Todos alguna vez estaremos Oliendo Pelusas.

¡Bienvenido seas alma perdida!

Anteriormente, hablando del año 2009, este espacio estaba dedicado a la publicación de sandeces, aka fan fiction de la banda alemana de poprockpunknoseque Tokio Hotel.

Sin embargo, después del tiempo que ha sucedido, la temática ha cambiado y, aunque en los archivos están aún esas sandeces, probablemente los escritos que aparecerán próximamente sean más de otros temas, que de la misma banda.

Éste sigue siendo su espacio, éstas siguen siendo sus letras, y esta siempre será la agonía de las palabras.


jueves, 23 de septiembre de 2010

Capítulo CLI – Nunca dejes de existir


MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com



Canción: Kaza Nagi (No dejes de existir) Interpretada por Suga Shikao, ending del OVA de xxxHolic ROU [La jaula, este OVA da termino a toda la serie], manga de las CLAMP, traducida al español por TsukinoSlumbers


El que estuvieras aquí, estaba planeado desde el principio, supongo
si lo estaba o no ya no importa, ahora ya no voy a comprobarlo
¿A quién voy a odiar?
¿Que debo ocultar?
Irme sin haber tomado tu mano
Podría ser aun más doloroso
Mira, mi pecho esta tan frío como nunca
Mis lagrimas caen sin control
La tristeza parece repetirse como las olas
Como cuando se arranca un clavo que esta mal
Me pregunto si esto sera arrancado lentamente también...
Solamente me hundo dentro del azul profundo
El cielo del color del adiós
¿Por que nuestras deseosas voces son tan débiles y tan poco profundas?
Mira, estamos en busca de nuestra propia luz por separado
Como si fuera natural... deseamos caminar hacia el mañana
Mira, mi pecho esta tan frío como nunca
Mis lagrimas salen sin control...


-¿Carlos?- pregunta una voz al teléfono, me cuesta trabajo reconocerla

-Sí...- bostezo y veo el reloj- ¿Quién habla?

-Soy Bill- me dice intranquilo- perdoname por llamarte tan tarde

-¿Bill?- pregunto confundido... trato de recordar quién hasta que ubico al único que conozco - ¡Oh Bill! No te preocupes ¿Pasa algo?

-Sé que no son horas, perdón si te causo algún problema, pero estamos muy preocupados

-¿Le pasa algo a mi hermana?- me enderezo de la cama y camino por el pasillo, voy a ver si mi bebé no se despertó por el sonido del teléfono

-Pues- pausa un segundo- Yo esperaba que tu me dieras respuesta de ella... se supone que hace apenas unas horas llego a México, creí que ya sabrías algo

-¿Matilda?- pregunto confundido otra vez- ¿En México?

-Sí- y suspira- pensé que te había avisado...¿Sabes? Es que... bueno... estoy un poco preocupado por ella...

-¿¡Le paso algo malo!?- pregunto un poco exasperado

-No... bueno... es que no sé... quizá ella quiera estar sola. Pero me gustaría que fueras, no contesta su celular...

-Bill- digo reflexionando- si ahora voy me sacará a patadas, ella seguro necesita llorar sola un poco más...

-¿Estás seguro?- pregunta desconfiado

-Sí, en la mañana iré a verla...

-Amor- entra mi amada esposa al estudio, estoy tan somnoliento que cabeceo sin darme cuenta sobre el sofá

-¿Eh?- pregunto abriendo los ojos y enderezándome

-¿Estás pensando de nuevo en ese día?- me pregunta conmovida

-Pienso en él todo el tiempo- le confieso- ¿Que sucede?- desvió el tema de inmediato

-Ya están aquí- dice soriendome. Comprende que no quiero tocar más eso

-Excelente- festejo y me levanto de ahí, cierro la puerta del estudio y al llegar a la sala escucho revuelo de mucha gente

-¡Carlos!- me ve Diana y corre para abrazarme- Tantos años sin verte, no has cambiado nada

-Ni tu, hermosa- le digo besándole ambas mejillas- que gusto que ya estén aquí

-Lamentamos la tardanza- camina Bill hacia mi y estrechamos las manos- Ya sabes como son los aviones privados, un lujo innecesario

-William Bo- le digo negando con la cabeza- tu siempre presumiendome tus avioncitos de papel

Echamos a reír, quién lo diría... después de tantos años sin vernos, aún sonreímos de la misma manera. Pasan por mis brazos los Listing, los Schäfer, los Beznzer, los Muñoz y el famoso club de fans, a excepción de ellas todos me presentan a sus hijos...

Todo un kinder, toda una vida y tantos nombres que por el momento me cuesta recordar.

Mientras que el club de fans, que cuenta ya con 29 años, parecen no tener idea de procrear familia aún, Zel lleva tres años casada, Kony 5 y Dalila... esa mujer es tan parecida a mi hermana... insiste en el no gracias...

Diana y Zaybet se pierden en un rincón de la casa, hablan entre susurros, seguro planean la forma más adecuada de terminar las cosas, Geo y Gustav hablan con todos los demás presentes, entre todos tratan de controlar al montón de bellos niños que aquí están

-Son demasiados a veces- suspira Bill y me sonríe

-Supongo que se han de divertir bastante- le digo y camino con él sin detenerme si quiera, entramos al estudio oficial de la casa y nos sentamos frente a frente- ¿Te ofrezco algo de tomar?

