Todos alguna vez estaremos Oliendo Pelusas.

¡Bienvenido seas alma perdida!

Anteriormente, hablando del año 2009, este espacio estaba dedicado a la publicación de sandeces, aka fan fiction de la banda alemana de poprockpunknoseque Tokio Hotel.

Sin embargo, después del tiempo que ha sucedido, la temática ha cambiado y, aunque en los archivos están aún esas sandeces, probablemente los escritos que aparecerán próximamente sean más de otros temas, que de la misma banda.

Éste sigue siendo su espacio, éstas siguen siendo sus letras, y esta siempre será la agonía de las palabras.


martes, 27 de julio de 2010

Capítulo CXXVIII- Comadre


MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com


-Qué escena, Matilda Clementina- me dice Zaybet en cuanto ponemos un pie en la sala, mientras niega con la cabeza, divertida

-¿Te llamas Clementina?- pregunta Andreas privado de la risa

-No seas idiota Andreas, claro que no- le digo con cara de asco- Esta vieja que siempre me pone segundos nombres

-Esta vieja tiene su nombre- me dice levantándose del sofá

-Ah si, Betita- le digo imitando el tono meloso que recuerdo usa su madre para llamarla

-Sólo yo puedo decirle Betita- me dice poniendo una mano en mi hombro

-¡Suegra!- le digo volteando a verla y después abrazándola- Es decir Aurora, lo siento, ¡que gusto verte! ¿Cuando llegaste?

-Hace horas, estos niños fueron por mi al aeropuerto, me dijeron que no sabías porque estabas ocupada con Tomasito

-Tenían que dar tantos detalles- digo viendo Georg- que encantadores los niños

-Perdón Haruka- me dice Zaybet- mañana es mi cumpleaños y necesito que ella este aquí, lamento no avisarte

-No te preocupes, esta es tu casa- le digo lanzándole una sonrisa

-De todas maneras nos vamos a ir a nuestra casa- me dice Georg- ya regreso Andreas y los J's, además de que tenemos nuestra propia casa, vendremos a comer todos los días de todas maneras

-Pero si no es molestia que estén aquí- le digo un poco decaída, era muy divertido tenerlos a todos aquí en casa

-No es porque seamos una molestia Haru- me dice Zay- aquí ya hay mucha gente, además de que las niñas deben adecuarse a su casa, recuerda que vamos a vivir aquí

-Bueno, pero solo si es por eso- le dije resignada, ya habían tomado una decisión

-Y sabemos que es nuestra casa, solo quería que vieras que mi madre ya estaba aquí y nos vamos, debemos mostrarle otras cosas

-Nos vemos mañana para la cena- les digo cuando veo que van camino a la puerta.

-Yo no sé ustedes pero yo me muero de hambre- dijo Andreas sobándose el estomago y haciendo ruidos al estilo niño de hospicio

-Tu siempre tienes hambre mi amor- le contesta Javy caminando junto a él, se adentran donde la cocina seguro se quedará vacia

-Gracias Bill- le dice de pronto Tom a su hermano

-¿Por qué?- le pregunta confundido- No te estés drogando- le dice el pequeño bastante divertido

-Tu sabes- le contesta Tom con esa mirada llena de perversión- de lo que hablo- le dice pasados unos segundos. Me extiende su mano y volteo a ver a Bill, esta rojo como un tomate.

Pasamos a la cocina, Javy cocinaba no sé que cosas extrañas junto con Andreas. Es cierto, mi comadre tiene razón. Ya somos muchas personas en esta casa.

Estamos nosotros, Diana y Bill, Javy y Jaden, más Andreas que esta aquí todo el tiempo y Fefe, Jay la trae seguido, no lo suficiente. Cuando Gisela pueda moverse, estará aquí, como debe de ser. La comida transcurre rápido entre conversaciones hasta cierto punto impersonales. Hasta que pasamos a nuestras habitaciones, donde seguramente haremos un millar de cosas, hasta volvernos a encontrar para la cena.

