Todos alguna vez estaremos Oliendo Pelusas.

¡Bienvenido seas alma perdida!

Anteriormente, hablando del año 2009, este espacio estaba dedicado a la publicación de sandeces, aka fan fiction de la banda alemana de poprockpunknoseque Tokio Hotel.

Sin embargo, después del tiempo que ha sucedido, la temática ha cambiado y, aunque en los archivos están aún esas sandeces, probablemente los escritos que aparecerán próximamente sean más de otros temas, que de la misma banda.

Éste sigue siendo su espacio, éstas siguen siendo sus letras, y esta siempre será la agonía de las palabras.


sábado, 28 de agosto de 2010

Capítulo CXLII – Sr y Sra Kaulitz


MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com


-Feliz cumpleaños, mi amor- fue lo que le dije a ella, el día acababa de terminar, fue un festejo de todo el día, comenzamos por desayunar bastante, de esa comida extraña que tanto le gusta, comimos todos en familia y terminamos en un muy buen antro del centro de Hamburgo, uno al que no había venido pero ellos sí.

-¿Fue aquí donde vinieron aquella noche?- le pregunte a Georg

-Sí, aquí fue donde celebramos el cumpleaños de tu amiga- me dice seriamente, al parecer no quiere tocar el tema

-Está bien- le digo y lo tomo de la mano- todo lo que tiene que ver con ella ya acabo

-Me alegra mucho- dice no muy convencido- Por cierto.... ¿Sabes que es lo que esta planeando Tom?

-¿Esta planeando algo?- le regreso la pregunta confundida

-Ven Mat- me dice Tom al ver que Georg hablaba conmigo- éste chismoso, no le hagas caso- y le saca la lengua, alcanzo a ver como Geo le hace una seña obscena

-¿Que me escondes?- lo cuestiono abrazándolo por la cintura

-Nada mi amor- me dice con voz condescendiente- no le hagas caso a ese, no sabe lo que dice

-A mi marido no le andas diciendo ese- lo defiende Zay, Tom camina más rápido con miedo de que ella le pegué y después se ríe conmigo

-Nos veremos mañana- dice por último Gustav subiendo a su auto junto a Gis, después los Listing también se marchan y los Kaulitz nos vamos todos juntos...

Así se habían sido los días, y así fueron los siguientes, todos estábamos juntos, no teníamos presiones, tumbados todo el día sobre los sillones, viendo televisión, leyendo, cocinando... paseando y conquistando cada lugar del mundo. También nos pasamos el tiempo revisando las fotografías de la boda civil de Diana y Bill, del porque Gus nunca salió en ninguna foto y Tom estaba medio perdido en unas más... pero nadie sabía que después de la boda religiosa, Tom y yo daríamos el mismo paso.

Zay ni siquiera lo sabía.... eso me hacía sentir un poco mal, después de todo es mi amiga y lo compartimos casi todo, y más si se trata de estos asuntos.... pero me agrada la idea de darles una sorpresa, ellos han de pensar que Tom y yo somos felices en nuestra unión libre de todo y si algún día queremos mandarnos muy lejos, podemos hacerlo. Nadie sabe que ya sin él nada tendría sentido.

-Mat- me llama Bill, ya falta muy poco para su boda, el se la ha pasado dibujando desde que llegamos a Alemania- ¿podrías venir un momento aquí?

-¿Que sucede?- le digo al cerrar la puerta de su estudio, el me sonríe y se sienta detrás de su escritorio

-Nada malo- dice levantando sus hombros

-¿Entonces?- pregunto curiosa

-¿Sabes dónde está Tom?- me dice... con la finalidad de crearme más duda..

-Ahora que lo dices no... no tengo idea de donde esté- y recapacito, el se levanto temprano, me beso y se fue...

-¿Quieres saber?- y lo dice como si fuera un secreto, poniendo sus codos en el escritorio e inclinándose hacia mi, sonriente

-Bueno- le digo riendo y también me hago un poco hacia adelante

-Esta muy nervioso escogiendo un traje para mi boda, pero le daba pena decirte que lo acompañarás... pero bueno, lleva tres horas allá... supongo que ha de necesitar ayuda- me dice tragándose la risa

-Entonces iré a ayudarle- le digo levantándome- ¿Tu crees que le moleste?