-Me encantaría un café- así que saco la cafetera y sirvo dos tazas, bebemos un poco. Me muestro impaciente

-¿Y tus padres?- pregunto un segundo después de dejar el líquido a un lado

-Ellos saben que sea donde éste él, será lo mismo- responde en un suspiro- ¿Dónde esta Matilda?

-Mis padres se despiden de ella, ya sabes.... creo que aún no podemos acostumbrarnos a esto...

-Lo sé- me sonríe con nostalgia...- ¿Es tu hijo?- cambia la visión a otro lado

-Sí- y le digo a Saúl que venga- mira, te presento a Bill Kaulitz, es el esposo de Tía Diana

-Hola- le dice tímidamente y se escuda tras mi brazo- allá afuera hay muchos niños y hablan raro- se queja hablándome cerca del oído

-Seguro que si te presentas, ellos te saludarán en un idioma que puedas entender- lo aliento y corre, me quedo viendo a mi pequeñin buscando un amigo con quién jugar

-¿Dónde están tus niñas?- me preguntaba curioso

-Duermen seguramente- le digo recordando como es que aman descansar esas criaturas- ¿Y los tuyos?

-Han de estar ahí afuera haciendo destrozos- bromea y vuelve a beber otro sorbo de café

-¿Papi?- entra un pequeño... vaya que he tenido una visión extraordinaria. Es un pequeño niño rubio, sus cabellos parecen de oro, ojos castaños, rizadas pestañas, muy ordenadito.... con un par de tenis anchos que me sacan una sonrisa- Haruka me pego- se queja y llora

-Ven acá- se levanta Bill del asiento y deja a su niño sollozar un poco sobre su regazo mientras yo me pregunto muchas cosas...

-Diana escogió el nombre de ella- suspira...- yo lo hice con el de él...

-Haruka- digo y sonrío como un idiota

-¡PAPÁ!- grita una de mis hijas también, entra corriendo al estudio y después de cerrar la puerta corre a mis piernas, trepa por ellas y se escuda tras de mi

-¿Qué pasa?- le pregunto curioso

-¡Hay una selva entera allá afuera! - dice sufrida- Y no entiendo nada de lo que están diciendo... Carolina si les entiende, pero yo no...

-Hola- interrumpe Bill mi respuesta y se queda mirando su rostro. Se ha dado cuenta. El parecido de Matilda y el mío era realmente algo extraordinario... así que mi pequeña termina siendo un bello clon de mi hermana

-¿Has visto a- entra Yatziri con Caro en brazos, la niña esta enojada- Pensé que se había escondido de nuevo en el ropero- suspira aliviada. Camina unos pasos y le sonríe a Bill nuevamente, ella le dice algo a Caro...

-Toma- se queja mi primer bebé- se te cayó esto...lo siento Matilda

-Te perdono- festeja mi segundo bebé y sonríe maleficamente mientras agarra el gato de peluche que era de mi hermana entre sus manos. Yatziri sale de nuevo con mi pequeña en brazos que se despide de nosotros con su manita

-Son gemelas- dice Bill sorprendido- y se parecen a Matilda

-Yo soy Matilda- dice mi hija, la menor de mis tres hijos- ¿Y él por qué llora?- le pregunta

-Mi hermana me pego- se queja el pequeño de Bill y se seca las lágrimas... veo algo extraño en ese niño... abraza un peluche también... uno que yo conozco porque es... era mío...

-Yo le puedo pegar si quieres- responde mi chiquita estirándole la mano al niño para que baje de las piernas de Bill. El señor Kaulitz se ríe un poco de la escena, así que obliga a su hijo a pararse en el suelo. El niño se siente cohibido y solo se sonroja abrazando a … mi ratón de peluche...

-Dile gracias, Tom- le indica Bill y me mira al ver que yo lo veo también- ve a jugar con la nena

-Gracias Mati- responde el niño enrojecido

-De nada Tommy- hace un tono meloso, el niño la ve todavía más apenado- vamos a jugar -Ambos niños nos miran y concedemos su deseo de jugar. Mi hija muy aventada lo toma de la mano y se va arrastrando al gato que era de mi hermana mientras que el niño arrastra el que era mi ratón...

-Tu hijo se llama Tom- le digo mirándolo críticamente

-Tu hija se llama Matilda- me dice también

-Cuando ella se entere seguro les dirá que debieron haberle dado una personalidad propia a sus hijos y no esperar que sean como ellos... - nos dice Andy adentrándose al estudio junto con los G's. Seguro que Bill y yo nos quedamos pensando en eso...

-¿Matilda?- espero su respuesta, parece que en lugar de haber llorado hubo una guerra campal- ¡Voy a subir!

Grito al pie de las escaleras, trato de descubrir que es todo esto que hay regado por todos lados. Vidrios, flores...perfumes conocidos. Comienzo a temer... sé que mi hermana no es capaz de quitarse la vida.... pero puede ser lo suficientemente inteligente como para intentarlo.

El aire sopla fuerte... de verdad que tengo miedo... al abrir la puerta del cuarto de música... simplemente me privo.... me quedo en shock y no sé que más hacer...La tapa del piano se encuentra abierta... hay partituras regadas por toda la habitación... me paseo entre ellas. Solo canciones de Tokio Hotel, algunas de Muse... pero.... veo sangre..

Trato de acercarme más, pero siento asco... puedo ver que...-¡Matilda!