-Ya no te es suficiente mi compañía ¿Verdad encanto?- dijo de pronto Dian recargada en el marco de la puerta de mi habitación

-No seas boba- le contesto de inmediato mirándola- Lamento si te hice sentir así

-No es nada- me contesta entrando al cuarto y sentándose sobre la cama- Es solo que yo también siento esto- la miro de re ojo tratando de descubrir a que se refiere- que Zaybet se nos va- dice con una sonrisa- Ahora si, yo sé que nunca hemos vivido lo que se dice juntas ni nada por el estilo

-Pero vivíamos sin compromiso- termino su frase- éramos libres de ir a donde queríamos

-Y ahora esta enamorada, con dos hijas y a punto de pasar de blanco por una iglesia- se deja caer sobre el colchon

-Nuestro pollito creció- le hago burla, Zaybet es la más grande de nosotras- Supongo que eso es lo que siempre quiso

-Y somos felices de que lo haya conseguido- me dice, me acerco a la cama para hacerle compañía, me dejo caer en ella y comenzamos a reír

-Tu también estas por ser señora Kaulitz- le digo riendo y tomando la mano donde trae puesta la sortija- en poco tiempo las tres estaremos como tontas comentándolo

-Después vienes tú- me dice viendo mi anillo- Apenas y puedo creer que estuvieron a punto de separarse

-Lo bueno es que no paso- le contesto suspirando- hubiera sido una tragedia, más que cuando me despedí de ustedes por segunda vez y sacudí al chofer en la terminal

-Aún no puedo creer que lo hayas hecho, estás loca- ríe a carcajadas

-¿Podemos acompañarlas?- dicen a dúo nuestros preciosos novios parados en la puerta, traen palomitas y refrescos ¡ah! Y un poco de té para nuestra querida Diana

-Pasen- decimos nosotras, a dúo también, riendo a carcajadas por segunda vez

-Ya esta listo- me dice Bill- es solo cosa de que hagas la señal y todo estará perfecto

-Gracias- le contesto animada- ¿Y los J's?

-Ya sabes- me dice Tom pasándose detrás de mi- Andreas y Javy ya se fueron a su nídito de amor y Fefe le esta enseñando a Jaden no sé que cosas en el patio

-Nadie se asome al patio- dijimos los 4, a coro- ¡Somos unos ridículos!- decimos de nuevo, razón por la cual no dejábamos de reír. Hasta que nuestras lágrimas brotaban de nuestros ojos sin control.

Ya es hora. Decimos todos apenas nos levantamos. Abrimos el super salón secreto de la casa donde todo el mundo puede entrar, hemos organizado una cena por el cumpleaños de Zaybet, y algo más que eso.

Todo estará perfectamente listo en unas horas. Y así es, cuando menos lo esperamos, ya estamos en nuestras respectivas habitaciones poniéndonos guapos para la velada.

A la hora que Zaybet llega, se sorprende de vernos tan engalanados, hace bromas al respecto, pero parece no molestarle. Hacemos una ronda de abrazos, besos y buenos deseos por su cumpleaños, después llegan los Schäfer, y con esto nos complementamos.

-¿Vamos a caber en el salón?- le pregunto a Tom, nos desviamos de la reunión de la sala, para ver que todo este listo

-Ahora que lo dices no estoy seguro- me contesta viendo los lugares- A ver, aquí en casa somos 2 Kaulitz, 2 reinas y 2 J's, más los novios de estos ya van 8, más los Schäfer que son 6, pero ocupan 3 lugares

-Cuenta a todos- le digo- ni modo que dejen a las gemelas en la sala

-Los niños no están aquí- dice de pronto Gis- no se angustien, cuenten solo a los adultos, las hijas de Geo tampoco están aquí

-Entonces- digo ahora yo- 2 Schäfer, 2 kaulitz, 2 reinas, 2 Listing, 3 Noches, 2 J's y 2 novios

-Parece que hacen la lista del super- dice Bill- Dejen de complicarse la vida, somos 15 adultos

-Bueno- dice Tom- si cabemos

-¿Ya podemos pasar?, ¿O les falta acomodar las verduras en su lista?- dice Zaybet viéndonos de manera rara y bastante divertida. No supimos que decir y comenzamos a reír. Guiñamos el ojo con Geo y todo comenzó.

Nos sentamos alrededor de la enorme mesa, la madre de Geo se mostraba impaciente, al parecer ella sabía lo que pasaba, Zaybet, sin embargo, no notaba nada. Estaba bastante ocupada peleándose con su hermano que para nuestra fortuna y su desgracia, pudo venir a este acontecimiento.

Después de cantar las mañanitas en todos los idiomas que aquí se hablaban, fotos y esas cosas de los cumpleaños, otra vez, venía el brindis. Celebrábamos muchas cosas esta noche. El cumpleaños de Zaybet también marcaba el inicio de la nueva etapa de nuestras vidas.