-Neh- me dice anotando algo en un papelito- seguro esta ahí, dile a Martin que te lleve

-Nos veremos en un rato- le digo dándole un beso en su mejilla, el me sonríe con complicidad. Voy en busca de nuestro amable chofer, le explico y parecía que ya estaba preparado, sube a una de las camionetas y avanza rápidamente.

Al llegar al lugar que me dijo Bill, me sorprendo de no ver ni una sola tienda que me expliqué el porqué estoy aquí. Tomo mi celular y en ese instante me doy cuenta de algo... una nota....

Te tardaste mucho.

Dice... muy inteligente de parte de mi novio- ¿Dónde estás?- pregunto en medio de toda esta gente, que parece ni se ha dado cuenta de que estoy aquí...

Subo lentamente por las escaleras eléctricas esperando verlo, pero nada, no hay señales de el...

-Bill no sabe callarse las cosas ¿huh?- pregunta su voz cerca de mi oído

-Supongo que no- le digo y volteo para abrazarlo, el de inmediato me levanta del suelo- ¿Ya solucionaste tu problema?

-¿Que problema?- me pregunta confundido- ¡Oh ya! Bill uso ese viejo truco- razona para el mismo- no tengo ningún problema

-¿No?- lo cuestiono cuando ya unos guardias nos escoltan a quién sabe donde- ¿A que llegué tarde?

-A nada – me dice entrelazando sus dedos a los míos- bueno... no llegaste tarde, estamos justo a tiempo

Y frente a mis ojos un lindo restaurant rodeado de velas con mágicos adornos de distintos países... una mesa al centro con la comida servida

-¿Y esto?- pregunto emocionada

-Será nuestra última comida solos, como solteros- y camina a mi lado. Los meseros nos atienden con prontitud, comenzamos a comer, probamos el platillo del otro, reímos y nos tomamos algunas fotos.

-Que buena comida- festejo a su lado, mientras él saluda a algunas personas que nos ven

-Que buena compañía- me dice galante mientras abordamos su auto.

El camino para regresar a casa fue bastante tranquilo, no me imaginaba la vida de manera diferente después de casados, solo un papel más, un anillo más para mis dedos, una foto más para la chimenea, más besos cada noche...

-¿Cuando quieres que nos casemos?- me pregunta a punto de llegar a casa

-No lo sé- y me pongo a pensar...- Podríamos hacerlo

-En nuestro aniversario- me interrumpe bruscamente- pisaras la iglesia y saldrás como la señora de Kaulitz el 6 de abril de este año

-Esta bien- le dije riendo- me encanta la idea

-Lo arreglaremos al llegar a México- me dice y me besa la nariz- ahora vamos a casa...

Al entrar, pensamos que no había nadie, estaba todo muy tranquilo, pero escuchábamos un sutil cuchicheo en el estudio de los chicos. Sin tardanzas subimos las escaleras y tocamos, Andreas nos abrió la puerta, el junto con los J's, Fefe, los TH, Gisela y las reinas Magas tenían miradas entristecidas

-¿Qué pasa?- pregunto Tom asustado

-Nada malo- sonríe Diana- Solo tengo que ir a México

-¿A qué?- pregunto sorprendida- La boda es en menos de 10 días....

-Hay unos problemas que debo solucionar personalmente- contesta tranquilamente- y la verdad es que no es ningún problema, yo puedo ir y regresar...o quedarme allá y ustedes llegar un par de días antes de la ceremonia

-¿Pero como?- pregunta Gustav confundido- No entiendo Diana, estos días deberían estar juntos

-Estaremos juntos toda la vida- dice Diana mirando a Bill

-Esta bien- concede él suspirando- pero estaremos allá en 5 días, aquí también tenemos cosas que hacer

-¿Y porque las caras largas entonces?- cuestiona Tommy confundido

-No queremos que vaya sola- le responde Georg mirándome

-Ah- y suspiro- Yo voy con ella – digo levantando los hombros, Tom me voltea a ver sorprendido por mi sugerencia

-No, yo iré- dice Zaybet con decisión. Ni siquiera nos da tiempo de discutir cuando Georg se queja, yo también, Tom también, Diana ríe, el niño llora, Allison tira un florero, a Gisela se le mojan los pies, Gustav trata de que las gemelas no despierten...

