Todos alguna vez estaremos Oliendo Pelusas.

¡Bienvenido seas alma perdida!

Anteriormente, hablando del año 2009, este espacio estaba dedicado a la publicación de sandeces, aka fan fiction de la banda alemana de poprockpunknoseque Tokio Hotel.

Sin embargo, después del tiempo que ha sucedido, la temática ha cambiado y, aunque en los archivos están aún esas sandeces, probablemente los escritos que aparecerán próximamente sean más de otros temas, que de la misma banda.

Éste sigue siendo su espacio, éstas siguen siendo sus letras, y esta siempre será la agonía de las palabras.


sábado, 7 de agosto de 2010

Capítulo CXXXIII – Hasta que mostraste tus alas


MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com

-Somos una bola de inútiles- dice Andreas probándose un traje, lo veo intrigada- Pues si ¿Porque cada quién se vino en su auto en lugar de venirnos todos juntos?

-Por que no te quiero regresar a tu casa- le dice Tom cargando su traje, ya comprado, solo el y Bill sabían como eran los trajes del otro

-Por eso te quiero amigo- se queja el androide haciéndole señas obscenas- y Tu Mat ¿Vas a ir como Dios te trajo al mundo o que? - me mira de manera lasciva

-Quisieras bebé- le sonrío con malicia- ¿Donde esta Javy?

-Esta ocupada poniéndose la ropa de nuevo- me dice mojándose los labios- tu sabes, los vestidores son muy amplios

-Claro, pero a mi siempre se me atoran los pies- le contesto aparentando estar desinteresada, cuando Fefe comenzó a hablarme, camino a donde su manita me llama

-Matilda ¡Eres una cochina!- me grita el pobre Andreas, titubeando y mejor parándose del lugar. Creo que Javy ya ha salido

-¿Te gusta este color?- Fefe me pregunta tímidamente

-Es un muy bonito verde- le digo tomando el vestido y el vuelo de éste

-No es verde Haru- me dice con obviedad- es calipso

-¿Azul?- pregunto intrigada

-No Haru, el calipso es color calipso, ni es azul ni es verde ni es morado ¡es calipso! Y nadie lo entiende- me dice decepcionada

-Pues el color calipso te queda muy bien- le digo sonriente,ella también me sonríe satisfecha y llama a una señorita para que le envuelva el vestido como un bello regalo.

Ya todos estábamos listos, Diana y yo, que somos madrinas, escogimos un vestido tal y como Zaybet lo quería.

Los días pasaron y pasaron, más rápido que el agua entre las manos, estábamos a pocas horas de entrar a la iglesia y en la casa no había espacio para nada. Los j's estaban con sus respectivas parejas desde hacia horas, mientras que nosotras estábamos que no podíamos de la emoción

-Ni siquiera nos dejo ver su vestido- me quejo cuando al fin el cierre del mio se ha podido subir

-No te quejes- me dice Dian divertida- seguramente es uno bonito, ya ves que ella tiene buen gusto

-Pues si, pero de todas maneras estos días fueron muy extraños para mi- le confieso

-Ya se a lo que te refieres, pero debes entender que ahora ella- me decía

-Esta casada y con dos hijas, tiene responsabilidades que antes no tenia- termine su frase

-Exacto- dijo sabiamente- sabes que ella no dejará de querernos por estar con Georg, además que nos veremos más seguido que cuando vivíamos en México

-Es distinto de todos modos- le digo suspirando

-Era el destino, ella tenia que robarme a mi hombre- dijo Kony parada en la puerta- así que iré a la iglesia a interrumpir esa boda

-ay ahá- le dice Zel empujándola- ¿Necesitan que les ayudemos en algo?