-Quisiera decir unas palabras- dice Geo tocando con un tenedor la copa de vino que tenía frente a él. Se puso de pie y nosotros comenzamos a morir de la emoción- Feliz cumpleaños mi amor- le dijo primero – Hoy, que estamos rodeados de nuestros mejores amigos, de nuestras familias y de los mejores deseos, quisiera hacer una petición

-¿Una qué?- pregunto Zay confundida, Geo sonrió con cariño hacia todos y se dirigió a la expectante Aurora

-Sé que ya estamos casados- le dice, hincándose a sus pies- Pero esto nunca estará de más. Suegra, quiero agradecerle infinitamente por haber hecho de esta mujer, la persona más increíble del mundo, le agradezco a usted y solo a usted, haber tenido a este ángel que me hace feliz con solo pensarla. Sé que ya tenemos dos hijas, que compartimos muchas cosas, pero como lo he dicho, sé que esto es su sueño, el de Zaybet y el mío también- trago saliva, yo veía a Zay, se sentó de pronto en su silla y comenzó a ponerse roja- Aurora, me gustaría saber si usted permite tomar la mano de su hija en matrimonio – Y se hizo el silencio, todos estábamos esperando

-Sí, Georg- le contesta- Estaremos encantados de pertenecer a tu familia, por favor has a mi hija feliz

Y así fue como troné un dedo, Bill hizo unos movimientos y una canción empezó, una que todos conocemos, sí esa que se escucha, y Geo cambio de lugar, tomo la mano de mi comadre entre las suyas, después de besarla con pasión, la miró

-Zayra Noches- le decía- Hoy, quisiera pedirte que aceptarás ser mi esposa, y ya que lo eres bajo la ley de los hombres, quiero que también lo seas bajo las leyes de Dios. Quiero amarte y protegerte todos los días que me quedan de vida, ver tu sonrisa cada despertar y poder ver reflejados mis sueños en cada una de tus pupilas, porque te amo como sé que jamás hubiera podido, si no te hubiera encontrado, Zayra- sacó la famosa cajita negra de su saco, y la abrió dejando ver el brillo de un hermoso diamante, mostrándoselo a ella, que lloraba emocionada- ¿Quieres casarte conmigo?

-Esta bien- le contesto sollozando, mientras Geo colocaba tan hermoso anillo en el dedo de Zay, las consuegras se abrazaban emocionadas mientras nosotros aplaudíamos llenos de felicidad. ¡Al fin!

-Felicidades- le dije al oído. La velada había sido tan romántica y ellos no se separaban, que apenas y me daba tiempo de felicitarla- Estoy muy feliz por ti Zaybet

-Gracias mi cielo- me dijo apretándome a su cuerpo

-Leih mir deine Flügel- le dije, comenzó a reír y sentí una lágrima en mi hombro

-Nos veremos mañana- me dice besando mis mejillas y alcanzando a Geo en su auto. Sus hijas duermen en los brazos de las abuelas, ellas hablan animadamente. Mientras nosotros les decimos adiós desde la puerta de nuestro hogar

-Ya nos vamos, deprimidos- nos dice Gustav, en sus brazos trae a las gemelas, Pam y Ann, Gisela carga a Luka y Allison la toma de la mano- Mañana vendremos a comer

-Sí papá oso- le contesta Tom dándole una palmada- ¿No quieres que te ayude?- le dice refiriéndose a los niños

-No te preocupes, vamos bien. Gracias- le responde cortésmente- Tal vez a nosotros si nos toque ayudarte con el kinder que tendrás. Prometo llevarlos a entrenamiento de Soccer, yo creo que sí arman un equipo, con todo y banca- decía divertido caminando hacía su casa. Sin darse cuenta de lo enrojecido de nuestros rostros... Felicidades comadre...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ayy *w*♥

La cena, Zay, georg...La canción de Georg! [ y yo que pensé que a mi nada mas me pasaba x9]

Me encanto♥

Haru! la gente en el patio juega! no hay motivo para mirar x)

asdsadasdsadasd x)

Te quiero♥
Federica :)

[Posteo anónimo por que me hackiaron el blog .__. k9]

ζΔΨβΞΤ dijo...

Permitanme decirles que la canción me recuerda de sobre manera al FanFic "Más allá de la razón - Versión Alterna" que tiempos!

Segundo GRACIAS POR SUS BUENOS COMENTARIOS EN EL CAP ANTERIOR Y EN ESE DONDE INSULTE A LA POKEMON. Yo también ya los amo a todos :-)