ser feliz cuando mi madre estaba muerta y mi padre en el abismo?

Lo único que se me ocurrió fue huir, nada más y nada menos que del otro lado del mundo. Mi Tia Georgette era muy liviana, su forma de vida me gustaba mucho, jamás le preocupaban las cosas, ella era feliz y yo la envidiaba, así que fingí ser como ella, lo que logró que perdiera mi virginidad con mi mejor amigo a los 15 años, darme cuenta de que lo amaba como a nadie pero que yo era muy poca cosa para él. Así fue como lo deje ir.

Llore semanas enteras porque yo no podía hacer más que amarlo, extrañarlo y dejarlo ir, sabía que a mi lado no sería feliz. Nunca le dije a nadie, decidí que sola podía resolver mis problemas. Fue cuando cualquier pareja que yo viera feliz, me causaba salpullido y por mi propio bien, tenía que separarlos.

Fue muy enfermo de mi parte, lo sé. La vida entera no me alcanzara para pedirte perdón, para tener el valor de verte a la cara y decirte cuanto lamento lo que pudo haber sucedido. Amarte, o por lo menos creer que así era, me hacía completamente feliz y estable, hasta que llego Tom...

¿Sabes? El siempre me llamaba por tu nombre y me hacía sentir bien, por primera vez en mi vida yo era querida por alguien...Yo jamás quise hacerte daño.. perdóname.

Hoy, seguramente sabes que me case y has de pensar que fue apresurado, Shim me dijo que me ama, yo lo amo también. Supimos perdonar nuestros errores ¿Qué más necesitábamos?

Amor me hacia falta, y siempre lo tuve, solo que no me creía merecedor de él. Gracias por todo, les deseo lo mejor, sé que ambos tomaran las mejores decisiones. Sé que hoy están juntos. Con mucho amor; Etsuko.

-Se enfriara la comida- me dijo abriendo de pronto el ventanal que daba al patio, donde estaba

-Voy enseguida- le conteste animada levantándome del lugar

-Es la carta de Etsuko ¿No es así?- pregunta curioso

-Sí- le respondo colgándome de su espalda, el comenzó a caminar

-Creo que es una buena idea informar a todos donde estamos ¿No?- me pregunta curioso y travieso a la vez

-Mañana- le digo riendo mientras veo el delicioso manjar en la mesa del comedor...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Estas completamente en los cierto cotizacion dolar
nursing scholarships

Anónimo dijo...

Interesante post, estoy de acuerdo contigo aunque no al 100%:)