Todos alguna vez estaremos Oliendo Pelusas.

¡Bienvenido seas alma perdida!

Anteriormente, hablando del año 2009, este espacio estaba dedicado a la publicación de sandeces, aka fan fiction de la banda alemana de poprockpunknoseque Tokio Hotel.

Sin embargo, después del tiempo que ha sucedido, la temática ha cambiado y, aunque en los archivos están aún esas sandeces, probablemente los escritos que aparecerán próximamente sean más de otros temas, que de la misma banda.

Éste sigue siendo su espacio, éstas siguen siendo sus letras, y esta siempre será la agonía de las palabras.


jueves, 6 de mayo de 2010

Capitulo – XCVII – Bajo el árbol de cerezo

-Así que ella estará con nosotros hasta regresar a Alemania ¿huh?- me pregunto Tom una vez que ya nos encontrábamos en la cama, había sido un día agotador y ni ganas de jugar nos daban

-¿Ella no te agrada?- le pregunte con mis ojos cerrados, sentía como paseaba sus manos haciendo círculos por mi espalda

-Sí, parece que es una buena traductora- dijo no muy convencido

-¿Pero?- le cuestione

-No lo sé, se me hace demasiado confianzuda, tenían cuanto tiempo ¿20 minutos? De conocerse y ya se habían metido a bañar y toda la cosa

-Supongo que es algo desinhibida, pero no le encuentro lo malo- le confesé dándole un beso, esperando que ahora si durmiéramos, tenían planeado para nosotros un desayuno casi real y un tour por algunas partes bastante bellas del distrito donde nos encontrábamos

-Sobre lo de la mañana, Fausto- dijo abrazándome más a él, lo miré y estaba sonriendo

-Amor, no importa, en verdad si tenías un sueño erótico extraño, preferiría no saberlo- le dije con una sonrisa burlona

-Yo no sé de donde piensas que alguien como yo podría tener un sueño erótico con un ente masculino

-Créeme, uno nunca sabe hasta dónde llegan las fantasías reprimidas- le dije estallando en risas al notar su incomodidad

-A ver, cuando te dejes de reír me dices para ver si me da la gana de contarte

-Ya Tom, cuéntame- le insistí sentándome en la cama, el se sentó en seguida junto a mi y me miro, de nuevo estaba sonriéndome

-Fausto es el menor de nuestros hijos- me dijo acariciando mi brazo de abajo a arriba hasta posar su mano en mi hombro, lo miraba más que confundida- tenemos en total tres, los primeros son unos bellos gemelos que tienen el color de tu piel, tus labios, tienen mis ojos y mi nariz, pero su cabello es de un color chocolate que afina sus gestos, sonríen como tú, y tienen la mirada de su padre, sus nombres son Paul y Johan…

-¿Tres niños?- pregunte interesada en el tema, además que causaba una enorme curiosidad de donde había sacado los nombres

-Fue tan real, tanto que pensé que lo estaba viviendo justo en ese momento, la cena, los hijos de Georg, por alguna extraña razón todos tenemos un par de gemelos

-¿Zayra también?- pregunte casi quebrándome la cara debido a la sonrisa

-Sí, y créeme, son unas niñas preciosas, ellas comenzaron la pelea de comida

-Tom- le dije cuando sentí una lágrima rodando hasta mi brazo- ¿Cómo eran… que pasaba? ¿Qué más?

El comenzó a contarme, sobre las hijas de mi comadre y los mellizos de Diana, la enorme casa en la que vivíamos, sobre los J’s casados con Fefe y Andreas, los conejos que eran los G’s y la manera en la que todos parecíamos ser tan felices, envidiablemente felices, la manera curiosa en la que rompí fuente. Enfatizaba tanto los detalles que no pude evitar imaginarme embarazada por segunda vez, caminando mientras me balanceaba por mi pesada figura, sobre nuestros hermosos hijos… que parecían ser exageradamente sensibles ante los pleitos provocados por Nureen y Mariella, lo bien que se veían Gis y Gus a través de los años…

-¿Por qué les diste esos nombres?- le pregunte saltando sobre la cama hasta caer recargada en su pecho

-No tengo la menor idea, había tantos nombres extraños ahí, las gemelas de Gustav se llamaran Ann y Heidi… ¡Ni siquiera sabía que serían niñas! Es más… ¡No sé si serán niñas!