Grito de nuevo y me paseo por los alrededores... ¿Dónde está mi hermana?, seguro ella esta mal herida, traumatizada, en shock... seguro ella está..

-¿Mat?- entro a la que siempre ha sido su habitación. La veo recostada sobre su cama, su cabello alborotado... su respiración es...- ¿Matilda?

Me acerco a su cuerpo, doy la vuelta a la cama. Sus ojos están cerrados, parece que estuvo llorando, abraza la almohada, junto a ella hay varias cosas, sobre todo fotos... me acerco y... me doy cuenta de que ella no respira... ella...esta muerta. Su piel empieza a ponerse un poco dura... no sé que pensar... que hacer... que sentir....

Pienso que todo esto es un mal sueño, no puedo explicarme que es todo esto... ¿ella se mato? ¿Se suicido?... lloro por unos minutos, 30... 40... no sé... llega la policía y tengo que moverme del lugar. Acaricio su mejilla y … únicamente sollozo...

-Ya estamos listas- entran las chicas junto a Matilda- cuando ustedes nos digan...

Le pido de favor a nuestra madre que se quede con todos los niños, Yat decide quedarse a apoyarla un poco... estamos a punto de salir cuando, tanto Bill como yo sentimos unas manitas jalarnos el pantalón

-¿Qué pasa pequeña Mat?- le pregunta Bill a mi hija, se agacha a su altura, ella va tomada de la mano por el pequeño Tom

-El y yo queremos ir con ustedes- dice decidida y le pide a Tom que la apoye en su decisión

-¿Podemos ir?- pregunta tímidamente el niño

-No creo que haya problema- le digo a Bill levantando los hombros

-Yo también quiero ir mami- la pequeña hija de Diana se echa a correr a sus brazos antes de que alguien pueda decirle algo, Dian le da permiso con una sonrisa- Y también ella quiere ir

-¿Quién ella?- pregunta Zaybet

-La niña- le dice Haruka- la niña del gato de la tele

-No me jodas la vida- dice Andreas asustado- en tu casa espantan

-¡No me jodas la vida!- repiten al unisono Haruka, Matilda y Tom

-¡Andreas!- le gritamos todos también al mismo tiempo- por Dios, se consciente de que no estás con tus amigotes, hay niños aquí y debes hablar con propiedad – le pide Geo, a pesar de que.... si estaba con sus amigotes...

-Perdón- nos pide- pero es que... si ella dice la niña del gato de la tele ¡Solo pienso en silvestre! Y era el gato de Mat...

-Silvestre es mi gato y yo soy Mat- le dice mi hija- pero mi hermana siempre lo quiere y me lo quita pero yo siempre sé que es mi gato- nos recita la pequeña, en eso, la famosa niña del gato se aparece y extiende los brazos hacía mi, la levanto y ella le regresa de nuevo el gato a Mati que era cargada por Bill. Diana carga a su hija y el pequeño Tom quiere irse con su papá también.

Era curioso, como el destino le dio a cada uno de los Tokio Hotel un par de gemelos... gemelas, más curioso el caso. El único mellizo aquí era Tom, aunque las diferencias eran mínimas. Definitivamente son hijos de un Kaulitz, y que más fortuna la suya si cargan con el peso y misterio de la cautivadora de su madre.

Nos vamos en dos camionetas, en la primera Javy, Andreas, Fefe, Jay, Gustav, Gisela, Kony y Zel mientras que en la otra vamos Bill, Diana, Geo, Zaybet, Dalila, los 4 pequeños y yo.

-¿Cómo fue?- pregunta Dalila viendo a otro lado- ¿Como fue que no nos dimos cuenta que ella moriría al llegar aquí?

La incomodidad se apodera de nosotros, las reinas se escudan en sus maridos, los niños nos ven extrañados

-Tu me dijiste que donde sea estará bien- me dice mi hija, sé que hice mal en comentarle a su pequeña edad sobre su tía... pero ella insistió...

-Y es la verdad- le digo tratando de sonar seguro, me quedo un segundo mirándola y en ella puedo ver a mi hermana, abrazada al gato, fascinada mirando al mundo, con su sonrisita, sus manos, su cabello. No sé si es una burla del destino tener, no solo una, sino dos hijas que se parecen tanto a mi única hermana... a la que me dolerá siempre haber perdido

-Tal vez ya lo sepas- dice Geo bajando de sus hombros a Haruka, la niña le pide a su hermana que sigan jugando- pero el segundo asesinato, aquel a las afueras de Hamburgo … bueno... siempre pensamos que había sido Zvonimir Dubocovich, pero... bueno... aquella vez que esa mujer falleció, jamás nos dijeron con quién había sido, creo que solo Tom y Mat lo sabían... así que bueno... fue Danica, la hermana de este chico...

-Algo había escuchado- le digo suspirando- la verdad es que con tantas cosas que pasaron.... no me dio tiempo de pensar ni de preguntar como es que habían sucedido las cosas... por un momento pensé que... ella había regresado...

-Sabes que eso es imposible- me dice Diana, luce un poco alterada

-Yo... llegué a pensar muchas cosas- suspire...

-¿Sufrió mucho?- pregunta Dalila llorando.. de pronto todos volteamos a verla... sin comprender el porqué de sus dudas...- Matilda... ¿Sufrió mucho al morir?- mi hija al escuchar su nombre la ve, se confunde y no comprende como es que de pronto todos tenemos nuestros ojos enrojecidos

-No lo sé- titubeo un poco...- pero... la verdad es que... admitámoslo, ella jamás iba a ser como antes...