Logramos llegar a un acuerdo, por mucho que se quejo el hobbit, Zaybet podía ayudar a Diana a que los tramites que le exigían en no sé donde, se realizaran más rápido, se llevaría a las niñas, le ayudaría, junto con el club de fans a todo lo que se pidiera....

Mientras que nosotros también nos movilizaríamos para llegar a México lo más rápido posible.

Hoy, 19 de Enero del 2017, nos despedimos en el aeropuerto, ellas abordan el avión y nosotros prometemos verlas lo más rápido posible, y todo ese día estamos arreglando papeles, cosas, maletas, organizandonos...

Hasta que, se hace de noche y llegan Gustav, Gisela, Georg, Andreas, Javy, Jay, Fef,e Bill... David, Natalie, Dunja, Silke y otras personas del staff a las que muchas veces había visto pero no trataba...

-Que gusto verlos- les digo confundida pero feliz de que estén en casa

-A nosotros también nos da gusto verte Mat- contesta Dunja, siempre amable - ¿Ya está todo listo?

-Sí- sale Tom de la nada- pasemos al salón

-¿Al salón?- le pregunto confundida en cuanto los adultos nos dejan solos en la casa- ¿Pues que evento hay que no me entere?

-Uno más o menos interesante- me dice tratando de restarle importancia al asunto

-Vamos- nos indica Bill sonriendo de nuevo.

Resulta que hay una cena... para nosotros.... y me acabo de enterar. Subí corriendo y me puse lo más decente que encontré, los gemelos se veían muy bien, en realidad todos menos yo parecían saber que pasaba aquí

-Bueno- dice Tom después de un par de risas y brindis por Bill- no me gustaría quitarle el protagonico a mi hermano, pero esta reunión es para otra cosa

-¿Te vas a operar?- preguntó Andreas de forma graciosa- ¿Ya descubriste que a Haruka la laten más las pelotas arriba que abajo?

-Eres un imbécil Andreas- le digo en voz baja negando con la cabeza, el momento se vuelve incómodo

-No Andy, si ese fuera el caso, ella no estaría por casarse conmigo- le responde muy orgulloso tomándome de la mano, le sonrío muy a gusto y volteo a ver a todos de re ojo, están entre trabados, en shock, esperando que digamos que es broma o no sé...

-¿Es en serio?- pregunta Georg viendo que no nos soltamos de las manos

-Sí- le digo sonriendo- Nos vamos a casar – y me regocijo emocionada en mi asiento. Jamás nos dejan darles la sorpresa...

-No es cierto- dice Fefe boca abierta- no se pueden casar...

-Romperemos con las leyes de las probabilidades, si es el caso- le sonríe Tom... y todos siguen extrañamente callados- Ustedes saben que yo deseaba esto desde hace mucho tiempo, con Matilda lo he encontrado, pude al fin sanar las heridas, olvidar los agravios y amarla sin temor a que mi historia me atormentara... le he pedido desde hace tiempo ya que se case conmigo, nuestros padres han aceptado y por supuesto que ella también

-Y ustedes son nuestros mejores amigos- les digo, sin dejar de mirar a Tom

-Felicidades- dice la voz trabada de Andreas, que en seguida se levanta a abrazarnos. Una oleada más salvaje de felicitaciones, lloriqueos, sonrisas nos caen encima, miles de buenos deseos, interrogantes sin fin...

