Todos alguna vez estaremos Oliendo Pelusas.

¡Bienvenido seas alma perdida!

Anteriormente, hablando del año 2009, este espacio estaba dedicado a la publicación de sandeces, aka fan fiction de la banda alemana de poprockpunknoseque Tokio Hotel.

Sin embargo, después del tiempo que ha sucedido, la temática ha cambiado y, aunque en los archivos están aún esas sandeces, probablemente los escritos que aparecerán próximamente sean más de otros temas, que de la misma banda.

Éste sigue siendo su espacio, éstas siguen siendo sus letras, y esta siempre será la agonía de las palabras.


domingo, 23 de mayo de 2010

Capítulo CIV – Harley-san VS Harley-sama


MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com

Fumo un cigarro en el balcón de mi habitación, sintiendo las lagrimas rodar por mis mejillas. Las seco y vuelvo a entrar, cuando escucho allá afuera el cerrar de una puerta.

Ya traigo puesta la pijama, es hora de enfrentar, pero la verdad no quiero hacerlo… puedo hacerme la que no sé nada, si, es lo mejor, pero no, yo no…

¿Qué sigue? Me meto como de rayo a la cama, cierro mis ojos y me hago la dormida, escucho como mueve algunas copas, supongo que esta bebiendo, entra al cuarto, puedo sentir como me está viendo, trato de respirar normal, de cerrar mis ojos y dejar de llorar. Camina con una delicadeza increíble, casi como si viniera de puntas, quita la cobija y al fin siento su cuerpo acostarse a mi lado, sus delicadas manos comienzan a acariciar la línea de mi costado, su aliento ahora está en mi cuello… Esto es mucho peor de lo que pensé, necesito detener esto…

-¿Qué jodidos haces?- le dije sujetándole las manos, su cuerpo se balanceo un poco, hasta quedar apoyado en sus rodillas

-¿Es muy tarde?- me dijo sonriendo

-No seas idiota- le conteste enojada- piensas que soy estúpida y que no me he dado cuenta de nada ¿Verdad?- según yo tenía planeado no explotar, pero no podía, simplemente me daba rabia su descaro- Jamás pensé que me harías esto

-¡Ah! Vamos Haruka, no te pongas sensible- dijo riéndose

-No seas ridícula Harley- le conteste aventándola y a punto de bajarme de la cama- Lárgate de mi habitación antes de que te de un golpe

-¿Serías capaz?- me dijo tomándome de un tobillo, obligándome a caer sobre la alfombra

-¡Suéltame idiota!- le grite moviendo mi pie tratando de que lo soltara- Tú fuiste capaz de meterte con mi novio, que no sea capaz de molerte a golpes- y al fin logré que me soltara, estaba acostada en el suelo, con ella mirándome, trate de levantarme y ella me cayó encima

-Vamos Haru-chan, no te enojes conmigo por favor- dijo sentada sobre mi abdomen, tratando de acariciarme el rostro

-Quítate- le dije tratando de moverme, me tenía bien sujeta- maldita golfa, que me sueltes- y peleaba con ella, cuando se agacho, me tomo de los hombros y no sé cómo le hizo que me tenía inmovilizada. Me beso, me forzó a besarla, y tampoco sé cómo le hizo que, comenzó a gustarme

-¡Ya basta Matilda!- me dijo enojada arrancándome la blusa- ¡Deja de moverte o te voy a lastimar!

-¡Que te quites!- le decía sin despegar mis dientes, estaba en verdad enojada

-No sé por qué te importa tanto ese asunto idiota de la fidelidad- me dijo quitándose la blusa que traía puesta, me di cuenta de que no trae sujetador alguno, a pesar de que estaba oscuro, podía distinguir la forma perfecta de sus pechos y la forma en la que se movían, cuando ella renegaba

-Que te importa, es asunto mío- le dije empujándola a un costado y levantándome, camine hasta la puerta de mi habitación, estaba a punto de abrirla cuando sentí su piel en mi espalda

-A Tom no le interesa, no entiendo por qué a ti si- dijo desabrochando mi sujetador y aventándolo por ahí. Yo no abrí la puerta, no me moví ni un centímetro. Tomo entre sus manos mis pechos y comenzó a jugar con mis pezones- Escucha- me volteo para que la mirara, nuestras bocas estaban a pocos centímetros de juntarse- Yo no hago esto con el afán de lastimar a nadie, tú me gustas Haru, te quiero por qué eres mi amiga, Tom también es mi amigo… si tu, en verdad…

-Cállate ya- le dije suspirando- ¿Qué quieres aquí?- le pregunte

-A ti ¿es demasiado pedir?- acaricio uno de mis pechos, me estremecí con el solo roce de su piel- Tom me pregunto lo mismo- ¿por qué lo tiene que sacar a colación?- le respondí lo mismo, no te niegues. Hagamos lo mismo que hicimos él y yo hace un rato

Cásate conmigo, no quiero estar con nadie más que no seas tú. Quiero ser tu reflejo…

Todo ese pensamiento nublo mi visión cuando ella me besaba el cuello, como una bestia, como una diosa, apenas y nos había dado tiempo de llegar a la cama. Su piel es tersa, es suave, es cálida y hermosa centímetro con centímetro.