-¿Como estás tan seguro?- pregunta de nuevo Dalila

-No quisiera recordarlo....- le pido agachando la cara...

-Por favor- me toma la mano.... yo no sé si deba...- Carlos...

-Ella- dijo Diana- lo escribió en su cuaderno. Decía claramente como Catalina la seguía por toda la casa, como encontró sus cosas sobre la mesa de centro, anillos, fotos.. incluso como encontró uno de ellos en su casa en Alemania...

-¿Por qué no me habían dicho? ¿Ni a Zel o a Kony?- cuestionaba

-No creimos que sería relevante revelarles como es que murio- dijo Zayra mirándola, por un momento Dalila se cohibió, prefirió voltear a otro lado...

-¿Como viviría así? ¿Fuera del mundo? ¿Sin saber que era real o mentira? Yo no se si podría soportar lo que ella... viéndola en todos lados... teniendo miedo porque ella la encontraría... creyó que lo mejor era dormir... Ella no pensaba morir... solo que no fue consciente de la cantidad de pastillas que ingirió... solo se quedo en su cama...

-Luka convenció a Danica de que los culpables de la muerte de Zvonimir eran Matilda y Tom, fueron a nuestra casa... no sabemos detalles... pero ellos lo hicieron... después Luka acabo con Danica y más tarde el mismo acabo con su vida...

-Maldita mujer- dice Dalila entre dientes- como quisiera poder tenerla entre mis brazos y estrangularla con mis propias manos...¡Ella es la culpable de toda esta tragedia!- los niños voltean a verla, ella esta más que enojada... nosotros solo nos quedamos callados... ya nos habíamos repetido muchas veces lo mismo...

-En realidad ya no me importa- les digo suspirando- su recuerdo me quito a mi hermana, y su amante nos quito a Tom...

Las cosas se estaban poniendo críticas, sabía que el verlos no sería cosa de una simple visita... lo que nos sucedió no era una cosa sencilla de sobrellevar... porque en medio de un clima frío, se llevo acabo una romántica historia.... lastima que terminara en tragedia...

Hoy es Jueves 23 de Septiembre del año 2027, ya todos nos vemos bastante acabados, somos adultos por fin, no nos quedaba de otra más que llegar a serlo. Ahora todos estamos muy concentrados en el crecimiento de nuestros hijos, Bill y los G's se reúnen bastante seguido, sus hijos hacen ferias campales cada que se encuentran, se quieren mucho entre ellos, desde las más grandes hasta los más pequeños. También las señoras de la casa se ven, se cuentan cosas... estando las reinas juntas es más sencillo sonreír. Aunque claro, desde hace 10 años... desde hace una década cuando la vida nos quito a Tom y a Haruka, nadie usa jamás apodos como “reinas magas” o “club de fans”, nos traían recuerdos, nos llevaban a ellos.

-¿Habla Zeltzin?- tenía la esperanza de que nadie contestaría el teléfono... pero... lo hacen apresuradamente

-Oh cielos- dice emocionada- Escucho la voz de un hermano seductor- y ríe un poco. Al igual que con Mat, ellas se alborotan y hacen escandalo alrededor del teléfono

-Chicas- les digo tallándome los ojos, han pasado ya 6 horas desde que la vi...- necesito que vengan lo más rápido posible..

-¿Ya llego Matilda a México?- escucho que pregunta Kony

-Sí- y río un poco.... trato de disimular su ausencia...

-¿Ella... donde esta?- pregunta Dalila, como su supiera algo

-Bueno...- comencé a decir- es algo difícil

-¿La pasa algo malo?- preguntan las tres al unísono

-Sí...- y me quedo callado. Espero que no me hagan más preguntas y que solo lleguen... que lo vean por si mismas..

-Ella ya no esta con nosotros ¿Verdad?- me sorprende Dalila con su intervención, Kony y Zel la reprenden, le preguntan como es capaz de pensar algo así... yo no puedo decirles que ella se equivoca... y no tengo idea de como es que lo sabe...

No tengo idea de donde me están saliendo las fuerzas para hacer todo esto..

-Al parecer ella se ha ido...- contesto pasados unos minutos de que ellas se hubiesen callado...- quisiera que vinieran a despedirse...

...Diana...

No sé que paso entre ellos, ya han pasado diez años desde aquella vez... aquel día que llegué a Alemania y fui justo a bajarla de la azotea, no puedo olvidar sus ojos llenos de temor, llenos de furia implícita... llenos de dolor, sus manos que apenas y querían tocar las mías, sus brazos rodeándome y sus palabras pidiéndome perdón... algo que no entiendo y creo que no quiero entender realmente...

-Bueno yo- y se encoje de hombros, siento como tiembla- lo confundí con él...y nos besamos...

