Todos alguna vez estaremos Oliendo Pelusas.

¡Bienvenido seas alma perdida!

Anteriormente, hablando del año 2009, este espacio estaba dedicado a la publicación de sandeces, aka fan fiction de la banda alemana de poprockpunknoseque Tokio Hotel.

Sin embargo, después del tiempo que ha sucedido, la temática ha cambiado y, aunque en los archivos están aún esas sandeces, probablemente los escritos que aparecerán próximamente sean más de otros temas, que de la misma banda.

Éste sigue siendo su espacio, éstas siguen siendo sus letras, y esta siempre será la agonía de las palabras.


sábado, 8 de mayo de 2010

Capítulo XCVIII – Ageha


MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com


Así que las hermosas flores adornaban el camino por el que íbamos, estos dos acaban de reafirmar su amor en el emblema del país que me vio nacer. Ellos me agradan, ambos…son la pareja perfecta.

-¡Hey!- trono Bill los dedos frente a Matilda, ella y Tom charlaban de quién sabe que cosas, muy en su mundo. Acabábamos de regresar al hotel. Primero fuimos a comer a un restaurant que queda muy cerca de la torre de Tokio, todos se mostraban atentos, pero ellos estaban en su mundo, siempre tomados de la mano, sonriéndose, viéndose como si no existiera nada más que ella o que él. Bill también los ve con una ternura indescriptible, el parece estar muy feliz con que su hermano este con Mati-chan, los otros dos chicos también, Gustav es feliz siendo padre, y aunque el otro chico esta solo en este momento, por el hermoso anillo que trae en sus largos dedos, puedo decir que es casado, pero nadie lo sabe.

Los gemelos también están en eso, ellos y Matilda traen sortijas parecidas y no creo que sea un pacto de amigos, de esos que te untas saliva en la mano para cerrar la promesa, ellos ocultan matrimonio, he visto a tantas parejas así en mi vida que me es fascinante cada que descubro una diferente, tan peculiares

-¿Nos vamos?- pregunte una vez que el chofer hubiera abierto la puerta y extendido su mano para que bajara

-Claro que si- contesto Bill sonriéndome, me parece que él y yo en verdad podemos ser unos excelentes amigos. Baje yo y él después. Allison corrió a los jardines mientras Georg trataba de alcanzarla, Luka estaba en los brazos de Tom mientras que Gis y Gus caminaban dentro del hotel. Peculiar banda/familia feliz la que me he encontrado.

-¿Cuantos días tenemos?- me pregunto Bill, pasearían un par de días aquí y en seguida nos marcharíamos a Malasia

-No estoy segura- le conteste sacando el nuevo celular de última tecnología que me acababa de regalar mi padre, uno de esos aparatos que ya piensan por ti, checaba el calendario- Como tres días, tienen suficiente tiempo para pasearse por ahí

-O podemos tomar un baño de nuevo- me dijo Matilda sonriendo y haciéndole cosquillas al pequeño

-Los baños no son mixtos- le respondí divertida viendo como Tom se la estaba comiendo con los ojos- además que acostumbramos a usar el agua termal con un efecto terapéutico y no afrodisíaco

-¿Tanto se nota que me la quiero llevar a la cama?- me dijo Tom tomándola por la cintura, pude notar la incomodidad de Bill, Matilda se puso roja como un jitomate, pero eso no significo que se inhibiera al pellizcarle una nalga a su novio, después el galán volteo a verme y levanto las cejas coquetamente

-Digamos que se nota que le traes ganas, jamás pensé en la cama, pero bueno- le respondí caminando a donde el lobby, escuche como Bill los reprendía mientras que los otros dos estaban trabados de la impresión.

Pasamos esos días en ir y venir al bosque encantado del hotel, no sé que había hecho cambiar de opinión a todo el mundo que se la pasaban descansando todo lo que podían, comiendo, danzando bajo los árboles y sus pétalos que caían al azar.

-¿Salir a bailar?- pregunto Bill contrariado aquella tarde, mañana en la noche es el vuelo a Malasia

-¿No te gustaría?- le pregunte divertida por su expresión de nerviosismo- podemos mandar traer botellas llenas de Awamori, invitare a mis hermanos para que nos acompañen ¿Qué dices?

