Todos alguna vez estaremos Oliendo Pelusas.

¡Bienvenido seas alma perdida!

Anteriormente, hablando del año 2009, este espacio estaba dedicado a la publicación de sandeces, aka fan fiction de la banda alemana de poprockpunknoseque Tokio Hotel.

Sin embargo, después del tiempo que ha sucedido, la temática ha cambiado y, aunque en los archivos están aún esas sandeces, probablemente los escritos que aparecerán próximamente sean más de otros temas, que de la misma banda.

Éste sigue siendo su espacio, éstas siguen siendo sus letras, y esta siempre será la agonía de las palabras.


sábado, 11 de septiembre de 2010

Capítulo CILVI- Pensando en ti


MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com

...Georg...

Otra noticia aterradora nos llego en esta ultima semana del mes de marzo, ya han pasado dos meses desde el fallecimiento de Tom y en casa las cosas van un poco mejor, mi mujer y Diana regresarán muy pronto a este país, mientras que los familiares de Matilda ya han podido hablar con ella y al fin ha sido dada de alta, a veces sonríe con nostalgia, sin embargo, ella y Bill aún no se hablan.

Un chico fue estrangulado, no fue con una cuerda de guitarra, pero.... hay una constante a comparación del otro accidente... la casa en la que estaba este chico fue incendiada y según lo que nos informa la policía, también fue puesto sobre la cuerda después de haber muerto...

-Alguien está haciendo este tipo de asesinatos, deben cuidarse mucho, y mutuamente también- nos indica Jost

-No te preocupes David- le dice Gustav- estamos al pendiente de todos. Muchas gracias por todo

-Ya saben chicos, que aunque no sea su jefe soy su amigo, si algún día me necesitan no duden en avisarme, mi casa es su casa

-Muchas gracias- decimos Gus y yo al unisono.

Al morir nuestro guitarrista, era fácil buscar otro, seguir haciendo musica, pero era imposible. La música la escribía él, y no porque alguien más no pueda, simplemente nadie tendrá el mismo sentimiento que Tom Kaulitz. Las letras por igual, Bill se ha despedido de su hobbie, nos ha pedido perdón por, según él, arruinar nuestras vidas.

Tokio Hotel murió junto con Tom, pero eso no nos preocupa, queríamos mantenernos a todos firmes a la vida en la tierra.

Ahora, la gente nos sorprendía en la calle con sonrisas tristes, algunos lloraban, mandaban saludos y flores a Bill, las fans eran las que nos veían y casi se revolcaban en el suelo, hicieron varios eventos en nombre de Tom... a pesar de que nadie en el exterior sabía los detalles, lo que importaba es que Tom ya no estaba con nosotros.

Las autoridades del país también nos dieron el pésame y visitaron a Bill en casa, se porto amable, salió de su habitación por primera vez en semanas, hablo un poco sobre la banda, pero en verdad poco... el futuro era algo incierto para nosotros.

Un par de días después, el señor Mintz, el jefe de Matilda, fue también a darle el pésame a ella y por supuesto a la familia de Tom también, menuda sorpresa se llevo al enterarse de que ya no vivía en esa casa.

-Lamentamos mucho que haya venido en vano- le dice Gisela ofreciéndole otra taza de café

-No se preocupe señora Schäfer- le responde cortésmente- ¿No le molesta que deje esto aquí?- le dice a modo de terminada la visita, un segundo después de terminar el café

-No, por favor déjelo- le dice ella- Yo se lo entregaré a Mat en un rato, me dio gusto verlo.

Ambos se levantan del sofá y el se despide prometiendo que tendrán noticias suyas muy pronto. Mientras tanto, Gisela se pregunta que será lo que hay dentro de ese sobre...

-¿Pichoncito?- se acerca a la cocina, Gustav esta tranquilamente viendo algo en el patio...

-¿Ya se fue el señor Mintz?- le regresa la pregunta extendiéndole su mano

-Si, se acaba de ir y dejo esto para Matilda- le muestra el sobre – se lo llevaré más tarde

-Gis- Gustav suspira y se dirige a ella, le da un beso y la abraza – seguro nadie lo ha notado pero Scottie murió dos días después que Tom...

-¿Es en serio?- pregunta ella sorprendida

-Sí- suspira acongojado- creí que tarde o temprano se darían cuenta, pero Luka me ha estado preguntando mucho por él...también Allison

-Muere el dueño, muere el perro, me parece lo más natural del mundo- suspira ella entristecida- así que en esta casa ya nada volverá a ser como antes...

Sin descubrir el misterio del sobre, dejaron pasar otro par de días. Se dieron cuenta que por la tragedia que estaba viviendo la familia, los niños estaban muy desconcertados, el cumpleaños de Allison paso casi desapercibido y el de Luka que es hoy 4 de abril, apenas y se menciono.

Los Schäfer decidieron que no era lo más sano para nadie estar viviendo de esa manera, pero tampoco querían alejarse, tenían sospechas de que algo malo podía suceder si se separaban.

...Andreas...