Recuerdo cuando me lo dijo, recuerdo mi reacción; sorpresa, decepción... intriga. Jamás me atreví a preguntarle a ella, sin nosotros saberlo, en los pocos días de vida que le quedaban...preferí ignorar lo que había pasado... preferí vivir feliz al verlo sonriendo... ahora comprendo muchas cosas, cosas que seguro están muy mal... Bill Kaulitz ni siquiera recuerda el hecho de que paso la noche con ella, no sé que paso, ya no me interesa saberlo, yo misma escribí que sus labios se parecían porque son gemelos, quiero pensar que Matilda quería despedirse de Tom con un beso y que Bill.... mi amado Bill repite algunas veces, en la profundidad de sus sueños que quiere estar en los pies de su hermano, que quiere saber que se siente... no sé si eso explica toda mi confusión.... no sé si fue un invento de Mat que había caído presa de la locura...

Ahora, Haruka esta entre mis brazos, su pequeña cajita... tengo conmigo su plumilla, hecho que nadie sabe... 10 años guardándola cerca de mi pecho, la siento cerca de mi... escucho sus risas, su llanto... Bill... ahora el tiene el dije que ella le dio a Tom, pero no lo usa, solo lo ve de vez en cuando... estaba debajo de la cama...

Abandonado como muchas cosas una vez que ellos nos dejaron aquí...Vaya hermana irreverente me dio el destino

-Voy a extrañarte todo el tiempo mocozilla insolente- y me río del tono bajito que he usado, Carlos me ve y me sonríe, yo contesto a su gesto de igual manera... pienso en ella... en su sonrisa reflejada en el rostro de su hermano...

...Zaybet...

Sinceramente no se que decir, no se que hacer ahora, Matilda se ha ido. Recuerdo muchas cosas que pasamos juntas, las veces que la hice sufrir con mi soberbia y lo difícil que fue nuestra relación en un comienzo, creo que jamás le pedí perdón por todas las veces que la hice sentir mal... a pesar de todo eso, ella no me odiaba, siempre me veía con una sonrisa... la amo, aún lo hago, la voy a extrañar todo el tiempo, sus chistes, las veces que no entendía los mios, su sonrisa de capricho o sus berrinches llenos de falsedad... mi hermana, mi amiga.. un pilar enorme que ya no esta... no estará...

...Dalila...

Si hubiera tenido tiempo de despedirme de ti, sin duda te hubiera dicho un te amo... un gracias por todo... un no te vayas... pero no pude hacerlo. He llorado por ti muchas veces, por alegría, por tristeza y dolor... Haruka... mi hermana mayor, la más todo... la persona... el personaje.... la figura y... la humana... te amo Har...

Puedo verte ahí, a través de los brazos de Diana que abrazan tu recinto, tus cenizas. Sé que ya no eres nada más que polvo que se irá con una ráfaga del viento, pero para mi sigues existiendo...

...Kony...

Muchos años me negué a aceptar que no vendrías más a mis fiestas de cumpleaños, me cansé de esperar tus llamadas o que te conectaras en el msn... me canse de no poder cerrar mis ojos.... jamás entraste por esa puerta, no volviste a consolarme, a abrazarme.... Mimi... ¿Que hago aquí sin ti?....Te extraño demasiado, te amo más aún... hoy y siempre hermana querida. Se que fuiste feliz.... eso me hace sonreír a veces... es solo que me hubiera gustado que no te fueras... pero... ¿Como estar aquí sin esa razón tuya? También me hubiera gustado despedirme de él... agradecerle por haberte hecho tan feliz, desearle lo mejor, abrazarte... los pequeños niños con trencitas jamás llegarán...

...Zel...

No sé que decir... aún no lo sé. A veces espero que alguien vea y me golpee por haber creído que has muerto. Odio a esa mujer... la odio por haberte llevado lejos de mi... te amo sista... no sé como he logrado sobrevivir sin tu armoniosa risa... me dejaste cuando.... no importa ya... espero verte muy pronto...espero que sigas siendo feliz allá, al lado de ese hombre al que tanto amaste y por igual te amo... pero puedo asegurarte que no lo hizo más que yo...

...Carlos...

No tengo idea del momento en el que nos quedamos callados, los niños comenzaron a aburrirse, Carolina vino conmigo y se durmió en mi regazo, Haruka lo hizo en el de Diana, y mi otra pequeña, la luz de mis ojos, trepo a las piernas de Bill, lo miro un poco, acaricio su rostro y ella se quedo ahí, abrazando al ratón que hace unos segundos traía el niño en los brazos, en esta ocasión, era el pequeño Tom quien cargaba al gato de Mat. También se acomodo en las piernas de su padre y durmió plácidamente junto a mi hija.

-Vaya- dice Bill emocionado- será la primera pareja de un Tom y una Matilda que puedan dormir sin estarse toqueteando- y comenzamos a reír

-No creo que cuando tengan 15 hagan lo mismo- bufa Geo- ya ves... son de sangre Reyes y son de sangre Kaulitz

-¡Hay sus excepciones!- decimos Bill y yo al unísono- No precisamente tenemos que ser igual de calientes, como eran esos dos- les digo negando con la cabeza. Todos volteamos a ver a esos niños, tienen razón, una nueva Mat y un nuevo Tom...

Hace 6 años que Tom fue puesto en una pequeña cajita, sus cenizas eran conservadas cerca de la familia, ya en el cementerio habían hecho demasiados destrozos, se perdió el respeto por el, mi hermana por otro lado fue incinerada desde el comienzo, junto a sus autógrafos de Tokio Hotel, como tanto pidió ella. Aún tengo grabado el sonido del llanto de mi madre exigiendo que alguien le dijera que esto no era cierto, aún recuerdo a mi familia envejecer con su muerte, aún me veo parado en un rincón completamente solo, ella ya nunca estará para salvarme.