-No encanto, gracias- le responde Dian dándole un beso y sentándose en el banquillo para ser maquillada

-¿Vas a dejar que Haruka te maquille?- le dice Dalila haciendo gestos

-Pues claro- le dice Diana – Ella lo hace bien- les dice convencida

-Yo creo que Diana esta drogada- contesta Kony- déjame maquillarte, yo amo a esta mujer- le dice señalándome- pero no es muy buena en esto de la maquillada

-Bah- me quejo- regresense a México si no están felices con mis cosas- bromeo

-Nah, nos agrada ver como nos mandas a freír espárragos- ríe Zel- además que nos has tenido muy abandonadas y puros chismes nos llegan y nada de nada que nos dices que pasa

-Pues son chismes- les digo dejando la brocha que traía en las manos sobre la mesita del tocador, donde Kony ya maquillaba a Diana

-¿Y la maquillista?- pregunta de pronto Dalila- Se supone que para estos eventos grandes se usa a una maquillista

-Nosotras le dijimos a Zaybet que nos encargaríamos- les contesta Diana- es divertido hacer experimentos

-Pues vaya que te arriesgas dejando tu hermoso rostro bajo los garabatos de ella- le dice Kony mirándome y sacándome la lengua

-¿Donde esta Tom?- pregunto de pronto viendo por la ventana, ahora que lo pienso... no lo he visto en todo el día

-Lo deje muy cansado en mi habitación-me dice Dalila chocando las palmas y acomodándose según, el cierre de su vestido

-Quisieras golfa- le dije cruzando los brazos- No lo he visto en todo el día, ni siquiera sé como irá vestido

-¿Matilda?- pregunta Tom, parece que está en el piso de abajo. Me erizo de emoción y salgo del cuarto corriendo, bajando las escaleras de dos en dos, puedo escucharlo caminar hacia donde estoy yo y brinco a sus brazos

-Hola- le digo acurrucándome en sus brazos

-Hola- me responde tomándome de la cintura y haciéndome volar del suelo, se pone a darme unas vueltas y es cuando lo veo

-Tom ¿Que te hiciste?- pregunto emocionada

-¿No te gusta?- me dice bajándome del suelo

-Como no me va a gustar, es solo que no sabía que regresarías a ellas- le digo acariciando sus trencitas

-Ahora soy un jubilado con cuatro peinados distintos- me sonríe animado- ¿Es ese tu vestido?

-No, es mi pijama- y doy una vuelta riéndome- Obvio es mi vestido ¿Te agrada?

-Te va muy bien- me dice acomodándose el saco- Pero es muy no sé... ¿corto?

-No es cierto- le digo riendo - Tu te ves muy guapo

-¿Entonces te gusta mi chaque? - levanta una ceja- Me hace ver mucho mas sensual, seguro que robare todas las miradas

-Seguro galán- le dice Bill – Hola bella cuñada

-Hola hermoso cuñado- le digo y ambos besamos nuestras mejillas- los dos se ven muy guapos

-Y tus zapatos son invisibles- afirma Bill mirándome

-Y sus trajes son a su medida....- les digo extrañada

-Georg me dijo que no quería nada de ridiculeces- me dice Tom resignado- ¿Ya comieron?

-Hace horas- dice Diana bajando las escaleras, y se queda estupefacta mirando a los dos- Se ven tan guapos

-No más que tu- le dice Bill endiosado recibiéndola en sus brazos

-Ya van a empezar- me dice Tom en voz baja abrazándome

-Te ves muy guapo, me gusta tu traje tan grrr- le digo al oido

-Es un chaque mi amor- me dice riendo

-Lo que sea ¿Crees que tengamos tiempo de acá tu sabes?

-No- me contesta de inmediato- pero tal vez en un confesionario

-Ya vámonos pichoncitos- entra Gustav de pronto con todos los niños, las de Zay también – son las 8

-Tenemos una hora- le dice Gis- ¿Es mi idea o las hijas de Georg y ustedes se ven igual?

-Sí- contesta Andreas que va de la mano con Javy- ambas van de blanco, tienen detalles rojos, listoncitos rojos... aunque las niñas van de zapatos rojos y ustedes de blanco...

-El corte es distinto- le dice Javy

-Son blancos y cortos, eso es lo que importa- digo corriendo por mis zapatos. En unos segundos ya todos estábamos abordando las camionetas.

Tenía miedo, la verdad es que la antigua boda de Zay fue emocionante, pero esta comienza a romper con mis expectativas. Todos estamos muy quietos, se que tratamos de respirar con tranquilidad. Los trajes de los padrinos son bellos, entallados y con sus chalequitos y corbatas rojas. Se ven muy guapos, en cambio nosotras vamos en unas zapatillas enormes con riesgo de matarnos, vestidos blancos con algunos detalles rojos, y cortos. Son parecidos a los de las pajes, Allison y Melissa, con sus zapatitos rojos se ven tan, no sé.... esta todo tan blanco y tan rojo que me da algo extraño. Las bebés, Amelie, Ann y Pamela también van de blanco con rojo, aunque su vestido es distinto, muy cándido, adecuado para su edad...en cuanto al pequeño Luka, vaya que el robara cámara, su trajesito tan de él, tan pequeño con su chaleco y su corbata rojo profundo...