-¡Javiera!- la busco en toda la casa, pero al parecer mi chica salió, seguro acompaño a su hermano con Matilda, hoy 6 de abril, sabemos que ellos contraerían matrimonio, en su aniversario número 2 de vivir miles de aventuras y aunque Matilda estaba muy reservada con el asunto, pensamos que ir a verla sería lo mejor

-¿Ya la encontraste?- me pregunta Bill saliendo de su habitación, me asusta su tono de voz tan potente, al ver que logró sorprenderme, me sonríe pícaro

-No- le digo suspirando- Supongo que se fue a casa de Haruka

-¿También vas a ir?- me pregunta curioso

-Sí- respondo titubeando un poco - ¿Tú no?

-Aún no lo sé, tal vez les de la sorpresa – me contesta entusiasmado y se mete al estudio, veo que saca papeles de unas cajas arrumbadas es un rincón, y de la nada se pone a dibujar

-Viejo...- le digo entrando y parándome a su lado – puedo esperar a que te desocupes para irnos juntos

-Vamos Andy, no soy un bebé- me responde sin quitar la mirada de sus hojas- me iré en un rato, si necesito ayuda te llamo, o a Gustav, Georg, quién sea, no te preocupes

No muy convencido de la situación, me voy. Llamo a mi chica en el camino y me dice que las cosas con Matilda van muy bien, que al parecer se despertó con ánimos, le comento que al parecer Bill también, que inclusive podría llegar al monster house.

Eso nos decía que las cosas podían estar mejorando.

Al llegar a casa de Mat, es Allison quién me abre la puerta, trae un gorrito en la cabeza, me doy cuenta de que Luka, Pam y Ann también, al parecer nuestra amiga saco a relucir su lado de cocinera

-¿Como te sientes Mat?- le pregunto cuando nos sentamos todos a la sala, entre sonrisas, volteamos a verla

-Muy bien- responde más que feliz dándole un trago a su coca cola- Ahora Gis- le dice después de guiñarme un ojo

-Ah si- dice Gisela un poco distraída, entre palabras y palabras, le da el sobre que me habían comentado el señor Mintz dejaba para Haru

-Y- dice Haru emocionada- chan chan chan chan- le hace, e incluso el redoble, Allison se sienta a su lado izquierdo mientras que Luka trata de trepar por el derecho, Mat lo sienta en sus piernas y les enseña a todos el misterio del sobre

-¿Por qué hay tantos de estos?- le pregunta Luka a Allison

-Son ceros- le responde Haru- y tienes razón pequeñuelo, son demasiados

-¿Ceros?- pregunta Geo levantando en sus brazos a Alli- ¿Es un cheque?

-Parece que sí- responde Mat emocionada

-¿De qué?- le cuestiona Fefe entre risas que comparte con Jaden

-Pues no se muy bien- dice sobandose el brazo y comienza a explicarnos lo que paso con Pierre, la decisión del señor Mintz, su posición y el trato al que habían llegado: el difundiría el programa de Mat, ella lo actualizaría y así sería mucho más viable. Resulta que ahora dicho programa esta en todos lados y Matilda se ha ganado una enorme cantidad de ceros

-Esto debemos celebrarlo- se le ocurre a Gustav, ella en seguida se levanta por unas cuantas copas, pero deja dos boca abajo sobre la mesa de centro, a los demás nos sirve gustosa y ella brinda también.

Sabíamos que ésta herida no sanaría con solo dos meses y una semana, que seguramente tanto Bill como Mat trataban de remediar su dolor con algo más, al parecer Haruka ha estado muy activa estos días y ha pintado, escrito y también tocado el piano, y por lo que vi hoy con Bill... las cosas parece que mejorarán de la mejor manera posible.

-¿Y esas copas?- le pregunto con temor a ser imprudente

-Pues una es para Bill y la otra para Tom, obviamente- responde en un tonito sarcastico. La de Bill pensamos que se usaría en cuanto el llegará, y la de Tom, que era algo significativo

-¿Donde esta el Tío Tom?- pregunta Allison a su madre en una apenas audible vocecita

-Es lo que quisiera saber- le responde Haru y se agacha a su altura- ¿No lo has visto?

-Matilda- dice Georg levantándose del sillón

-No lo he visto- le dice Allison sonriente- yo creo que salió a pasear al perrito, porque tampoco lo he visto

-Que extraño, tampoco me ha llamado- dice Haruka sacando su celular del bolsillo de su suéter- además ya se le hizo tarde

-Mat- dice ahora Jaden poniéndose a su lado- recuerda que Tom se fue...

-Ya se que se fue- le responde riendo- lo extraño es que no llegue...le dije que no llegara tarde, que el pastel se enfriaría...