También recuerdo que fui el encargado de llamar a Alemania, no paso ni un día y ellos ya estaban aquí, sufriendo a mi lado, llorando... ya no podíamos creer tanto dolor, hacía apenas 7 meses que Tom se había marchado y ahora mi hermana... para estar juntos... yo creo que ella aun no quería morir.

...Gisela...

Eras demasiado joven para marcharte.... pero la muerte no tiene límite de edad...te veré pronto, dale un beso a Tom de mi parte... no dejes de sonreír jamás..Mati... mi querida amiga, no sabes que gusto me da el haberte conocido, el que le hayas regresado la sonrisa a ese hombre que tanto necesitaba del amor... Tom en verdad te amo... para el serás eterna...

...Andreas...

Sé que estas con mi hermano, dale mis saludos pequeña caperucita... dile que lo extraño, que nos veremos pronto...

...Gustav...

Me dio gusto conocerte.... a veces pienso que fui el culpable implícito de tu muerte...y por consecuencia de su muerte también... si jamás hubiera llamado... pero.... jamás hubiera visto a Tom tan feliz. Soy el culpable más resignado del mundo... porqué te amo y lo amaste....

...Geo...

Sé que pronto nos vamos a encontrar... allá donde ustedes están... juntos. Los extraño, eso es verdad, sus consejos... su compañía. Todo... gracias...

...Carlos...

Yo seguía viéndola por los rincones, seguía escuchando su risa y sus gritos, la esperaba horas cada vez que comíamos, mis hijos terminaban primero, Yat se levantaba de la mesa y yo seguía esperándola... siempre tan lenta, siempre una historia que contarnos.... Al final sabía que llegaría al lado de Tom. Ella siempre tuvo razón en eso, su vida era él, desde que lo vio por vez primera y yo no quise creer en sus ilusiones. Hoy, que tantos años han pasado, al recordarlos suspiro, jamás la había visto tan feliz y eso es algo que siempre les voy a agradecer.

Llegamos a un lugar incierto, en medio de la carretera de no sé que lugar, camino al DF, camino a San Luis, camino a Chile, Alemania, Japón... no importaba a donde íbamos, ni tampoco importaba en que lugar estuvieran ellos. Ahora son solo cenizas.

-Te veré pronto mi amor- le dice Diana besando la caja de Mat, al igual se despide el club de... Kony, Dalila y Zeltzin, con añoranza, pequeños gritos y más de un porqué pude escuchar. Zaybet la abraza y la ve por unos segundos, seguro que a ella se le hace ridículo, pero lo hace de todas maneras, Gisela la abraza también y recita algo corto en Frances, los J's abrazan al mismo tiempo, agradecen el tiempo, la pequeña Fernanda llora como una niña, todos comenzamos a hacerlo por igual, los Tokio también se despiden, Andy no puede disimular lo que le duele y yo, solo beso por encima la caja. Yo ya había llorado lo suficiente en casa...toda la noche, desde que ella murió... porqué...siempre, durante todos los años que me restan de vida, me preguntaré que hubiera pasado si aquella noche... en lugar de quedarme en mi cama...si en lugar de colgar el teléfono y dormir tranquilamente, hubiera ido.... siempre tendré esa duda... ¿Mi hermana viviría si yo...?

-No desperdicies tu tiempo pensando en el hubiera- me dice Diana tocándome el hombro. Ambos nos vemos con los ojos hinchados por el llanto- nada hará que sepamos que hubiera...

-Sí- le digo quitándome las lágrimas. Ahora tengo a Tom en mis manos, también me despido de él... le doy las gracias, hizo a mi hermana feliz, como jamás pensé que sería posible...No puedo decir que por el se volvió más despistada... porque ella siempre fue así...

Ahora me pregunto muchas cosas ¿Quién nos dio los tips para semejantes rituales de despedida? Bill con Mat, yo con Tom, dejamos caer el polvo al mismo tiempo. Terminamos de hacerlo... sabemos que se los llevará el viento, se los llevo el tiempo...

...Jay...

No sé que otra cosa más decir... sino es un gracias... un hermana... un te quiero y un te extrañaré...

...Javy...

Me harás falta siempre... quiero más horas del té...gracias..

...Fefe...

Te quedaste bajo el árbol de cerezo Haru, aún puedo verte... a ti y tu hermosa sonrisa... porque nadie fue más amiga que tu y que Tom....gracias... mi porfiada a distancia...

...Carlos...

El camino de regreso fue extraño, a pesar de que ya no los teníamos aquí... su esencia nos acompañará por el resto de mis... el resto de nuestros días. Llegamos a casa entrada la madrugada, no recuerdo si nos detuvimos, si hemos comido o dormido, solo nuestros hijos que parece están a punto de despertarse. Al llegar a casa veo muchas cosas que eran de mi hermana, collares, pulsares y anillos. Nosotros teníamos un anillo con diseño de tablero de ajedrez, el dije del corazón, una bufanda, aretes y su millar de fotos, después de su partida realmente no interesaba con que cosas nos habíamos quedado, solo importaba que ella no estaba.

Pero se respiraba en cada rincón.

Los chicos se fueron unas horas más tarde, a excepción de Bill, Diana y sus mellizos, los demás tenían que arreglar unas cuantas cosas, la casa se quedo vacía de un momento a otro... Caro y Haruka jugaban entre ellas, se secreteaban cosas, Saúl estaba entretenido con un aparato extraño que Gustav le había regalado...