Al fin llegamos a la iglesia, y todos nos vemos, entre el staff hay variaciones de colores, sin embargo nosotros parecemos una escuela de algo ya que todos venimos en detalles rojos, blancos, elegantes y finamente escogidos por los novios. Pasamos a la iglesia donde nos acomodamos, saludamos a algunas personas cuando se escucha la marcha, se me eriza la piel, y me doy cuenta de lo nervioso que esta Geo, no queria verlo, sabía que contagiaría sus nervios...sin embargo me dio mucho orgullo verlo así, con su cabello tan bien peinado su chaque tan, no sé. Lo hacía verse mejor que nunca, igual trae detalles rojos... pero lo que definitivamente nadie trae igual que el es su sonrisa...

Primero aparecen en escena las pequeñas Allison y Melissa, con bellas canastas aventando pétalos, blancos y rojos... ellas felices de la vida le sonríen a todos los que en la iglesia estamos, a pesar de que esta llena, somos pocos los amigos o la familia, el staff, la gente de seguridad y sus familias son mayoría, pero esta bien... un Tokio no se casa todos los días... además de que toda la prensa esta afuera y han ideado excelentes planes para nuestra seguridad y la escapada...

Y ahí viene, Zaybet del brazo de su hermano, ella sonríe, pensé en ver su cabello rojo, sin embargo veo que regreso a su color natural, rubio oscuro, sus pecas se ven tan encantadoras bajo sus ojos y también en sus hombros. El vestido parece hecho por... no sé... tan suave y tan hecho a su medida, de un blanco impecable, y también de un rojo pasión en el borde, con un listón rojo y un moño en la parte trasera, tacones rojos asesinos... su piel brilla...

Besa a su hermano y después se acerca a Geo que la recibe encantado en el altar, se escucha la vocecita de Amelie pidiendo por su mamá, Andreas trata de calmarla... y la ceremonia comienza, pasan los distintos padrinos, las arras van por la mamá de Hagen, los anillos por el hermano de Zay y el lazo por un matrimonio más que excepcional y conejo, los Schäfer que les regalan miradas llenas de ternura.

Al momento del “Alguien se opone a esta unión” busco a Kony, al ubicarla me ve con una sonrisa llena de maldad, pero no, ella es incapaz de hacer eso. Al final se dieron el clásico beso y ya Tom me palmeaba la espalda para que dejara de llorar. Así que salimos todos detrás de la pareja. Como las personas que estábamos ahí teníamos distintas nacionalidades, se llevaron algunas de las tradiciones ahí mismo, entre ellas el famoso arroz, que compartimos alemanes y mexicanos.

Las fotos no se hicieron esperar, y fue cuando al fin pude acercarme a Zay para decirle lo bella que se veía, ella solo sonreía, ahora recuerdo que jamás se ha considerado del grupo de las bonitas. Así que Geo se encargo de repetírselo una y otra vez. La fiesta se realizo en un jardín.... el lugar era mágico rodeado de velas por todos lados, de colores rojo y blanco, pétalos de rosas rojas y ramos de rosas blancas adornaban el lugar, las carpas eran blancas, pero los detalles variaban entre éste y el rojo. Había un enorme pastel al centro que también tenía esos colores, cortesía de la familia de Gisela, lo que aseguraba un excelente postre. Comenzaron a servir el vino, parte de Gustav y gusto de Gisela, según ella terminaríamos muertos cuando menos lo esperáramos, cientos de Chateau Maurac, dulce y empalagoso.

Primero, bailo la novia, sola en medio de la pista mientras todos la veíamos bailar dando giros llenos de delicadeza, paso su hermano y las cosas se pusieron bellas, después la suegra paso con Geo, Aurora cayó en brazos de su hijo mientras que la madre de Moritz fue a dar a los brazos de su único bebé. Esto de las tradiciones alemanas es genial, parece todo una hermosa coreografía, al final, vino el vals entre los novios, con sus manos entrelazadas, sus cuerpos juntos, las miradas atentas en las del otro, esas sonrisas que dejaban a todos en silencio, ya estaban más que casados y se veían mucho más que felices, hasta me daba un poco de envidia.