Ella se mueve con mucha facilidad, al igual que su lengua por cada uno de los rincones de mi cuerpo, se pasea entre mis pezones y mi ombligo, me hace gemir, acaricia mis muslos, a veces los araña, a veces llega y los muerde

Fue tan fácil quitarte la ropa. Me dice en un gemido ahogado juntando su pelvis a la mía, dejándome con la boca abierta para poder gritar, sonido que ella calla besándome, lamiendo mis labios, mordiéndolos, chupándolos.

Ahora me doy cuenta de lo excítate de la situación, nosotras dos, completamente desnudas sobre la cama, y luchando para no caer de ella, nuestras piernas que se abren, se cierran, se flexionan y están en una posición distinta con cada minuto que pasa, mis manos que se pasean en su rostro, sus pechos, su torso, su espalda, sus largas y perfectas piernas.

Su voz diciéndome que quiere más y su boca perdiéndose en los jadeos. Dos chicas sudadas, que se unen y desunen, solo para darse más placer

-Déjame tocarte Haruka- me dice mirándome, yo estaba viendo como lamia mis pezones erectos, recargada en mis brazos, con mis piernas abiertas y Harley justo en medio de ellas

-Sí…-apenas le susurro cuando ella se incorpora, al tratar de hacer lo mismo, me tira al suelo, aquí vamos de nuevo

-Juro que te va a encantar- me dice sonriéndome malévolamente, primero se acerca para darme un beso, empuja mis rodillas con las suyas, y acaricia mi sexo con el suyo. Nos estamos mirando, nos estamos besando, mi lengua pasa desesperada por sus labios, ella la atrapa con sus dientes, siento el sabor de la sangre en mi boca, a Harley le gusta.

Besa mi barbilla, besa mi cuello, baja por el torso, se detiene en el ombligo, ahora muerde toda la piel que cubre mi coxis, me provoca un gemido, una súplica, una orden de que continúe su jornada. Al fin llega, veo como me mira mientras lame, lento, sin presión, apenas como una caricia casi invisible, a mi clítoris. Azoto la cabeza contra el suelo, gritándole que lo haga más rápido, pero ella no lo entiende. Necesito que me dé más. Comienza a aumentar la velocidad de sus movimientos, después cambia de fuerza y más tarde de dirección. Cuando sentí su lengua dentro de mí, quise morir.

-¿Te gusta?- me dijo, yo no podía ni hablar- dime Haru ¿Te gusta?- pregunto paseando sus dedos por mis labios, acerco los suyos a los míos y volvió a besarme, a pesar de tener seca la boca por tanto jadeo. Necesitaba beber algo o moriría, ya estoy muriendo.

Un movimiento más me saco de mi balance, su mano derecha se encontraba perdida por donde su boca hace un momento, su rostro me llenaba de satisfacción, pero sus dedos me llenaban de éxtasis.

-Harley- le dije, antes de que mi respiración se volviera agitada de nuevo- déjame hacerlo- le pedí, sino es que le suplique

-Sí, hazlo- me dijo condescendiente y rápidamente cambiamos de posición, ella tomo mi cabeza con su mano, y mientras se estaba sentando, yo me incorporaba, para después quedar inclinada y sumergida en toda su zona V.

…Harley…

-Sí, continua- le dije apenas sentí su lengua meterse en mi, fue un movimiento delicioso, rápido y suave, como aquel que disfruta de un helado, mueve muy bien la lengua. Mejor que Tom.

-Dedeame- le ordene- ella asintió y su boca fue a parar a mis labios mientras que sus dedos se paseaban en los otros labios, obligándome a morderla de nuevo- más rápido- le dije, ella acelero su movimiento en un segundo. No sé qué número de orgasmo sea este que acabo de tener.

Nueve de la mañana, estamos tiradas en el suelo, siento su respiración tranquila, al fin hemos terminado. Ella está con sus ojos cerrados, sus manos están en mi cintura, me abraza, su cabeza esta recargada en mi pecho, mientras mis manos le acarician la espalda. Su cabello esta suelto, ahora veo el hermoso contraste que hace el rojo de la alfombra con lo negro de su cabello, sus piernas están enredadas en las mías. Me duele, me duele mi cuerpo, me duelen los brazos, las piernas, mis glúteos, mi lengua, mi boca. Jamás había hecho algo como esto en mi vida, y menos dos sexos extraordinarios en una noche.

-Estoy tan cansada- me dijo estirándose y acostándose boca arriba en el suelo

-Yo también- le dije acostándome sobre ella y acariciándole las mejillas- pero ha valido la pena

-Sí- suspiro. Ha de estar pensando en Tom.

¿Y ahora que voy a hacer? Es cosa de salir de aquí y llegar a mi habitación. Si, es así de sencillo… No, no lo es.