-Ah- dice Tom metiendo las manos a sus bolsillos- olvide algo

-¿Que cosa?- le pregunta Gustav

-¿Traes eso que te di el otro día?- le dice preocupado

-Esta en el cajón de.... ya sabes donde- responde Gus captando algo que los demás desconocemos

-Voy por el- Gus extiende las llaves de su casa, Tom sin darnos una explicación sale del salón y todos hacen como que no ven nada. Pero yo definitivamente no entiendo lo que pasa

-¿Amor?- le digo ya cuando esta en la sala

-¿Que sucede?- me dice extendiéndome las manos

-Voy contigo- le sugiero

-No- me dice rápidamente- no tardaré, voy a regresar

-Pero Tom- me quejo- no quiero que te vayas

-Pero Mat- dice sonriente- voy aquí enfrente. No tardaré. Te amo

-Yo más Tom- le digo sin querer separarme de él

-No lo creo, preciosa- regresa y me da un beso, caminamos en reversa y caemos al sillón de la sala, sin preocuparnos porque tenemos como a 10 personas del otro lado, comenzamos a besarnos con intensidad... aunque después esos besos cambiaran a ser los más tiernos del mundo....

-Te amo tanto Tom- le digo acariciando su espalda

-Yo a ti- y se levanta dejándome despeinada y alborotada- Regresaré, te lo juro.

-Te esperaré- le dije y cerro la puerta sonriéndome.

Bill fue a buscarme, yo trate de disimular y lo acompañé de regreso al salón, donde todos me cuestionaban divertidos y emocionados como es que habíamos tomado esta decisión

-¿Tom fue a hacer la cosa esa o que?- pregunta de pronto Gis a Gustav que ve su reloj. Me hacen caer en cuenta de que hace mucho Tom debió haber regresado.

Camino por el pasillo sin responder preguntas cuando... veo algo muy extraño sobre el sillón donde estuvimos hace un rato...

Es una guitarra, pero no cualquiera... es su favorita. La Les Paul negra, acomodada en medio del sillón con... 5 cuerdas

-¿Tom?- pregunto esperanzada, pienso que nos juega una broma y ya está aquí

-¿Ya regreso?- escucho que dice Bill caminando a la sala

-No- le respondo riendo- pero creo que algo planea, mira- y le señalo la guitarra, el me sonríe con complicidad

-Seguro se está escondiendo- y saca su celular... le llama y esperamos que suene por algún rincón, pero no es así...

-Voy a buscarlo- digo de pronto y me acerco a las llaves

-Yo también- me sigue Bill, ambos con una sonrisa acordamos llamarnos en cuanto descubriéramos dónde estaba

Bill lo buscaría en los alrededores, yo fui a casa de Andy, al estudio, a casa de sus padres. Preguntando a la gente, nadie lo había visto y comenzaba a preocuparme. Su celular sonaba y sonaba y nunca contestaba

Llame a Bill y me dijo que el tampoco daba con su hermano, que seguro nos tendría planeadas más sorpresas, o por lo menos a mi. Una última noche loca, repitió con cizaña. Y ahí fue cuando la idea me llego

-Ya sé donde estás- celebre para mis adentros conduciendo a nuestro antiguo hogar, alabándome por traer siempre las llaves, por si las dudas.

Salude al portero, pregunte por Tom, me dijo que no había visto a nadie. Supuse que mi novio le había pedido guardar el secreto.

Subí escalón por escalón, llegue a la puerta y... la última vez que estuve ahí perdí a mis hijos. No pude evitar voltear a todos lados y sentir un escalofrío. Me apresure a abrir, cerré la puerta detrás de mi con todo y seguro. Respiré tranquila ya que estaba segura...

-¿Tom?- pregunte sonriendo- Ya sé que estas aquí- le dije

Algo me dice que él está en éste lugar, se puede sentir el calor...

Abro puerta por puerta, que raro que no este desnudo y cubierto de chocolate, y es cuando caigo en cuenta de que esta dentro del estudio, se escucha algo, no sé que...

Así que camino casi en puntas, giro el picaporte, me siento feliz de que voy a verlo...

-¡Tom!-...

1 comentario:

Fєffy K. ♥тн♥ dijo...

Si es lo que estoy pensando...
JURO ESTRANGULARTE CON MIS PROPIAS MANOS asdasdasd xD