-¿Acaso será uno de esos sueños a futuro?- le dije sonriendo, acomodándome sobre sus piernas para que pudiéramos vernos fijamente

-Deseo que así sea- me dijo acariciando mi rostro- Fue extraño, yo sabía que día era, en qué año estábamos, las fechas de nacimiento de cada uno de nuestros hijos… pero ya no puedo recordarlo, antes de que me despertaras, con esa manera que me encanta- dijo pellizcándome una mejilla- estaba el club de fans con nuevos novios, mis suegros, tu hermano con tres hijos

-¿Tres?- brinque sobre él para alcanzar a estar frente a su rostro- ¿Amelia, Carolina y Saul?

-¿Sí?- me contesto asustado- ¡Demonios Mat! Ese sueño quita todo lo emocionante, ahora sé que tendremos tres varones hermosos, además de tu hermano, Jay también tenía una bebe y Javy un bebe igualito a Andreas, pobre niño por cierto, y tu abuelita también había venido a nuestra casa

-¿La casa del Ebel?- le pregunte emocionada

-Esa misma, ya estaba completamente llena de muebles y la cocina es enorme, además tenemos autos nuevos…. Pero…alguien jugaba con Saul…

-¿Su madre?- pregunte sonriendo, el parecía recordar…-No era Yatziri…- le dije cuando la sonrisa se desvaneció de su rostro

-No- dijo tragando saliva- era Lucija

-Entonces no era un sueño a futuro, ella está muerta- le dije tratando de no pensar demasiado, desde que nos enteramos que ella murió, también he tenido un par de sueños recurrentes que siempre terminan con su rostro envuelto en llamas

-Tal vez no sea completamente un sueño a futuro…. Pero podemos esforzarnos por que sea lo más parecido al sueño ¿No te gustaría?

-Me encanta la idea mi cielo- le dije al tiempo que nos recostábamos nuevamente, para dormir.

...

Bajamos a desayunar con Harley y Seishirou, él mantenía una plática estable con el staff, nosotros procurábamos disfrutar al máximo cada uno de los platillos que estaban sobre la mesa, entre sabores agrios, dulces, salados, un brindis y comentarios casuales, salimos del hotel cerca del medio día, los patios del fabuloso lugar donde nos encontramos son suficientes para perdernos por días, pero al parecer a la pequeña desinhibida de Harley, se le había ocurrido otra cosa

-Los arboles de sakura están a todo su esplendor en esta época del año*, la rosada tonalidad de las hojas hace del ambiente perfectamente romántico ¿No creen?- pregunto Harley cuando terminábamos de limpiarnos la baba

-Es hermoso- le dije encogiéndome de hombros debido a la emoción- jamás pensé verlos tan de cerca

-Tenemos que ir al cerezo más grande- dijo cuando me tomaba de la mano y caminaba casi arrastrándome, subimos un par de veces unas escalerillas graciosas y que mareaban bastante, los chicos iban detrás de nosotras, casi corriendo para alcanzarnos

-¿Son los arboles de cerezo o los arboles de sakura?- pregunto Tom a mi oído una vez que Harley se hubiera detenido en su carrera, hablaba con un hombre

-Es lo mismo cielo- le conteste tratando de respirar- sakura es la flor del cerezo

-¡Ay si! Te crees mucho por qué sabes que significa sakura- dijo burlón tomándome de la mano, en seguida ese hombre se dispuso a abrir la puerta de un jardín dentro de ese jardín, uno más grande, en el que se hallaba un templo

-Vamos ahí dentro- nos dijo y comenzó a caminar por un puente de madera, Bill se adelanto para hablar con ella, ellos charlaban de manera amable, mientras que los hijos de Gus se divertían con el pelo de Geo y Gis se admiraba a cada paso que dábamos.

El camino estaba lleno de hermosas nubes rosadas, las flores parecen ser blancas, tienen el centro de un tono casi purpura y la forma de los pétalos es tan singular, las nubes rosadas a veces parecían blancas, dependiendo del árbol, los que estaban menos abrigados por las flores podían distinguirse por el rosado, pero los que estaban repletos… parecían tener en cada una de las ramas millones de trocitos de algodón de azúcar, daba la impresión de tocarlos y que estos se evaporarían en el aire, también daban la idea a hermosos borreguitos

-Tan hermosa obra de arte- dijo Bill a lo alto, parecía responder con desgana a algún comentario de Harley- Apenas y puedo creer que floreen únicamente por dos semanas

-Y todo el año las estamos esperando, no crean que es el único lugar en donde se dan. Los cerezos están ubicados en todo Japón, si viajáramos por helicóptero, parecería que las nubes han bajado a la altura de los tejados, son hermosas y finas nubes rosadas.