Matilda sabe que estuve con ella, se que lo sabe. ¿Dónde estará Harley? Ya me he duchado, ya me han traído el desayuno, no quiero que nadie se entere de lo que he hecho, no quisiera ni que Haru lo supiera, pero ella… mi novia ya lo sabe ¿Por qué razón…? ¿Qué excusa es lo suficientemente buena como para que me crea? ¡Ya se! Nos quedamos trabajando hasta tarde y nos quedamos dormidos en la sala de juntas ¡Es excelente! Es hora de ir a buscarlas.

-Te veré más tarde- le dije a Mat, acababa de salir de la bañera, nos habíamos exfoliado la espalda juntas

-Sí, claro- me dijo sonriente- ¿Vamos a China?

-A Beijíng, mañana por la tarde nos vamos- le conteste, pero ella estaba muy seria…- ¿Qué pasa?- me agache hasta quedar a la altura de su rostro

-Nada Etsuko-sama- me contesto frotando su nariz con la mía, salió de la bañera con un estilizado movimiento y se enredo en una toalla

-Prefiero Harley- le dije robándole un beso a su boca- Harley-sama, y tú eres Haruka-hime

-Está bien- me dijo riendo- Un favor pequeña traviesa- dijo entrelazando sus dedos a los míos- No queremos que nadie se entere

-Así que seremos discretas- termine la frase. La besé y salí de su habitación. Camine por la recepción, tome un vaso de jugo, bebí y camine hasta la puerta, la cerré a mis espaldas cuando escuche una respiración agitada

¿¡Qué demonios hace esta mujer aquí!? Y tiene el cabello mojado ¡No! Maldita bestia ninfómana… ha venido a…a…delatarme con Haruka ¿Por qué tiene el cabe…

No… no puede ser que ellas también. Haruka no puede hacerme esto

-Buenos días Tom- le dije caminando hacía él. Simplemente me vio y ya no pudo caminar, abrió los ojos exageradamente y ¡puf! Se había ido la magia y el color de su rostro. Le di un beso en la mejilla y camine hacia las escaleras.

…Tom Kaulitz…

-¿Haru?- entre donde se suponía debería de estar mi chica

Ya escuche su voz…demonios… ¿Saltar por la ventana? No, jamás ha sido una buena opción. Maldita sea, debo pasar por la recepción de todas maneras… compórtate, no grites…

Ella sale con un vaso a medio servir de jugo. Me ve, sus ojos reflejan muchas cosas, se queda mirándome por unos segundos y yo a ella, simplemente no sé qué decirle

Simplemente no se qué decirle… ahora que lo pienso estoy envuelta en una toalla… y ella tenía el cabello mojado, si él es lo suficientemente astuto

No puede ser que ellas hayan tomado un… maldita sea ¡Esa mujer paso la noche aquí!

Ni modo de decirle que ambos hemos estado con otra persona, y menos que es

La misma persona, para los dos… nos hemos… engañado con la misma persona ¿Por qué demonios

No duele? Yo lo sigo amando.

¿Ella podrá perdonarme?

-Buenos días amor- me dice sonriendo y caminando lentamente a donde estoy parado. Extiendo mis brazos y ella se acurruca en ellos…

Él también se ha dado un baño

Estuvieron juntas.

--------

Bueno, bueno, aquí esta el capítulo al fin xD. Espero que esta onda de los diálogos de colores se entienda, sino les explicare un poco. El color azul pertenece a Tom y el purpura pertenece a Matilda, para no estar poniendo quién piensa que cosa, les puse colores. En el dialogo de Tom, (este ultimo) sus letras son blancas ya que pertenece a él éste momento y solo el dialogo interno de Haruka es de otro color. ¿Se entendió? xD Eso espero :)

Gracias y feliz domingo y feliz inicio de semana también. Besos


5 comentarios:

Harlu dijo...

¡Maldita bestia ninfómana! XD! ¡Ashé a huevo que sí!

OMG; ni cómo describir el capítulo. Dios mío, Isha, Dios mío. Como siempre, tú extremadamente expresiva, me encanta la última parte; la de los sentimientos encontrados.

Anónimo dijo...

ESTO SE PONE CADAVES MAS BUENO
ME DEJASTE SIN ALIENTO AAA YA KIERO EL OTRO CAP ME ENCANTAN LAS PARTES SEXOSAS XD

Fєffy K. ♥тн♥ dijo...

Igual que por alla arriba!
No se que decir!
OMG! me comi las uñas ¬¬ xd
Si hasta cuando se engañan se completan las fraces! xd
y el :
Maldita bestia ninfómana
me saco risa xd

Me encanta como escribes♥

Nanni Nanni!! ^^ dijo...

Esto fue genial!
maldita sea q capitulo tan bueno
aghh la verdad no se si odiar a Harley o amarla
es q es jodidamente sexy
pense en ser bisexual xD!
wwaaa me encanto el capi pero ahora kiero saber q asara waaaa

₪ ζΛΨβΞΤ dijo...

Ay no me jodas la vida!

Qué peo con eso...

Todos aquí son unos presta fácil weee