-¿Diana?- llame a casa Kaulitz... me destrozaba tener que hacerlo, aún no podía dejar de llorar... mi madre ha caído al hospital, la familia se desvanece con cada respiración...

-¿Eres tú Carlitos?- pude escuchar la esperanza en su voz... sin embargo no pude contestarle... -¿Pasa algo?

-Sí...- pude articular y comencé a hipar... ella.... se quedo callada..

-¿Qué pasa?- ahora preguntaba Zaybet

-Ella....- dije de nuevo...- Bueno.... fui a casa de Mat esta mañana y... ella...

-¡No!- grito... escuche el teléfono caer al suelo, el abrumador escandalo que se hacía del otro lado... no me decían nada... sin embargo... era obvio que sabían que Mat ya no estaba... ella y Diana tenían una extraña conexión....seguro ella ya lo sospechaba...

-Juramelo- escuche de nuevo a Dian en el auricular, se escuchaba cansada...- dimelo...

-¿Podrían venir?- les pedí llorando de nuevo- Creo que los necesito aquí conmigo...

-Sí...- y ella lloro...

-Creo que ellas se van a extrañar cuando regresemos a Alemania- dice Diana con un vaso de jugo en sus manos

-Creo que todos los vamos a extrañar mucho- y río un poco, no había querido pensar en eso... creo que ahora siento lo que mi hermana, cada vez que las veía y se despedía de ellas momentáneamente

-Te voy a decir lo mismo que le decía a ella- se sentó a mi lado- No es una despedida para siempre...

-Eso creía yo, hasta que de un momento a otro, mi hermana murió ...- y me levanto del sillón... ahora ya ni sus cenizas están en casa y me siento más que extraño...

-Sabes que ella está aquí de todos modos- me dice resignada- la diferencia es que no podemos verla o abrazarla... pero siempre estará...

-Cuando recién paso- comenzaba a contarle- espere mucho tiempo que alguien me dijera que no era verdad lo que había pasado, que era un sueño... que ella no se había ido. Con los años deje de esperar eso...

-Siempre los vamos a extrañar- dice Bill entrando con los niños en sus brazos, Tom dormía y Matilda lo veía como... no sé... no se como veía al bebé de Bill...

-Espero que no te moleste- dice Bill dejando a Tom con su mamá, ella besa su coronilla y cuida que no se despierte...

-¿Qué cosa?- le pregunto confundido, el me señala con la mirada al par de peluches que ahora los niños tenían invertidos.

-Matilda, ven mi amor- le pido, ella baja alegremente de las piernas de Bill y camina hacía mi - ¿Por qué tienes eso cariño?- le pregunto poniéndola en mi pierna- Eso es de Tom

-Sí- me dice alegre y se regocija con el ratón- pero el me lo regalo y yo le di al gato ¡A él le gusta mucho el gato!- festeja, me parte el corazón... no puedo decirle que no tenía derecho.... sonrío sin querer hacerlo...- También me dijo que es nuestro secreto y que debo cuidarlo mucho, por que el me va a cuidar

-Como si fuera tu ángel de la guarda- le digo riendo un poco, Bill también ríe un poco Diana solo nos observa

-¿También te lo dijo a ti?- se recarga en mi pecho, suspirando

-No, mi amor- le contesto acariciando su cabello- pero, bueno.... esos peluches siempre han sido como ángeles...

-Adivina que más me dijo- me dice emocionada

-No sé... ¿Qué más te dijo?- me muestro interesado...

-¡Que cuando seamos grandes nos vamos a casa-ar! - canta , grita y se abraza al ratón. Después reímos... Bill ríe, Diana ríe y yo también lo hago, ella sigue en su sueño, hacemos tanto escandalo que el pequeño Tom termina despertando

-Kaulitz tenía que ser- me levanto del sofá y cargo a mi hija en brazos, le doy una vuelta, ella sigue feliz de la vida- Tienes solo 5 años, espera a que crezcas un poco

-No tengo que esperar nada, sé que me casaré con Tom Kaulitz, tarde o temprano...- me dice y puedo jurar que escuche en ella la voz de mi hermana, su decisión y sus ilusiones... puedo asegurar que no fui el único que noto eso, de pronto nuestra alegría se transformo en sorpresa, no se si en una agradable... Me le quedo mirando, ella ni siquiera me ve, sigue abrazada al peluche, después voltea a ver a Tom, el se endereza y, después de bostezar, baja de las piernas de su madre . Yo también la bajo pasados unos segundos y echa a correr con el...

-¿Verdad que me voy a casar con ella papá?- le pregunta tallándose los ojos, nosotros volvemos a sonreír

-Supongo que cuando crezcas, si aún quieres, podemos... hacer algo al respecto- le dice su padre tratando de sonar serio... ellos se toman de las manos y caminan a la par

-¡Si voy a quere-er!- nos dice el niño y desaparecen de nuestra visión...

-Bueno- digo recordando algo que sé tenía que hacer cuando volviera a ver a Bill- Esto te pertenece- le entrego la caja negra donde estaba el anillo que era de Simone- Sin Matilda aquí ya no tiene tanto sentido que yo lo tenga, aunque... sea de ella...