-Cuando las hojas caen parece que la lluvia es de malteada de fresa y las calles están abarrotadas del blanco de los pétalos, casi como si acabara de nevar- le dije recordando las historias que había escuchado sobre este hermoso emblema del país, unión de familias, de enamorados, festividades, incluso sobre el festival Hanami*

-Así es- dijo Harley en una hermosa sonrisa- les recomiendo que vayan allá- nos señalo a todos el camino, sin embargo los hijos de Gus se fueron por otro camino junto con sus padres y Georg, mientras que Bill se quedo charlando con ella.

-Parece que somos los únicos interesados en esto- dijo Tom abrazándome por la cintura y colocando su cabeza en mi hombro. Habíamos llegado al cerezo más grande del templo, un hermoso árbol con enormes raíces y adornos que volaban a su alrededor debido al aire que hacía, las flores apenas y se meneaban

-Está haciendo un clima excelente- le dije cerrando los ojos y aspirando fuertemente el aroma de las flores

-Cásate conmigo- me dijo al oído

-Déjame pensarlo- le dije sonriendo, poniendo mi mano al frente, pude admirar la sortija de nuevo- Tal vez- le sonreí dándome la vuelta para encontrarme con sus labios, me levanto del suelo y dio una vuelta- Esta bien, me caso contigo

-Estaba muriendo de los nervios- dijo irónico dándome otro beso, nos tomamos de las manos y caminamos a la par hasta donde una reja nos permitía. Tocamos el troco al mismo tiempo

-Se dice que es de muy buena suerte para los enamorados tocar el tronco en pleno florecimiento- dijo Harley, y coloco su mano justo en medio de la nuestra, ella me miro, yo la mire y después lo mire a él, ella lo miro a él, él la miro y después me miro a mi… Fue una extraña sensación. Al quitar nuestras manos, en un movimiento tan sincronizado, los pétalos de sakura comenzaron a danzar frente a nuestras narices, estábamos caminando a través de una suave lluvia blanca, mientras ella nos llevaba tomados del brazo, él a su izquierda y yo a su derecha…



*********************************************************

*Ya ven que soy re inventiva yo xD. La temporada real en la que nacen las flores del árbol de sakura es en la primavera, entre Abril y Mayo. Las flores duran cerca de dos semanas en los arboles. El Festival de Hanami que es celebrado en estas fechas, es planeado durante todo el año, se acostumbra hacer ceremonias y "picnics" bajo los arboles.


"Hana" quiere decir flor, el prefijo "mi" quiere decir "ver", por lo que se sobre entiende que el festival de Hanami se traduce como "El festival de mirar las flores".

*Lo pongo por que xD, en el fic estamos terminando Junio, no vaya siendo que se van a Japón y no encuentran las flores xD. besos.


2 comentarios:

Harlu dijo...

"-A ver, cuando te dejes de reír me dices para ver si me da la gana de contarte"

Uy, eso me sonó muy a mí misma XD Hahaha NTC vida, está magnífico el capítulo! Yo en RDC ya ves que raramente viajo lejos de mi pequeño mundo Hamburg, pero es genial que tú si te muevas y mucho. Todo lo que nos muestras es increíblemente fascinante; además de que la forma en la que esa Harley se entromete... ¡uy! Casi me dan coraje y ternura a la vez. Es como esas niñas pequeñas, no sé si te pasó alguna vez, que toman de las manos a sus dos papás para luego juntarlos. Yo lo hacía cuando estaba más nena. Me fascinó el capítulo, mi vida; no puedo esperar al siguiente.

₪ ζΛΨβΞΤ dijo...

AHHH YA ME ACORDÉ QUE ME QUEDE COMO BIEN INTRIGADA DE QUIÉN ES ESA LUCIJA...

BTW: NO PIENSO TENER A TANTO CHAMACO LE DIRÉ A HAGEN QUE SE HAGA LA VASECTOMIA O QUE ÉL LOS ENGENDRE CARAY! SON MUCHOS