-¿Cocinaste todo esto por él?- pregunta Javiera desconcertada

-Pues claro- le responde con obviedad – hoy cumplimos 2 años, teníamos que festejarlo, además con tanto trabajo que han tenido los niños se quedaron sin fiesta de cumpleaños y merecen festejarlo ¿Verdad bebés?- pregunta directamente a los niños que sonríen y festejan con bailes extraños, ella los carga en sus brazos y vuelve a reír

-Y yo que creí que las cosas estaban mejorando- le dice Gustav a Gisela que ve horrorizada como Matilda juega con sus niños

-¿Qué hacemos?- les pregunto tomando de la mano a Javy que esta a punto de llorar junto con Fefe

-No podemos hacer nada- dice Georg resignado- lo mejor será irnos y regresar cuando se sienta mejor

-¿Y si se hace daño?- nos cuestiona Jaden asustado

-No lo creo, si quisiera morir, ya lo hubiera intentado, sé que no la hemos dejado sola, pero... no sé. No creo que quiera morir – dice Gustav confundido- yo creo que debemos pedir ayuda....

-¿Que pasa?- nos dice entusiasmada- ¿Tienen una sorpresa para Tom y para mi?...

La dejamos ahí, argumentamos que preferíamos que ella y Tom pasaran un rato a solas, no tuvimos el corazón para decirle que el no llegaría, que el jamás regresaría con nosotros. Nos fuimos a casa de Bill con esa congoja, sin saber que más hacer o que más decir.

Simone y Gordon nos saludan bastante animados, sin explicarnos el porqué, les sonreímos y decidimos no contarles lo que ha sucedido con Mat, decidimos no contarles como es que ella ya no es ni será la de antes y lo peor... se quedará esperando a Tom de por vida y jamás lo verá entrar por la puerta a su habitación...

-¿Y Bill?- pregunto extrañado, entré al estudio y me di cuenta de que sus dibujos están a medio terminar

-Salió hace un rato- nos dice Gordon con nostalgia- se llevo unas cosas de Tom...

-¿Para qué?- pregunta Gustav casi escupiendo el jugo que bebía

-No tengo idea- responde Gordon – creo que iba con Matilda

-Ya es justo que hablen... hay que darles tiempo- dice Simone ordenándonos con la mirada que vayamos a cenar... dejándonos con la esperanza de que el día de hoy se solucionen las cosas...

...Matilda...

-Ya se te hizo tarde- me regocijo sabiendo que me tiene una sorpresa, entro de nuevo al estudio, veo esas imágenes en mi mente, donde el se esta balanceando sobre el piano, sé que no es verdad.. sé que el vendrá y me besará otra vez. Me abrazará, bailara a mi lado.

Estos días ha estado muy ocupado, casi no lo he visto, hasta parece que no está en casa...

-Ya es hora Tom... entra por esa puerta en esté instante o me enfadaré...- digo haciendo berrinche frente a la puerta, pero no llega. Después de una hora, decido sentarme en el sofá... después de otra hora, me voy a la cama y comienzo a llamarle

-Hasta tú celular apagado tienes, demonios- me quejo y siento cansancio en mis ojos, los cierro por un momento, la pesadez va ganándome hasta que...- ¿Tom?- escucho como meten la llave al cerrojo, me levanto de la cama y me quedo viendo... todo está muy oscuro- ¿Eres tú?- pregunto y la puerta se abre lentamente.

Al quedar de par en par, me doy cuenta de que estoy en lo correcto, es Tom- ¡Amor!- grito feliz al reconocerlo y corro a sus brazos, él me levanta del suelo y me da una vuelta, tal y como lo hace siempre, siento sus brazos rodear mi cintura, sus labios rozar mis mejillas

-Lamento haber llegado tarde, había mucho tráfico- me dice con su voz un poco rasposa, me acaricia el rostro

-No te preocupes- le respondo tratando de encender la luz

-No- me detiene- así puedo verte perfectamente

-Pero Tom- me quejo- me da miedo la oscuridad- y me río inocentemente

-Para eso estoy aquí, hermosa- me contesta oliendo mi cabello, se acerca a mi cuello y lo muerde, siento estremecer mi piel. Paso mis manos debajo de su camisa y siento lo delgado que se ha puesto...

-Tom, te cocine un pastel- le digo riendo- comamoslo antes de que ya no salgamos de la cama

-Para que comer un pastel, si puedo comerme un bizcocho- dice caminando conmigo hacía la habitación. Al llegar a la pared, nuevamente me acaricia, frota su nariz con la mía y es cuando... me doy cuenta de que algo no anda bien.

Por más que intento encender la luz, Tom no me deja, me toma de las manos con las suyas, siento sus delgados dedos colarse entre los mios.... siento sus labios besándome la piel y... me horrorizo... me asusto más que nunca al no sentir la perforación de su labio...

Al sentir sus uñas arañando mi espalda, al sentir su cuerpo sobre el mío... al sentir su lengua perforada...

3 comentarios:

Federica. dijo...

Usare las palabras que se dirian aqui en mi pais....


CONSHESUMARE! QUE RAYOS PIENSA BILL! A LA WEAITA k9

Y ahora me pongo normal, y te digo que hoy si que te extrangulo xD


Te quiero mucho♥

Koney Love ♥ dijo...

Tengo una teoría ante todo esto...

de todas formas, WTF!

D:

iLeana dijo...

Simplemente:

O_O ¡OMG! ¡GOSH!

¡Rayos!

¡Bill con Karuka!

Algo bueno e impactante saldrá de esto que acaba de suceder, (lo presiento xD)

Mis saludos Oreo.

Pásala bonito :)