-Y esta es la parte cursi en la que Georg llora- dice Tom en mi oido

-Shhh- lo callo- ¿Cuando es hora de que todos bailemos?- pregunto a todos ahi en la mesa, nos vemos tan lelos sin parpadear

-Yo creo que ya- responde Andreas... para nuestra mala suerte le ha entrado duro a la botella- ¡Georg, danos espacio para mover el bote!- grita y todos los de la mesa queremos que nos trague la tierra, sin embargo Georg le sonríe y nos hace señas de que vayamos con él...

Así es como comienza todo, los bailes en la boda, las bromas, la deliciosa cena con platillos de nombre impronunciable, seguimos en el brindis y al fin hay una víbora de la mar digna de un premio, y llega la hora del ramo...

Todas nos acomodamos muy juntitas, a pesar de que Diana y yo sabíamos que éramos las siguientes, fuimos para hacerla más de emoción. El club de fans se peleaba por estar al frente... y al fin lo lanzó... entre caídas al suelo, peleas por el ramito, termino en las manos de Javy, quién volteo a ver a Andreas emocionada y él abrazó a Bill más que extasiado...

Los niños se fueron hace poco tiempo, todos cayeron dormidos después de tanto baile por parte de los padrinos, Gustav y Gisela decidieron irse con ellos, admitieron estar muy cansados y la verdad era que bailaron todo el tiempo, la gente comenzó a irse, hasta que, como siempre, los niños sin amor éramos los únicos en el lugar

-Andreas tiene un problema con el alcohol- dice Tom- siempre cae muerto, debemos alejarlo de él

-¿Donde esta ese mala copa?- pregunta Kony

-Yo lo llevaré a su casa- dice Fefe, y también a los J's, creo que también se les subió el alcohol

-Vete con cuidado- les digo y se despiden, o medio lo hacen, efusivos y con los mejores deseos para Zay

-Otra vez nos quedamos solos- dice Tom- como siempre solo los buena onda de la banda, ah y tus amigas- dice aparentando asco por el club de fans

-Quisieras para un rato rubio mal hecho- le contesta Zel bebiendo- yo creo que ya ¿no? Hasta las flores ya se marchitaron

-Y las velas están por causar un incendio forestal-dice Kony poniéndose el abrigo- ¿Se quedarán un rato más?

-Nosotros- comienza Geo- ya saben...

-Sí, esta bien – contesta Diana y voltea a verme- ¿Nos veremos en estos días?

-Claro- contesta Zay- vayanse con cuidado

Y se fueron, una limosina lujosamente blanca y asquerosamente hermosa los llevo a su hotel por esta noche...

-¿Dejaste todo preparado?-le pregunto a Tom

-Por supuesto- me dice caminando a mi lado, nosotros también ya nos íbamos- Seguro que jamás olvidarán esta noche

-Te lo aseguro cuñado- le contesta Dian

-¿Y ahora nosotras que haremos con esta bola de aburridos? - escucho que pregunta Dalila a Zeltzin

-También tenemos sorpresas para ellos- le contesta Kony- Y no son de esas buenas...

-No te preocupes- me dice Tom- Las que se llevarán la sorpresa serán ellas...

Y le sonrío, creo que nos estamos tomando muy a la ligera esto, o solo soy yo con mi cursi mente que quisiera sentir más... fuera de lo que pasará esta noche, las cosas están extrañas, muy aceleradas, o quizá solo es que el tiempo nos esta llegando...

[Y la amada novia nos deja los trajes que me han dado dolor de cabeza xD, espero los disfruten y que no tengan como yo problemas con sus pantallas y se vean bien xD! Besos]

Los novios













Los padrinos





Los niños (El vestido sin mangas lo usan Melissa y Allison, el que tiene el gran listón en la cintura, Amelie, Ann y Pamela) y el bebé Schäfer (¿No es lindo él? xD)






1 comentario:

Koney Love ♥ dijo...

& No me opuse... me he decepcionado de mi misma xD!

Hermoso capítulo galleta. Muy bueno <3!