-Creí que se había marchado con el- suspira Bill recibiendo el anillo entre sus manos

-Yo también- le confieso- pero ella lo... dejo caer cuando fueron por ella...

-Mat...- dice Diana sonriendo con nostalgia, viendo aquel anillo...

-Supongo que estará bien- suspiro pensando en un futuro, supongo que los Kaulitz piensan en lo mismo.... en que algún día estemos todos juntos... comienzo a extrañarla de nuevo, más sus risas que adornan cada rincón del hogar.....-Matilda, jamás dejarás de existir aquí, dentro de mi...- recito sin siquiera importarme que ellos estén aquí... comienzo a llorar otra vez....

-Yo también- dice Bill parándose a mi lado- siempre lo voy a extrañar... toda mi vida esperare verlo otra vez...- y también llora- por favor Tom... no dejes de existir...

-Lo lamento tanto Bill- le digo abrazándolo y llorando como un niño

-Yo también lo lamento mucho, Carlos- y también llora... después de 10 años de ausencia... nos atrevemos a darnos el pésame... a decirles adiós...

...

-Tom- le dijo después de parar de reír como por 10 minutos

-Dime Haruka-sama- le contesta atrayendo su mirada a la de él

-¿Nuestro amor es para siempre?- preguntó

-Por supuesto que sí, Matilda- le contestó muy seguro, ya que eso es verdad. Su amor por ella es inacabable, y espera que el suyo por él sea de la misma magnitud

-Nuestro amor es para siempre, Tom- le dijo suspirando y acurrucándose en su pecho. Tom comenzó a acariciar su cabello, su rostro, sus labios…

-Y si morimos- le dijo, porque simplemente le llego la idea- lo haremos juntos- trago saliva cuando ella se incorporo para mirarlo con sus ojos enrojecidos

-Sí- fue lo único que le dijo antes de besarlo, acariciarlo y comenzar a seducirlo, tanto como le gusta, de esa manera en que solo puede hacerlo ella…

Es lo más hermoso, esto que nos hacemos, cuando nos miramos, nos sonreímos y después nos detenemos a reír. Para después continuar… hoy me ve, lo veo, puedo sentirlo junto y dentro de mí… en el vaivén de nuestros cuerpos puedo notar las lágrimas que se pasean en sus ojos, y en mis ojos también. Un gemido ahogado por el llanto...un amor que nos llevó lejos. A una vida ultraterrena, juntos, él y yo...

...Te extrañe tanto...

...Ya estás aquí...

For the eternity

Fin


4 comentarios:

Koney Love ♥ dijo...

Y la sangre a chorros y odio potente nunca apareció. Sin embargo, creo que el hueco en mi estómago, garganta y corazón es tan profundo que tu final demente el cual tanto me presumías, no hizo falta.

Más que escribir una historia, construíste una etapa en mi vida. Me acompañaste, estando a kilómetros de distancia, con cada línea publicada en este espacio. Los pequeños detalles de la personalidad de cada una de las personas que amas no puedo negar que hizo a ``Con el Alma en un Hilo´´ algo irresistible pero...

es más complejo. Me sumergí en cada diálogo, en cada palabra, en cada beso. Me sentí Haruka con sus coqueteos y torpezas. Me sentí Tom con sus confusiones y un libido altamente elevado. Me sentí envuelta en todo el romance escrito.

Es tiempo de decirle adiós a esa etapa. Comenzar algo nuevo, con este final que me hizo llorar a mares, que me hizo recontrarme. Tu sabes de que estoy hablando galleta. Tu siempre sabes de que estoy hablando.

Ya lo sabes, pero nunca me cansaré de repetirlo porque lo siento, lo siento en verdad... Te amo Mara.

serrana dijo...

uau. se me va hacer muy raro no seguir leyendo el fic, ha sido durante todo este tiempo algo del día a día. despertar, ir a clase, comer, ¡y leer un capítulo de "con el alma en un hilo"!. lo voy a echar de menos.
Debo de ser un poco lenta, pero hay una cosa que no me ha quedado muy clara, entonces cuando Matilda entra en su casa, ¿quién está dentro?¿Danica o Catalina?
y gracias por deleitarnos con esta bella historia.

Anónimo dijo...

...Hola!!!...Que tal, soy Alejandra desde Colombia!!

No se si llegue muy tarde y quizás no leas mi entrada pero debo decirlo....EN VERDAD AMO ESTA HISTORIA....
Sabes, es realmente increíble que me hicieras llorar tanto, yo soy muy llorona pero esta historia es mágicamente bella...como te expresaste, como me sentí...(estoy llorando a mares)...

No pensé llegar al día de hoy, de pensar las cosas que estoy pensando y de casi creer que en realidad mi corazón es muy extraño...(no se si me entiendas)...en fi, no se que decirte, es tan casi perfecta que en serio y desde el corazón te lo digo...ERES UNA GRAN ESCRITORA!!!

Gracias por escribir esta historia y deleitarme (en verdad amo y protejo TH)...espero saber mucho más de ti y que me permitas conocerte un poco.!!!

ALEJANDRA...(Alex, me gusta así)...

Anónimo dijo...

Aun no puedo creer que tu novela halla terminado, te juero que en estos momentos estoy lorando de la emocion. Simplemente esta novela es perfecta. Eres una gran escritora. Realmente te felicito. Es tan dramatica y romantica, te lo repito amo esta novela y eres una gran escritora.
sigue asi!!!