-Bueno- dijo rascándose la barbilla- creo que deberíamos preguntarle a los demás primero

-¡Bill-chan!- le dije en tono suplicante- Se que a Mati-chan y Tom-kun no les molestara, ayúdame a convencerlos

-Está bien- dijo resignado y sonriente- Nos vemos en el lobby a las 9

-¡Excelente!- le dije brincando a sus brazos

Primero me ocupe en la reservación del lugar, el Ageha no solamente es la discoteca más lujosa de Japón, sino la más grande de Asia, tiene capacidad para 6000 personas y cuenta con 7 salas diferentes con pantallas enormes y música para todo tipo de personas, desde Techno hasta música latina, esto será divertido.

…Haruka…

-Ya estoy lista- le digo a Tom al cabo de un rato de buscar ropa en el vestidor, el me parece que está sentado sobre la cama, esperándome

-Muy bien- me dice mirándome de arriba abajo. Él, como siempre, trae un pantalón holgado con las bolsas adornadas de rojo, al igual que sus tenis y la banda de su cabeza, su playera es negra, tiene también tonos rojos, hace que combine a la perfección. Yo simplemente me he puesto un vestido en negro, corto, a la mera inspiración helénica, sencillo y sin problema alguno, mis tacones, rojos por supuesto, cabello suelto

-Más simple no me puedo ver hoy- le dije viéndome en el espejo sin estar completamente convencida del atuendo

-Te falta esto- recogió mi cabello tras mi oreja- ya esta, vámonos- extendió su mano, estaba sonriente, seguía sin convencerme mucho, pero al final accedí

-Georg y Gustav se quedaran- Nos dijo Bill en cuanto subimos al ascensor

-Que bien- dijo Tom- solo nos arruinarán la noche teniendo que cuidar sus excesos de alcohol

Bill y yo volteamos a vernos, negamos con la cabeza y comenzamos a reír. Dos segundos después mirábamos atentos en escote imposible de Harley, lucía un hermoso vestido azul rey y zapatillas a juego, ella se movía con bastante facilidad. Nos miro sonriente y en seguida abordamos las camionetas.

-Pasaremos por mis hermanos antes- nos dijo cuando 15 minutos llevábamos ahí

-Creí que eras hija única- dije, ella volteo a mirarme divertida, la camioneta se detuvo y dos chicos subieron

-Oniisan- dijo felizmente abrazada por uno de ellos, su piel blanca y su cabello negro hacían una excelente combinación con su sofisticado atuendo, el otro chico de piel un poco más bronceada y el cabello de casi un color chocolate, llevaba puesto algo salvaje, sin mangas, con muchos adornos, me parecía que iba en busca de pobres presas en una selva indomable.

Al llegar al enorme, y déjenme decir que cuando digo enorme no es un enorme cualquiera si no un verdadero enorme, lugar, Harley levanto una mano que hizo que la fila de más de 200 personas nos abriera el paso, los guardias nos vieron y quitaron las cadenas para que pudiéramos pasar.

Ella caminaba como una diosa en medio de tanta gente, no solo era el vuelo del vestido lo que la hacía tan sensual, toda ella atraía tu mirada en un instante, sus curvas pronunciadas, sus juegos inocentes, su ingenua mirada y sus malas intenciones. Ella camina del brazo de aquellos dos que la miran con vehemencia, aquellos dos que han mirado a mi chica y no han podido evitar sonreír…

-¿Tom?- le pregunte, caminábamos al centro de no sé donde, este lugar es enorme y podríamos perdernos con suma facilidad, el parecía estar perdido en algo frente a nosotros

-Lo siento, es que, este lugar es sorprendente- me dijo sonriendo y ubicando a Bill, ellos habían entrado a una de las enormes salas, en ella había todavía más sorpresas, la música era Techno, muchas faldas cortas, escotes, tacones de colores, sexo en cada esquina

-Espero que el lugar sea de su agrado- nos dijo Harley acercándose a nosotros, nos ofrecía bebidas transparentes

-Me fascina el lugar- contesto Tom sonriéndole inusualmente emocionado

-Permítanme presentarles a mis hermanos- dijo tomándonos de las manos, Bill conversaba con el chico de piel blanca, el otro parecía buscar a la pobre indefensa ¿O indefenso? De esta noche, su mirada me hacía recordar a mi vieja amiga croata…- Jun Matsumoto- san y Shim Changmin-san

-Tus hermanos- le dije asintiendo con la cabeza como si hubiera descubierto el gran truco- Un placer- les dije extendiéndoles la mano, ellos la tomaron, al tiempo que la besaban, uno en cada mano, gesto bastante cortés de su parte que a mi novio no le agrado nada

-Tom Kaulitz- dijo sin darles la mano, solo me tomaba por la cintura- novio de las manitas babeadas

-¿Te dicen manitas babeadas?- pregunto curioso Jun-kun

-No- le contesto Harley sonriendo- vamos a bailar Tom

Él, sonriente, camino a la pista con ella hasta perderse de mi visión, mientras tanto Shim me ofrecía otra bebida transparente, la mía se acababa de terminar, Jun-kun se enfrascaba en una plática con Bill, parece ser que ambos son de esas personas que prefieren ver a los demás bailar, sentados en su rincón

-Es Vodka con RedBull- me dijo Shim al notar que también este trago se me había terminado- si lo tomas tan rápido tendré que darte respiración de boca a boca y no creo que a tu novio manita babeada le agrade

-No creo que sea necesaria tanta atención de tu parte- le dije un poco fastidiada por su comentario, dejando el vaso con rapidez sobre la mesa, rogaba a Bill que me sacara a platicar a otro rincón

-Los hombres como él son los que menos merecen a mujeres como Harley- dijo pidiendo bebidas de otro color

-Tom no busca nada con ella ¿Qué aquí la palabra novio no se toma en serio?- le dije confundida

-Con Harley, nada es lo que parece, si no te estás cuidando las espaldas de ella, será la misma Harley la que te cuide la tuya, y no te gustara

¿Qué estaba haciendo ella? Creí que Mat le caía bien, creí que podía ser amiga suya y hasta mía, pero ¿Por qué me baila de esta manera? Su vestido ya no puede dejar más a mi imaginación, siento el deseo que tiene por besarme, siento sus ganas por tenerme contra la pared y obligarme a… No…Matilda… no dejes que ella me lleve a ese rincón… Matilda…no te enteres de lo que acabo de hacer…

-¿Dónde está Tom?- pregunta Bill poniéndome su fina mano en el hombro

-No lo sé- le dije levantándome- Oh mira, ahí viene- le dije señalándolo, caminaba tambaleándose y Harley venía animadamente de su brazo, conversaban de no sé qué cosas que los hacían sonreír

-Bailemos Bill- le dijo acariciando su mano, una caricia nada normal y excesivamente sexual que nos sorprendió

-Baila tú conmigo- le dijo Shim tomándola por la cintura y cargándola hasta en medio de la pista, ella reía sin control, y bailaba. Ella baila muy bien

-¿Bailas conmigo Mati-chan?- pregunta gentilmente Jun-kun

-Claro- le contesto agradeciendo que sea él, y no Shim quién me saque a bailar, Tom me besa y se aleja con Bill a su preciado rincón

Siempre me han gustado los japoneses, sus gestos son tan carismáticos, sus sonrisas son genuinas, pero jamás me había fijado tanto en su particular forma de bailar. Se mueve de manera tan sensual que me corroen las ganas de seguirle el juego, sus manos se pasean por mi cintura, sin hacerme sentir perseguida, su mirada es próxima a la mía, intensa, algo planea, su sonrisa me advierte, sus pies cambian de dirección y ahora bailo, bailo como si solo él y yo perteneciéramos a este lugar, mis brazos hacen complicados movimientos, mis piernas apenas y pueden creer todo lo que hago… mis labios apenas y notan el contacto con los suyos.

3 comentarios:

Fєffy K. ♥тн♥ dijo...

...Pero que esta pensando la parejita de las manitos babeadas xd

aaaaaaaaaaaish! Quiero saber que le sigue!

emms..ems...OMG :O xd


...se nota que le tengo ganas? xd

Harlu dijo...

Ashé a huevo!

Bomba el capítulo, de esos capis buenísimos que casi hacen que le dé a uno un paro cardiaco.

"Mis hermanos", son el hit. ¿Ahora entiendes por qué te amo tanto? Te van a causar mucha gracia muchas cosas en CH.

Uy... que le hizo la pequeña Harley a Domo-kun, digo! a Tom-kun! XD

Y sí, el ambiente se prestaba.

₪ ζΛΨβΞΤ dijo...

A VER MANITA BABEADA...

SINO SUPIERA QUE EL TOM ESE ES UN NALGA PRONTA Y LA MATILDA TIENE LA MORAL MEDIO GUANGA DEL RESORTE; NO SERIA TAN PREDECIBLE LO QUE PASARÁ...